El Eurogrupo desbloquea 8.500 millones de euros del rescate para Grecia

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, el Eurogrupo, han llegado a un acuerdo que da luz verde al desembolso para Grecia de un nuevo tramo de ayuda de 8.500 millones de euros de su rescate. 

Atenas, sus acreedores europeos -Comisión Europea, Banco Central Europeo y Mecanismo Europeo de Estabilidad- y el Fondo Monetario Internacional pusieron durante la reunión celebrada en Luxemburgo fin al bloqueo para cerrar la segunda revisión del rescate heleno, que lleva casi ocho meses estancada.

Ese dinero permitirá al país cumplir con el desembolso de 7.400 millones de euros que afronta en julio, de los que 5.600 millones se destinarán a vencimientos de deuda y el resto a pagos atrasados.

"Me complace anunciar que hemos llegado a un acuerdo en todos los elementos clave: condicionalidad, estrategia de deuda de cara al futuro y la participación del FMI", ha dicho el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en una rueda de prensa al término de la reunión.

El también ministro de Finanzas holandés en funciones ha explicado que las instituciones han validado la implementación de las medidas exigidas a Atenas. También han especificado más las medidas de alivio de deuda a medio plazo que acordaron conceder a Grecia al término de su programa de rescate, tal como pedía el FMI.

"Como resultado del acuerdo propondré al directorio ejecutivo del FMI que apruebe en principio un nuevo acuerdo cautelar de apoyo a Grecia", ha dicho la directora gerente de esta institución, Christine Lagarde, que ha participado en la reunión.

El acuerdo podría poner a disposición del país 2.000 millones de dólares, ha precisado Lagarde, quien añadió que iniciará el proceso para que el Fondo apruebe este pacto en las próximas 24 horas y espera completar el proceso antes del 27 de julio.


Sin embargo, este acuerdo en principio supone que el Fondo condiciona su participación a que se dé aún más claridad sobre las medidas de alivio de deuda de forma que la institución sepa con exactitud cuál será el montante de alivio de la carga concedido a Grecia al término del programa y pueda evaluar la sostenibilidad de la deuda a largo plazo, hasta 2060.

"Ha habido progresos claros pero el FMI considera que hay que hacer más y que claramente los socios necesitan más tiempo para concluir el proceso de identificar las medidas de deuda", ha dicho Lagarde. Ha señalado también que espera que este proceso de identificación concluya "pronto".

Por el momento, el Eurogrupo asegura que está dispuesto a extender los vencimientos medios de los préstamos a Grecia. También alargar la prórroga en el pago de los intereses hasta en 15 años. Además de a implementar un programa que vincule el ritmo de la devolución de los préstamos al crecimiento del país.

"Si hay más crecimiento, entonces las devoluciones de los préstamos pueden hacerse rápido, si es más lento, se podrían implementar más prórrogas para los intereses", ha dicho Dijsselbloem.

El holandés ha precisado, sin embargo, que no será hasta el fin del rescate cuando se aplique este programa y se calibren las necesidades de reestructuración de la deuda griega.

Lagarde ha admitido que "nadie piensa que esta sea la mejor solución", pero ha destacado que el acuerdo "ha evitado una crisis financiera".

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ha considerado que el acuerdo "es más que merecido", y destacó el "esfuerzo inédito" del Gobierno griego para cumplir las condiciones.

En cuanto a los próximos pasos, Grecia recibirá un primer pago de 7.700 millones de euros en julio, una vez que aquellos países que necesitan validar el acuerdo en sus parlamentos nacionales hayan recibido el visto bueno, y un segundo de 800 millones de euros después del verano.

Esto debería permitirle cumplir con sus obligaciones en los próximos meses, según las instituciones.