Histórico del próximo rival del Tenerife, el Sevilla Ath

El CD Tenerife buscará prolongar su buena racha a domicilio ante el Sevilla Atlético. Los blanquiazules, no en vano, han sumado dos triunfos y dos empates en tierras andaluzas, balance que se confía en mejorar aún más este fin de semana. Los cuatro antecedentes se dieron en Segunda.

El conjunto blanquiazul ha sumado dos triunfos y dos empates en competición liguera frente al filial hispalense   

La última visita a la capital hispalense la encontramos el 28 de enero de 2017 y el duelo acabó sin goles. José Luis Martí alineó aquella tarde a Dani Hernández; Raúl Cámara, Jorge, Germán, Camille; Alberto, Aitor Sanz; Suso (Omar Perdomo, 68’), Cristo (Lozano, 52’), Aarón; Amath (Tyronne, 80’).

La primera ocasión en la que se enfrentaron sendas formaciones fue en abril de 1963, en la que el representativo venció por 1-2 en el Sánchez Pizjuán. Los insulares se fueron al descanso venciendo por 0-2, pero el filial sevillista despertó recortando distancias al inicio de los segundos 45 minutos. La gran actuación de Justo Gilberto, autor de los dos tantos, se vio complementada por el partido de Juan Padrón, que le asistió en los dos aciertos.

El segundo compromiso entre sevillistas y tinerfeñistas data del 26 de agosto de 2007, coincidiendo con la primera jornada de la temporada 07-08. El resultado final fue de empate a un gol, adelantándose el filial a los 30 minutos con un gol de Pablo Sánchez de penalti e igualando el grupo de José Luis Oltra en el 70 merced al tanto de Nino.

Al CD Tenerife se le da muy bien el Sevilla Atlético en la capital hispalense

Y la penúltima presencia se dio el 30 de mayo de 2009 y concluyó con un claro 0-4. Los visitantes dirigidos entonces también por José Luis Oltra formaron aquella tarde con Sergio Aragoneses; Cendrós, Clavero, Sicilia, Culebras; Richi, Ricardo (Óscar Pérez, 82’), Kome (Ángel, 69’), Juanlu; Alfaro (Ayoze, 61’) y Nino.

Alejandro Alfaro abrió la cuenta a los diez minutos. Nino puso el segundo antes de la media hora y seguidamente Kome aumentó la cuenta. Al inicio de la segunda mitad Nino cerraba la goleada. Ese contundente resultado acercaba a los tinerfeñistas al objetico del ascenso a Primera, que se conseguiría semanas más tarde en Girona.