Histórico del próximo rival del Tenerife, el Granada

El Granada ha sido un rival históricamente complicado para los intereses del CD Tenerife. La entidad insular ha visitado en 16 ocasiones al cuadro rojillo y el balance no resulta favorable. El representativo sólo ha sido capaz de ganar en una ocasión y de empatar en otra. El Granada se ha quedado con la victoria en 14 oportunidades.

Granada, un rival históricamente complicado para los blanquiazules

El último enfrentamiento del CD Tenerife con el Granada tuvo lugar en la temporada 2010/2011, en el marco de la Segunda División. El equipo dirigido por aquel entonces por David Amaral cayó derrotado en Los Cármenes por 2-1.

En el partido celebrado el 1 de mayo de 2001, el conjunto blanquiazul se adelantó en el marcador a través de Pablo Sicilia, pero vio como los andaluces terminaron remontando merced a los tantos de Ighalo y David Prieto, en propia puerta. La expulsión de Melli en el minuto 59' marcó el transcurso del encuentro. Esa campaña, los tinerfeñistas sufrieron el descenso de categoría, mientras que los granadinos lograrían su retorno a la élite.

La anterior coincidencia data el 6 de marzo de 1988 cuando ambos militaban en Segunda División, una campaña en la que el CD Tenerife concluyó duodécimo y en la que el Granada descendía.

En aquel curso, los granadinos vencieron por 1-0 al representativo. Un gol de Manolo sentenció la contienda. Era la novena vez que el CD Tenerife cedía ante el Granada por la mínima diferencia.

El CD Tenerife sólo ha podido ganar en una ocasión en Los Cármenes

Ambos equipos se han visto las caras siempre en Segunda División, salvo en el curso 86-87, cuando lo hicieron en Segunda División B. En todas las citas ha habido goles, salvo en la 62-63 que concluyó con empate a cero. Fue la única vez que el CD Tenerife igualó en Los Cármenes.

Y la única victoria se firmó un 12 de enero de 1964. El CD Tenerife venció por 0-1 con gol de Paquillo, triunfo muy meritorio teniendo en cuenta que jugó prácticamente con diez todo el partido después de que Padrón, capitán de los insulares, se lesionara. Aquella tarde, el representativo formó con Grisaleña; Álvaro, Molina, Martínez, Padrón, Borredá, Paquillo, Gilberto, José Juan, Santi y José M. Padrón.