Hacer deporte en las instalaciones de la comunidad también está prohibido

El aislamiento debido al estado de alarma por el COVID-19 también afecta a las zonas comunes de las urbanizaciones, lo que significa que queda prohibido hacer deporte o pasear por estos lugares ya que la prohibición afecta a la salida del domicilio, no de la comunidad de propietarios. Por ello, el uso de los elementos comunes para actividades deportivas o de
paseo o reuniones está afectado por el Decreto, de la misma manera que está prohibido el acceso de niños a zonas recreativas. La limitación se extiende también a las zonas comunes de una comunidad de propietarios.
El uso de dichas instalaciones queda suspendido debiendo el presidente de la comunidad comunicar, como representante de la comunidad, la orden de cierre en virtud del Real Decreto, pudiendo advertir que el incumplimiento será comunicado a las autoridades competentes para la imposición de las oportunas sanciones a los infractores.
Esta prohibición se da en base al Real Decreto según el cuál durante la vigencia del estado de alarma las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público para la realización de las siguientes actividades: Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad. Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.
Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial. Retorno al lugar de residencia habitual. Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables. Desplazamiento a entidades financieras y de seguros. Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad. Cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada.

Más dudas

Cada semana AtlánticoHoy te irá compartiendo las cuestiones más realizadas al Colegio de Administradores de Fincas.