Vacunación / ARCHIVO

El Gobierno de Canarias podría obligar a vacunarse a los empleados públicos

Tubigú

El Gobierno canario se plantea obligar a vacunarse a los empleados públicos de servicios esenciales. Será a los que rechazarían ser vacunados frente a la covid-19, siempre que la ley lo permita, al estimar que "el negacionismo es injusto y un peligro para la colectividad".

Así lo ha asegurado en rueda de prensa este lunes el presidente canario, Ángel Víctor Torres,  respecto al 1% de la población diana de las islas que no se ha vacunado. Un colectivo que, en cualquier caso, es complejo de cifrar porque a lo largo de la campaña se va constatando "cómo personas mayores que no se habían animado, sin rechazarlo, se están vacunando ahora".

Mayores de 60 años acuden al llamamiento

Según han confirmado a Efe fuentes de la Consejería regional de Sanidad, así hicieron este fin de semana mayores de 60 años que acudieron al llamamiento sin cita que se hizo a los mayores de 16 años.

Sobre este asunto, Torres ha destacado que después de que el Gobierno de Canarias actualizara los niveles de alerta covid del archipiélago el jueves, cerca de 70.000 personas se descargaron el certificado verde de vacunación. Este un documento que "obliga a estar vacunado para acceder a determinados espacios que entrañan riesgo".

Sin obligación a la ciudadanía

"No puede obligarse a la ciudadanía a la vacunación, distinto es los funcionarios de distintos cuerpos, que el Gobierno está estudiando esa posibilidad porque la mayoría no puede pagar la inconsciencia de quien, apelando a su libertad individual, no lo quiera hacer", explicó recordando las medidas anunciadas por el presidente francés, Emmanuel Macron, contra los negacionistas.

Sobre los datos epidemiológicos del archipiélago, Torres ha avanzado que los correspondientes a este lunes serán "muy semejantes" al mismo día de la semana anterior.

Doblegar la curva de contagios

El presidente canario ha recalcado que si esta tendencia prosigue en los próximos días "podríamos estar hablando de un incremento porcentual con respecto a semanas anteriores, que haría prever, como ya ha avanzado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que podríamos empezar a doblegar la curva".

Torres ha confiado en que las limitaciones para acceder a establecimientos hosteleros y al interior de otros espacios a las personas que no presenten su pasaporte covid no se traduzcan en denuncias. Espera que "impere el sentido común" porque se han aprobado con el único objetivo de tratar de frenar la propagación de la pandemia.

De igual forma, el presidente regional mantiene su confianza en que el Tribunal Supremo tenga en cuenta en su pronunciamiento de esta semana el informe de su Fiscalía que, a su juicio, "avala el toque de queda". Una medida que la Administraciones autonómica pretenden aplicar en los municipios canarios donde los contagios se han desatado en esta quinta ola de la pandemia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ÚLTIMAS NOTICIAS