El Gobierno mantendrá la toma de temperatura cuando elimine la cuarentena a viajeros

El Gobierno mantendrá medidas de control, como la toma de temperatura, la cumplimentación de cuestionarios o la monitorización de las personas que entren a través de los aeropuertos y puertos, aunque elimine la obligatoriedad de guardar cuarentena a los ciudadanos que lleguen a España a partir del mes de julio.

Los ministros de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y la ministra de Industria, Reyes Maroto, han mantenido este miércoles una videoconferencia con empresarios del sector, en la que también ha participado el secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), Zurab Pololikashvili, ha informado el Ministerio de Transportes.

Los ministros han dicho que el objetivo de abrir España al turismo a partir del 1 de julio, que anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado sábado, es posible en un marco de seguridad sanitaria.

Han explicado que, durante las semanas que restan para esa fecha, el Gobierno irá dando los pasos necesarios para levantar las restricciones a la movilidad y la ocupación en los medios de transporte, y que trabaja con varios escenarios. Entre ellos:

  • Levantar las fronteras intraeuropeas
  • La eliminación de la obligatoriedad de guardar cuarentena a los viajeros que vengan a España
  • Medidas de control (toma de temperatura, cuestionarios, monitorización de las personas que entren a través de aeropuertos y puertos)
  • Se estudia abrir más puntos de entrada designados tanto en aeropuertos como en puertos españoles
  • Asimismo, se contempla poner en marcha una experiencia piloto de rutas seguras antes de levantar las restricciones en las fronteras a ciudadanos del espacio Schengen, manteniendo medidas de control sanitario que eviten riesgos de rebrote de casos de coronavirus.
  • También se valorará la implantación de rutas seguras para terceros países, siempre que tengan el mismo nivel de seguridad sanitaria y se establezcan acuerdos de reciprocidad.
  • Las actuaciones se llevarán a cabo bajo una serie de premisas, entre las que están que los datos epidemiológicos avalen la apertura tanto de la movilidad entre nacionales como de las fronteras a ciudadanos comunitarios y, en su caso, de terceros países.
  • Las medidas de apertura se coordinarán con los Estados miembros de la Unión Europea (UE) en términos de protocolos de seguridad estandarizados tanto en materia sanitaria como de toda la cadena turística.
  • Por otra parte, el Ministerio de Transporte va a trasladar a una regulación que el Ministerio ya está elaborando las recomendaciones que ha hecho la Agencia de Seguridad Aérea y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades.

Las medidas se aplicarán tanto a Aena como a los gestores privados de tráfico civil, así como a las aerolíneas y a los operadores de aeronaves y pasajeros dentro del territorio nacional, y la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) supervisará que todos los operadores cumplan las medidas.

Aena ya ha puesto en marcha un plan de recuperación operativa que se aplicará en dos fases: una primera mientras dure la pandemia y otra a continuación.

En la primera fase, se aplicarán medidas para garantizar la seguridad de las instalaciones a través de actuaciones de limpieza, desinfección, señalización, instalación de mamparas informativas, megafonía e información en la web y redes sociales de Aena.

También se limitan en esta fase los accesos de los acompañantes a las terminales, se potenciará la facturación 'on line', se adaptarán los controles de seguridad, se readaptarán los procesos de recogida de maletas, tránsito de tripulaciones, apertura de locales comerciales, de aparcamientos, y operaciones de embarque y desembarque.

Además, se coordinarán con la autoridad sanitaria todas las medidas de control de pasajeros en esta primera fase, mientras que en la segunda se llevarán a cabo inversiones de desarrollo tecnológico e infraestructuras que permitan la aplicación de medidas permanentes de distanciamiento físico.

España recibe en total, no sólo por los aeropuertos, 83 millones de turistas anuales y el turismo supone el 12,3 % del producto interior bruto (PIB) y genera más de 2,6 millones de empleos.