Uva forastera gomera, con 400 años y como una "puncha"

La uva forastera habla en primera persona. Así va a ser en este artículo.

"La causa de mi particularidad radica no tanto en una acumulación de mutaciones desde el comienzo de la viticultura gomera como por los sucesivos episodios de cruces o hibridaciones naturales en viñedos ancestrales. O ambos procesos a la vez.

Los estudiosos resaltan mi especial singularidad y riqueza varietal y de las vides originales del Archipiélago, más aún de La Gomera.

La explicación entronca con el hecho de que no estuve expuesta a la plaga de la filoxera que azotó los viñedos continentales, junto a la evolución aislada de cultivos en unas concretas condiciones geográficas y climáticas. Por ello, en las Islas se han mantenido los viñedos más antiguos del Viejo Continente.

Image

Déjenme recordar que los viñedos gomeros actuales son el resultado de la acumulación de mutaciones al azar, más la hibridación natural y humana, así como la introducción de nuevas variedades a lo largo de cuatro siglos.

Al no registrarse ninguna erupción volcánica dentro de la serie histórica, se calcula que nuestras vides actuales datan del año 1450, momento en el que llegaron a tierra gomera. Fíjense que las cepas han estado expuesta a múltiples fenómenos y han evolucionado de forma lenta, pero persistente” una circunstancia que las ha convertido en únicas.

La causa de esta originalidad estaría en el cruce entre hermanos con una carga genética muy similar, pero también con mínimas diferencias.

 

Sin pavoneos, soy fruta que se precia de dar vinos de color amarillo, pajizos o dorados, que destacan por sus aromas florales y que resultan persistentes y muy agradables en boca.

Image

Estoy adaptada y soy predominante (90% de las 122 hectáreas de viñedo existente), y los viticultores optan cada vez más por plantarme cuando tienen que reponer viñedo o a la hora de crearlos. Mi futuro parece más que asegurado.

Aunque existan más de diez mil variedades de uva en el mundo, el 90% de los vinos se elaboran con apenas veinte. Mi singularidad, entonces, resulta aprovechable para vinificar referencias de enorme calidad y tipicidad.

 

¡Un brindis por la forastera! "

(*) "Caracterización de los genotipos de vitis vinífera de la Isla de La Gomera y representantes del sector", financiado por el Cabildo y encargado por el Consejo Regulador de la Isla al grupo de Investigación de Tecnología Enológica (Tenecnol) de la Universidad de Rovira il Virgili de Tarragona.