A los alimentos también vamos a mirarlos con lupa

¡Sal! ¡Monelosis! Empecemos en clave de humor –fundamental en dosis esenciales frente a estos momentos realmente duros para todos-as- con una intoxicación alimentaria que es de las más comunes y la conveniente que es mantenerla a raya.

El preámbulo viene a propósito de una de las preguntas que la ciudadanía se está formulando estos días entre otras tantas y es si el coronavirus puede transmitirse a través de los alimentos que consumimos. El veterinario y especialista en Seguridad Alimentaria Pablo Varona aclara conceptos. (Sigue el ENLACE de intervención de radio)
.

El experto, a fin de cuentas, viene a reafirmar básicamente que no se transmite pero, eso sí, esos alimentos, como toda superficie, potencialmente pueden concentrar focos de microorganismos, por lo que hay que extremar las precauciones e higiene y más en esta situación de alarma.
Razones científicas y muy ligadas al sentido común, por tanto.

Las advertencias acerca de la ingestión de alimentos proclives a contaminarse por cualquier causa pasa de nuevo por ese cuidado extremo en el que aparece la figura reiterativa del lavado de las manos.

Limpieza profunda de los alimentos y también los utensilios con los que vamos a comer. Bacterias que citábamos al inicio como las del género salmonella –que nos sirve de ejemplo con molestos trastornos gastrointestinales- aguardan ‘agazapadas’ para noquear a consumidores que bajan la guardia y dejan de observar normas sencillas a poner en práctica. Para qué decir que la precaución ante el Covid-19 no se debe escatimar en esfuerzos personales y de toda la familia.

Consultar en internet es práctico particularmente en los servicios de salud de la Comunidad Autónoma que se encargan, cada temporada, de refrescar los “decálogos” para alejar efectos no deseados que, en algunos casos, podrían derivar en cuadros severos. No sólo la adquisición sino la correcta conservación de los géneros resulta importantísima, así como la manipulación de los mismos en casa.

Durante estos días de confinamiento, me afirman algunos expertos en seguridad alimentaria, hemos de incorporar en los hábitos teniendo muy en cuenta todos los detalles de prevención. Enfoquen en su mente. Pescados,… mariscos, piezas de queso, cortes de fruta que quedan en la nevera: escruten bien la textura de la verdura, las manzanas,…”.

https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/3/21/18/74EVH51DOXHXM2KDAJN6FSU6OMPHFUSD/4WK4ZEYU4VHAB3WP.jpg

El quid también radica en la cadena de frío. El consumidor confinado en su casa debe respetar, aparte del correcto cerramiento, que cada uno de los alimentos se atengan a un movimiento “cero”; es decir, que sólo se empleará para que vaya de la nevera a la mesa de la familia. En este sentido, tenemos que estar ojo avizor, siempre, claro, pero ahora más que nunca.

Otro de los “trucos” a tener en cuenta es que tomemos la ingestión de alimentos como si de una cata se tratase, con sus fases visual, olfativa y gustativa. ¡Visualicen: el pescado, agallas brillantes, ojos sin nubes, escamas completas sin calvas; unos camarones sospechosos, un filete… Ahora a trabajar la nariz. A detectar “vapores” desagradables que andan por ahí escondidos pero que estar-están.
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/3/21/18/74EVH51DOXHXM2KDAJN6FSU6OMPHFUSD/LY6GJ20GQ5RQ4L6B.jpg
Incluso incrustados en el hielo (agua contaminada) que recubre una jarra de cerveza ‘olvidada’ en el congelador. 
No digamos ya el gusto y lo que éste puede localizar para evitarnos un infortunio para la salud. A la más mínima sospecha, devolver el plato; ah, y ya puede estar todo perfectamente en regla que si no nos lavamos las manos antes de sentarnos a la mesa pues,… que estamos en las mismas. 

Por cierto, ya que la situación tiene pinta de que se va a prolongar, hagamos también ‘inventario’. Esto es: que estemos pendientes de lo más perecedero para hacernos recetas sencillas con lo que urge consumir y no perderlo en la basura.

Junto a estas guías para entender mejor que tenemos que cuidarnos también en este aspecto, desde el Grupo AtlánticoHoy también reiteramos la conveniencia de acudir al abasto más cercano con las medidas de seguridad pertinentes y manteniendo la distancia social de al menos dos metros pero, eso sí: hacer la compra con toda la ligereza posible y no entretenernos; llevar una lista para evitar el máximo tiempo de exposición. Todos estos actos se unen a los de máxima responsabilidad personal y cívica en momentos en los que todos-as #NosQuedamosenCasa para destruir al ‘mal bicho’.
Consejos de la experta Gabriela Brieba en Con Cúrcuma Radio. Sigue el ENLACE
Consejos de Energilim (productos de limpieza profesional y maquinaria para hostelería) en Con Cúrcuma Radio. Sigue el ENLACE
#NosQuedamosenCasa