Plancton, aderezo de increíble sabor a mar en los platos

Saborizantes extraídos de la naturaleza. Métodos físicos como la extracción, destilación o concentración permiten que se pongan al servicio no sólo de los cocineros profesionales, sino de “cocinillas”. Ángel León ha confeccionado durante años en Aponiente un risotto andaluz que ha sido célebre en la alta cocina mundial.

El “chef del mar” (Cádiz), anunció en un lejano Congreso San Sebastián Gastronomika que el plancton marino estaba listo y autorizado para el consumo humano. Después de años de investigación y, no poco esfuerzo en el mar y en los laboratorios, las exploraciones culminaron en la incorporación definitiva a la mesa cotidiana.

https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/5/28/10/XSIKVW8XG0HN836GSYKR4C9P3P2J26YZ/765UOVP1C8BV6WQP.jpg

Rissoto de Aponiente, un plato emblemático en el restaurante gaditano | Francisco Belín

Las microalgas de las que se compone este aderezo –imaginen un arrocito- son ricas en vitaminas, antioxidantes, ácidos grasos omega 3, minerales y en diversos compuestos funcionales. Compendio de elementos que hacen que la puesta en escena en el ámbito de la cocina esté más que justificado.
Se sumó a los alimentos aprobados de la Unión Europea, dentro del listado de Novel Food (Nuevos Alimentos), sin antecedentes de un consumo significativo anterior al 15 de mayo de 1997 y que garantiza la seguridad nutricional al comensal.
Hoy se comercializa el denominado plancton marino liofilizado, ingrediente que además de proporcionar un increíble sabor a mar a los platos, comporta no pocos beneficios a la salud.