Un chef planta su papayo: todo “Premium” desde principio a fin

Nacho Solana, Alberto González Margallo, Luis González, Curro Palomares, Orlando Ortega… además de representantes de El Corte Inglés, plantaron su árbol frutal y estamparon la rúbrica que será visible al pie de cada uno, aceptando la invitación de Gourmet Papaya Premium para una iniciativa inaugurada a principios de mes por Braulio Simancas.

Image

Erika Sanz y Nacho Solana | Papaya Premium

“Los ves, lo vives; afianzas los lazos de unión con la tierra y con un fruto que luego vas a consumir con mucho orgullo”. Así manifestaba sus sensaciones el jefe de cocina Nacho Solana (Solana, Sqina, CuC, Santa Cruz) que emuló junto a su esposa y sumiller Erika Sanz llevó a la práctica a principios de noviembre Braulio Simancas (Las Aguas, Bahía del Duque, Costa Adeje) en la finca de Papaya Premium en La Punta.

Cerquita del mar, Solana y Simancas iban acompañados por sus respectivas familias en un rato más emotivo aún por esa conexión de las personas y el terruño de donde nacen estas piezas de alta calidad. “Qué buena idea –indica el primero- conectar al cocinero y al proveedor desde donde comienza todo y conocer de cerca un proceso tan mágico”.

“Alucinante en realidad –destacó de la experiencia Luis González (Enyesque, Santa Úrsula)-; fabuloso el hecho ya no solo de la emotividad de una acción de por sí tan emotiva, sino todas las explicaciones del seguimiento desde que se planta hasta que llega la papaya al chef y finalmente al comensal”; en la misma línea se expresaron María Pérez y Curro Palomares (Cumai, La Orotava): “ha sido entrañable –subrayó la responsable de la sala del espacio culinario-. Plantar con Curro el frutal ha sido una experiencia que nos ha encantado”.

Image

Alberto González Margallo firmando | PPremium

Precisamente María Pérez hacía hincapié en algo que ha sido el denominador común en esta serie de Papaya Premium: el cariño con el que se ha desplegado algo tan primario como “cultivar el sustento”, aunque en esta finca luego todo se lleve a cabo con las máximas cotas de seguridad y control. 

Así, los cocineros fijaron esas raíces de su propio árbol que manará la fruta exótica de excelencia ante la presencia, entre otros, del gerente de Gourmet Papaya Premium, Daniel Hernández. Después de afianzar lo que será un frutal de considerables dimensiones, además de regarlo oportunamente, los chefs firmaron la correspondiente pizarra. Ésta, en el Departamento de Diseño, adopta la forma de la placa original con la rúbrica y la fecha de puño y letra.

Image

Simancas afirmaba en aquel estreno de la idea: “formidable iniciativa que pone en contacto y en valor los vínculos que deben reforzar los agricultores, ganaderos y pescaderos y aquellos que oficiamos en las cocinas profesionales”.

Todos los cocineros coincidieron en resaltar las cualidades para la variedad, Sweet Mary, con unas cualidades organolépticas que la convierten en una aliada también para la línea salada. “Yo los platos los identifico con la marca y es que el caché recae en ella y en mi mismo cuando algo es de excelencia como estas frutas”, afirma Nacho Solana.

“¿Qué decir? Sobre todo gratitud”, apostilló el jefe de cocina Orlando Ortega (Lillium, Lanzarote). “Gratitud por ser uno de los llamados para esta apuesta tan novedosa y preciosa que, de verdad, me ha hecho sentir especial”.

“Con esta materia prima cocinas con seguridad incluso para los platos salados –asevera Luis González-; nosotros, por ejemplo, tenemos una línea de panceta de cochino negro con unas salsas muy potentes que la papaya suaviza de una forma fantástica. Este producto se desmarca del típico insípido que me suelo encontrar”.

Dulzor sugerente. Gracias a las características de la tierra y la climatología de Tenerife, y más de 10 años de investigación, las explotaciones de Gourmet Papaya Premium en el Noroeste de Tenerife propician las condiciones más idóneas para proporcionar los grados brix (dulzor) idóneos frente a otras variedades, así como una textura, aroma y sabor tan característicos. 

Sano para el organismo, saludable en emociones. Señalaba María Pérez –que relacionaba la papaya con Sudamérica- que Curro Palomares “detecta” qué género cumple unos requisitos que los hace impecable a la hora de confiar en ellos en la alta cocina y este es uno de ellos. Por ejemplo, perceptible en ese ceviche espectacular que es uno de los emblemas gustativos del restaurante Cumai. “Buen producto, continuidad en I+D, proyección del producto Premium; ¡qué más decir!”, puso de relieve Solana.

“Del género sólo decir que de positivo lo tiene todo; además de que proviene de un equipo humano que facilita las cosas y en el que se nota la preocupación de que todo sea perfecto desde el principio al final”, comentó Orlando Ortega.

“Ya era hora de que se hiciera algo así”, exclamó Luis González. Probablemente así pensarán los jefes de cocina que cerrarán la secuencia de invitados guataca en mano.

Acerca de Gourmet Papaya Premium. Emprendedores tinerfeños se propusieron perseverar en una línea de una materia prima excelsa, de calidad Premium, impronta ésta que ha calado en los mercados, tanto en las grandes referencias de la distribución -también en la Península (caso de El Corte Inglés)- como en la restauración. Hoy es elemento de menús degustación de chefs punteros (Nacho Solana, Mario Otegui, Juan Carlos Clemente,…) que realmente ofrecen otra expresividad tanto en el sabor como en el cromatismo de los emplatados.

Indispensable, como cualquier iniciativa que persiga la excelencia, fundamentar el concepto y Daniel Hernández lo hace en el ideario y objetivos de Gourmet Papaya Premium: “única, agradable al paladar, con un grado de azúcar óptimo; aroma sutil y aspecto atractivo y que constituye un ingrediente gourmet en la alta cocina”.

Todo ello teniendo en cuenta, como resulta obvio, las grandes cualidades como producto de nutrición saludable.

Frases. Nacho Solana-Erika Sanz: “Qué buena idea conectar al cocinero y al proveedor desde donde comienza todo y conocer de cerca un proceso tan mágico”. 

María Pérez-Curro Palomares: “Plantar el árbol frutal ha sido una experiencia que nos ha encantado”.

Luis González: “¡Ya era hora de que se hiciera algo así!”

Orlando Ortega: “¿Qué decir? Sobre todo gratitud”

Braulio Simancas: “Formidable iniciativa que pone en contacto y en valor los vínculos que debe reforzar el sector primario y aquellos que oficiamos en las cocinas profesionales”.