¿Qué tiene la cerveza que no pueda ayudar a sostener una dieta sana?

Cuando ya quedan atrás los “rigores” de los banquetes recientes, cabe recordar de nuevo que una dieta sana que hayamos iniciado no está reñida con unas cervezas.

Así se hace constar en la guía de “Menús Saludables de Canarias” que fue presentado recientemente en el restaurante San Diego. Dicha guía está elaborada por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) y el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), y se realizó en colaboración con el chef Isidro Álvarez, así como con otros destacados chefs del panorama gastronómico nacional que participaron en el proyecto proponiendo menús saludables y fáciles de elaborar.

Image

Eso sí, se recomiendan, máximo, tres cañas al día | AH

En lo que se refiere a la cerveza, se indica que se trata de una bebida fermentada, elaborada a partir de ingredientes naturales (agua, cebada y lúpulo), con bajo contenido calórico y numerosos nutrientes. Por ello, defienden que el consumo moderado de esta bebida (un máximo al día de 3 cañas para los hombres y 2 para las mujeres, acompañadas de alimentos) podría tener efectos positivos para el organismo, siempre que se trate de individuos adultos y sanos.

Es en este sentido en el que la FEN incluye en el Mercado Saludable de los Alimentos -referente en material nutricional que integra todos los alimentos propios de nuestra dieta- el consumo opcional y moderado de cerveza insistiendo que sea siempre por adultos sanos.

Image

Una bebida de frescura excepcional | AH

El estudio concluye que el consumo moderado de cerveza no afecta al peso ni a la composición corporal, desmontando así el mito de la “barriga cervecera” mientras que, por otro lado, existen numerosas evidencias científicas sobre los posibles efectos beneficiosos del consumo moderado de bebidas fermentadas (cerveza, vino, sidra y cava) en la salud cardiovascular por su contenido en antioxidantes naturales, entre los que destacan los polifenoles.

Finalmente, apuntan que hay que tener en cuenta que los efectos beneficiosos de estas bebidas que se observan únicamente cuando el consumo es moderado y responsable, por parte de adultos sanos, en el marco de una alimentación equilibrada.