Caviar gomero: al fin y al cabo la sutileza de huevas de caballa

El cocinero Fabián Mora lo describe en sus recuerdos como “delicioso manjar que ofrecía mi padre a algún amigo o familiar en el corredor de mi casa de hechuras canarias, al fresquito del verano”.

"En los años ochenta cerró la factoría de pescado “Lloret y Llinares” -apuntaba-. Chefo (encargado de la factoría y de los últimos que abandonó La Rajita) regaló al padre unos tarros para que se echara unos pinchitos. Al fin y al cabo un rico compendio de huevas de caballas en una disolución de aceite vegetal y oliva con sal".

https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/6/9/8/ZFR23GRR1HXYI5XSJV0X8MKNLERDP3VQ/I878CTSVPF27UN4X.jpg

A algunos-as alcanza todavía la memoria del sutil aroma que desprendía la diminuta lata con un ancla dibujada y letras doradas que anunciaban: caviar gomero La Rajita. Desapareció este vestigio en Canarias aunque siguió sus andanzas en Portugal y norte de África, donde se trasladó la empresa por abaratar costes de producción.

Mora revivió hace tiempo la elaboración de esta especialidad que agradecieron, por el cálido recuerdo gustativo de Isla Colombina, personalidades ilustres como el periodista José Antonio Pardellas, que antaño fuera director de RNE en Canarias.
*Entrevista a Fabián Mora, entre otros invitados-as. en el programa más reciente de Con Cúrcuma Radio por Fran Belín