"Agüitas" de flores, porqué no, para aligerar los días calurosos

Pequeños detalles pueden marcar la diferencia de los tragos que pasamos en la vida. Os invitamos esta semana a preparar 'aguas' de manera divertida. Mantenernos hidratados y mantener nuestro sistema inmunitario fuerte es un hábito vital y nunca mejor dicho para estos días. Les proponemos esta semana tres ideas que pondrán, no sólo color, sino sabor en el agua mientras disfrutan del proceso.
Nos servimos esta semana de las flores para realizar una infusión en frío con agua y unas gotas de limón, dejar que actúen 24 horas y tomarlas al día siguiente. 
En este caso, nuestras propuestas son:
 Flores de cosmos que al interaccionar con las gotas del limón exprimido reaccionan y liberan sus color moradito y esencia en el agua. Al beber este agua la frescura del limón se llena del perfume floral del cosmos mientras admiramos su color. 
https://atlanticohoy.com/wp-content/uploads/migrate/posts/standard/2020/4/18/16/5KMEUYFWNKFN0UDLLXBFOSME0ZTQRMW5/HHDABJ3T6QJL3KKZ.jpg
Flores de capuchinas contenedoras ellas de vitamina C que al reaccionar con las gotitas de limón cederán sus tonos delicados al agua al mismo tiempo que, al beber percibimos un toque picantito característico de la flor.
Flores de begonia hojas de albahaca aquí nos quedamos con la frescura de la albahaca y la acidez de la flor de begonia que se desprenden en el agua.
Si bien los aromas se desprenden a las pocas horas, si queremos ver realmente los colores en el agua lo mejor es dejarlas macerar durante 24 horas. La maceración la podemos hacer por ejemplo en 1,5 l de agua exprimiendo medio limón. Dejamos actuar y nos bebemos ese agua al día siguiente.
Una idea diferente y divertida para hacer partícipe a los más pequeños de la casa y descubrir todos juntos de la magia intrínseca de las flores y que se pone a nuestra disposición.
Una semana más ¿flores para qué os quiero? Y es que ¿cómo no os voy a querer? En estos tiempos más que nunca, salud amigos. 
Laura López Terrón 
*"Las flores tienen el poder de despertar, en aquel que las admira, su verdadera naturaleza". E. Tolle