Hoy es20/09/2019a las21:09:57

Jorge Marichal: "Nos preocupa que baje la conectividad a las Islas, nuestro talón de Aquiles"

  • 0
POST_BANNER_01

Jorge Marichal: "Nos preocupa que baje la conectividad a las Islas, nuestro talón de Aquiles"

Turismo
Jorge Marichal: "Nos preocupa que baje la conectividad a las Islas, nuestro talón de Aquiles"

Jorge Marichal en el set de grabación de AtlánticoHoy | AH


SECTOR hotelero

Jorge Marichal: "Nos preocupa que baje la conectividad a las Islas, nuestro talón de Aquiles"

El presidente de Ashotel, Jorge Marichal, analiza para AtlánticoHoy las principales inquietudes del sector hotelero

Melanie Reiriz
Melanie Reiriz
Melanie Reiriz
Melanie Reiriz | Santa Cruz de Tenerife | 2019-05-28 05:00:00

POST_BANNER_02
Nadie duda del valor que el turismo, el principal sector que mueve a la economía canaria, tiene para las Islas. Esta actividad representa el 35% de su PIB y da empleo, solo en el ámbito hotelero, a más de 150.000 personas en Canarias. 

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, que representa a unos 250 establecimientos asociados de toda la provincia, lleva más de 40 años trabajando por el bienestar y la optimización del sector, y desde 2011 lo hace bajo la presidencia del empresario Jorge Marichal.

En esta entrevista al medio digital canario AtlánticoHoy, Marichal analiza la coyuntura económica del sector, así como las posibles consecuencias que la incertidumbre ocasionada por el brexit, la recuperación de otros destinos competidores, así como de los efectos que el alquiler vacacional o una bajada de la conectividad pueden tener para Canarias.

Jorge Marichal en AtlánticoHoy
Jorge Marichal en el set de grabación de AtlánticoHoy | AH

- ¿Cómo podría valorar actualmente el estado de salud del sector hotelero y extrahotelero de la provincia? ¿Qué les preocupa más actualmente?
El estado de salud es bueno. Venimos de una época muy, muy buena; ahora estamos en una época buena y esperamos que se mantenga en los próximos años si el tema del brexit acaba por despejarse. Principalmente, lo que nos preocupa es la gran competencia que estamos teniendo de otros países competidores que, después de la terminación de las turbulencias geopolíticas empiezan a recuperarse. Nos están haciendo mucho daño, sobre todo a nivel precios. Están tirando de los precios hacia abajo y con devaluaciones, como en el caso de Turquía, de la lira. Están en una época bastante complicada en ese sentido pero, turísticamente hablando, lo están pasando bastante bien porque están aumentando un 30 o 35% año tras año. ¿Preocupación? Nos preocupa que estas circunstancias puedan hacer que la conectividad a las Islas baje, que es donde tenemos el principal talón de Aquiles.

- ¿Cómo luchar ante esta recuperación del turismo en otros países, los problemas en el transporte aéreo, etc.? ¿Qué podemos hacer? ¿Abogan por más campañas de promoción turística u otro tipo de soluciones?
No es solamente promoción turística. Tenemos que seguir trabajando en todo. Hay dos partes. Tenemos que seguir trabajando en el destino y generando valor añadido a nuestra oferta turística, no solamente en la oferta hotelera sino en el negocio complementario y en cultura, gastronomía, paisajes… Tenemos que cuidar nuestras islas para poder alquilarlas a los turistas que vienen. Después, en el origen de esos turistas, tenemos que hacer trabajos diferentes, de promoción y también de conectividad aérea, que la necesitamos y es, como decía antes, donde tenemos nuestro talón de Aquiles y donde más tenemos que trabajar. Precisamente es ahí donde yo creo que está la fuerza del destino Tenerife, esa gran conectividad que tiene, pero desde luego que tenemos que seguir aumentando y mejorando.

"El mayor daño del ‘brexit’ está hecho ya, y es precisamente pasar este calvario de año y medio o dos años sin que nadie sepa a qué atenerse"

- Antes también mencionó al ‘brexit’, que prosigue con su incertidumbre. ¿Cómo nos puede afectar si esta situación se prolonga mucho más?
Lo que nos está afectando es precisamente la incertidumbre. Si se produce un ‘brexit’, a los dos o tres meses estaría todo otra vez ordenado, la gente sabría a qué atenerse y hubiésemos acabado con tanta incertidumbre, que es lo que hace que las inversiones, los contratos o las decisiones no se tomen. El mayor daño del ‘brexit’ está hecho ya, y es precisamente pasar este calvario de año y medio o dos años sin que nadie sepa a qué atenerse. Esperemos que la devaluación de la libra esté ya descontada porque, si les sigue saliendo a cuenta venir a Canarias, van a seguir haciéndolo. Si necesitan un visado se les dará lo más rápido posible y ya está. También, en el tema de conectividad, necesitamos saber a qué nos atenemos, si esas empresas son europeas, británicas, y si esos convenios están firmados o no, o se tienen que firmar, para que puedan volar sin ningún problema.

-  Por otro lado, usted ha comentado que las infraestructuras vacacionales que tenemos, carreteras, terminales de aeropuerto… dan que pensar. ¿Cuáles, serían, a su juicio, las prioridades que acometer?
A nivel de infraestructuras tenemos que tener bien claro que en carreteras nos hemos quedado muy atrás, pero no solamente en carreteras sino en transporte guiado, un tema al que Tenerife no puede renunciar porque tenemos derecho también a transporte ferroviario, pero, asimismo, la terminal de aeropuertos se ha quedado obsoleta porque ya prácticamente está vencido su periodo de amortización. Necesitamos que el aeropuerto de Tenerife Sur tenga una representación de los ingresos que genera. Vemos que ha sido el aeropuerto peor tratado de la red de Aena a nivel nacional. Una infraestructura que sería importante es el puerto de Fonsalía, porque entendemos que eso daría un soplo de aire fresco a la zona turística de Los Cristianos, puesto que esa infraestructura se trasladaría. Sobre todo, sería mucho mejor también a la hora de hablar de conectividad de las islas menores, puesto que los trayectos se acortan y, consecuentemente, son más baratos y cómodos. Entendemos que podría ser algo importante para el desarrollo de estas mal llamadas islas menores.



- Tras el debate organizado por Ashotel,  ‘El turismo en Canarias ante el 26M’ ¿Cómo cree que puede influir el resultado de las elecciones en el sector? ¿Los partidos apuestan claramente por el turismo en las Islas?
Influir sí que influyen. No cabe duda. Cuando hay un cambio, depende del mismo, las personas que están liderando estas opciones tienen mucho que decir a la hora de manejar esos presupuestos que son copiosos, sobre todo a nivel insular y a nivel comunidad autónoma también. Entendemos que así lo han visto en el debate que hemos propuesto, donde mandaron a sus principales cabezas visibles y pusieron de manifiesto cuáles eran los requerimientos del sector y todos entendían, por ejemplo, que la inversión que se estaba haciendo en infraestructuras turísticas era ínfima con respecto a lo que debería ser. También hablaron de que la inversión en promoción era ridícula en relación a lo que debería. Los resultados de ese debate están grabados y, desde luego, los tenemos muy guardaditos para cuando sepamos quiénes van a gobernar nuestro destino turístico los próximos cuatro años, para ir a verlos y recordárselos.

"No hay derecho a lo que están haciendo con el alquiler vacacional. Yo entiendo que la gente quiera hacer inversiones a nivel particular y empresarial en vivienda vacacional. Tienen todo el derecho pero tienen que comprender que los que estamos en otros sectores tenemos derecho a que se compita en igualdad de condiciones"

- Nos centramos un poco más en la capital tinerfeña, donde se van a construir al menos tres hoteles más en los próximos años. ¿Prevén tal cantidad de turismo en Santa Cruz?
Santa Cruz ha aumentado mucho a niveles turísticos en estos últimos cuatro años y ha subido un peldaño, ha generado mucho valor añadido en el ocio complementario, que también es importante. Santa Cruz era una ciudad muerta y ahora no vamos a decir que está muy alegre y viva, pero está mejor que antes, progresa adecuadamente, y está teniendo un gran boom en alquiler vacacional, donde ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Es verdad que hay más turistas, y también que no los vemos en nuestros hoteles, pues se están quedando en alojamientos, vamos a decir, algunos legales pero otros ilegales. Pero entendemos que si las empresas tienen en sus números acometer estas infraestructuras eso es bueno para Santa Cruz. Cuanto más peso específico tengamos, sobre todo en hostelería de calidad, pues mejor. Santa Cruz tiene atributos de sobra para poder tener turistas también. Conectividad al estar cerca del aeropuerto, tiene Las Teresitas, el Parque Marítimo, el tema de los cruceros; ese turismo de negocios, el profesional, que también es importante, etc.. Tiene todos los atributos para tener una parte de esa tarta turística. El número de camas que tiene Santa Cruz no es demasiado alto, por lo que pueden ser infraestructuras que pueden venir a apoyarla mucho más como destino turístico.  

- ¿Cree que conseguiremos solucionar el tema del alquiler vacacional? El auge, al menos en la capital, es importante.
Solucionarlo no lo sé, lo que nosotros pedimos es que por lo menos se reordene. No hay derecho a lo que están haciendo. Yo entiendo que la gente quiera hacer inversiones a nivel particular y empresarial en vivienda vacacional. Tienen todo el derecho pero tienen que comprender que los que estamos en otros sectores tenemos derecho a que se compita en igualdad de condiciones. Antes de hacer un hotel, a nosotros nos piden un informe de autorización previa, un informe de si puede hacer la actividad turística o no, estamos hablando de Santa Cruz, ni siquiera te hablo de zonas turísticas, que todavía es peor. En la capital, para hacer un hotel, supongamos que quiero comprar el edificio de enfrente y primero tengo que pedir un permiso de compatibilidad a ver si me lo dejarían montar. Pero para montar 20 viviendas vacacionales, que al final lo puedo hacer funcionar como un hotel, no necesito sino presentar una comunicación responsable en el Cabildo y mañana abro la puerta y me pongo a trabajar. Y eso no es justo. Legal no lo es, pero creo que tampoco es justo. Tenemos que intentar entender que esta modalidad del alquiler vacacional tiene que existir pero, al final, o nos bajan los requerimientos a nosotros o se los suben a ellos, pero esto no puede ser. Es competencia desleal. No nos importa competir con más hoteles que tengan  nuestra misma normativa, pero si por el lado izquierdo nos están adelantando, sobre todo sin crear empleo, sin pagar impuestos ni generar riquezas que se vean, aunque dicen que sí, pero yo todavía no he visto la parte impositiva de la Seguridad Social de esos empleados y esos impuestos recaudados, lo que veo es un informe del Gobierno de Canarias que dice que prácticamente el 75-80% de la planta alojativa en Canarias es ilegal, por lo tanto a los hechos me remito.

"Preocupados, no. Estamos ocupados y concienciados de que las cosas no van a seguir como venían estando. El turismo también tiene que ser sostenible"

- ¿Cuáles son las previsiones de Ashotel para esta temporada? ¿Están preocupados de alguna manera?
Preocupados, no. Estamos ocupados y concienciados de que las cosas no van a seguir como venían estando. El turismo también tiene que ser sostenible. Al final, si no podemos movernos en las carreteras, los turistas no son idiotas. Si la isla se convierte en una isla antipática en la cual para hacer un traslado tienes que estar dos horas y media, o cinco horas antes, en un aeropuerto por miedo a que haya una cola un viernes y te quedes sin subirte al avión, eso no podría continuar. Se han abierto muchas unidades nuevas y se han reformado otras que ayudan. Pero los números de entrada y salida de turistas no está tan mal. Siguen siendo buenos. Lo único es que la estancia media baja un poco y las medias de ocupaciones también descienden ligeramente, precisamente porque hay más actores en el mercado y muchos de los que estaban reformando el año anterior, ahora están otra vez de vuelta en el mercado. Por lo tanto, la situación no es mala, es buena. No tan buena como el año pasado, pero son situaciones que están dentro de los márgenes para una correcta operativa del negocio turístico de los activos. No hay vuelta de hoja.

- Nuestras claves para competir con otros destinos siempre han sido la calidad, el valor añadido y también ahora la sostenibilidad, porque cada vez se valora más el respeto al medio ambiente, el cuidado a la naturaleza. ¿Cómo estamos en este aspecto?
A nivel particular estamos muy bien, pero a nivel colectivo, muy mal. En lo particular, en el negocio hotelero, sí, y no porque seamos muy buenos, sino porque nuestros turoperadores, nuestros clientes, nos exigen que seamos así. Gracias a eso llevamos muchos años trabajando el tema medioambiental y la sostenibilidad. ¿Qué pasa? Que después estás en una isla donde, por ejemplo, para tener una garantía de calidad nos exigían tener la separación de residuos: el papel por un lado, los plásticos por otro, los orgánicos por otro; los poníamos en diferentes contenedores y después llegaba el camión de la basura y lo echaba todo en el mismo contenedor. Son cosas que pasaron hasta el otro día. Gracias a Dios, las cosas van cambiando y mejorando. Y nos dicen que qué hacemos con las aguas, que tenemos que reutilizar las aguas grises, o las jabonosas, o las negras y después resulta que las inversiones hechas en la isla en infraestructuras de depuración son insuficientes y que hasta en Europa nos están multando porque el dinero que habían mandado se lo han gastado en otras cosas. Lo que tenemos que hacer es tomar todas las medidas que sean necesarias para ir disminuyendo las emisiones y la huella de carbono, sea gas, sea eólico, fotovoltaico… Todo lo que sea mejorar se debería hacer y no poner cortapisas, porque al final, por mucho que queramos ser sostenibles, tendrá que haber, entre otras cosas, una energía de back up, que tiene que ser la más limpia posible.

"Sobre las tasas turísticas, si vamos a ser más antipáticos, a perder una ventaja competitiva, a cobrarles a nuestros clientes una tasa para que luego ese dinero lo tengan que devolver, por ejemplo, a Cataluña, yo creo que deberíamos estarnos quietos"

- ¿Y el tema de las tasas turísticas se ha descartado?
Después de que el Gobierno de Canarias tenga un superávit de 300 y pico millones de euros y que la ejecución presupuestaria tenga el porcentaje que tiene, me parece que es irrisorio. El Gobierno no sabe ni qué hacer con el que no se han gastado. Si vamos a ser más antipáticos, a perder una ventaja competitiva, a cobrarles a nuestros clientes una tasa para que luego ese dinero lo tengan que devolver, por ejemplo, a Cataluña, yo creo que deberíamos estarnos quietos.   

-Son una Oficina de Transformación Digital (OTD) ¿Cómo estamos en el uso de tecnología 4.0 en el sector hotelero?  ¿Somos competitivos en ese sentido? 
Sí, todo el sector hotelero, el sector servicios, es muy competitivo y están a muy la orden en este tipo de tecnologías. Como bien dices, Ashotel ha sido recientemente adjudicatario de un programa europeo en esta modalidad para hacer un acompañamiento a las empresas turísticas, no solamente hoteleras, en lo que es la digitalización. Estamos muy contentos porque vamos a poder acompañar. En estos problemas se ven generalmente  los pequeños y medianos empresarios, que son los que no tienen acceso a esas grandes cadenas multinacionales, que llevan estos temas mucho más adelantados. Es ahí donde Ashotel tiene que hacer ese papel de vertebrador y que todos tengamos las mismas capacidades y oportunidades para que, al final, la actividad turística en la Isla sea una actividad profesional y la gente la vea de esa manera, independientemente de quién opere, si es una cadena, una empresa familiar o una gran cadena multinacional.

- Ha existido cierto debate sobre las labores de los socorristas en las piscinas, que ejercen trabajos en los bares u otro tipo de labores en la zona, más allá de vigilar a los bañistas. ¿Creen que esto puede suponer algún tipo de desatención? Aunque la legislación lo ampara.
La actuación de los socorristas tiene que ser como socorristas. Esto tiene que estar claro y que ser así. Nosotros tenemos que velar por la seguridad de nuestros clientes y la seguridad no es solamente en las piscinas, sino en la calle, en la sanidad, jurídicamente… Para nosotros es una herramienta muy importante para competir con otros destinos turísticos que nos hacen más daño en otras cosas , como en el tema del precio. Pero el problema no lo tenemos con los socorristas en los hoteles. Allí tenemos una normativa muy exigente que nos hace que tengamos que cumplir con la vigilancia, y controles sanitarios exhaustivos. Pero en Canarias, donde se está ahogando la gente es en las playas. Podrán seguir diciendo que en los hoteles, pero, si vamos a las estadísticas, los mayores índices de ahogamiento son en aguas abiertas, en playas, y en zonas de baño donde no hay ese control y, sobre todo, no hay concienciación. Los visitantes no saben que nuestras aguas son abiertas y fuertes. El que tiene la culpa siempre es el que está, y nosotros, los hoteleros, siempre estamos, para una cosa o para la otra. Somos profesionales. Por supuesto, cualquier vida es importante y es lamentable que se pueda perder por esta razón, pero dentro de esos ahogamientos muchos son por un paro cardíaco u otro tipo de afecciones dentro del agua. Los accidentes son accidentes y está claro que, cuanto más vigilancia pongas, menos accidentes tendremos, pero yo creo que el problema no lo tenemos dentro de los hoteles o los apartamentos turísticos. Yo pregunto. ¿En las viviendas vacacionales con piscina comunitaria no se exigen socorrista? Pero siguen siendo turistas también .¿Quién les vigila? Esa es otra de las cuestiones que tendremos que hablar. 






POST_BANNER_03

POST_BANNER_04
OPINA SOBRE ESTA NOTICIA
0

Para comentar inicia sesión o regístrate

Iniciar sesión Regístrate

POST_BANNER_05
TAMBIÉN EN TURISMO

POST_BANNER_06
NOTICIAS DE PORTADA

POST_BANNER_07
MI CIUDAD
CANARIAS
ISLAS
ACTUALIDAD
SUCESOS
EMPRESAS
ATLÁNTICO BLOG
+ ATLÁNTICOHOY
CANALES
ATLÁNTICO MODA

POST_BANNER_08