AtlánticoHoy

Tool
Este año morirán 700.000 personas en el mundo por infecciones causadas por bacterias multirresistentes  | INFOSALUD
Anterior noticia
Cámaras de seguridad captan la situación provocado por la rotura tuberías | WATIOTENERIFE.COM
Siguiente noticia

SANTA CRUZ DE TENERIFE

0
0

"Hay que aprender francés sí o sí"

Tomás Afonso | AH

ALIANZA FRANCESA

"Hay que aprender francés sí o sí"

ENTREVISTA| Hablamos con el presidente saliente de la histórica Alianza Francesa de Tenerife, Tomás Afonso, que se marcha tras vencer la batalla de la supervivencia de la alianza

Bela Cabrera
Bela Cabrera
Bela Cabrera
| Santa Cruz de Tenerife | 2019-09-20 05:00:00

La Alianza Francesa de Santa Cruz de Tenerife estuvo al borde del cierre. Una situación inaceptable para la historia de la ciudad y para su cultura global. Creada en 1960, por esta institución han pasado ilustres cono Domingo Pérez Milí, Leopoldo de La Rosa y más flor y nata de la cultura y conocimiento de Santa Cruz, que además eran francófonos.

Con el objetivo de difundir la lengua y la cultura francesa, la Alianza Francesa es más que una academia. Es el único centro de la provincia que expide los exámenes Delf y Dalf, un título francés homologado y, además, a través de la cultura tratan de poner a Francia en la Isla

Tomás Afonso es su presidente desde mayo de 2016 y está a punto de dar un paso al lado una vez ha conseguido sus objetivos que se marcó al llegar y porque termina su legislatura al frente de la Alianza. Además, Afonso es gestor cultural en el Cabildo de Tenerife desde hace casi tres lustros, lo que le ha impedido ayudar más de lo que le gustaría a la Alianza Francesa.

Licenciado en Filosofía y experto en Políticas Culturales, Afonso aceptó el reto que le plantearon de liderar esta asociación sin ánimo de lucro, que estaba en una "situación muy complicada". Casi cuatro años después, comparte en el medio digital canario AtlánticoHoy cómo ha sido la aventura y cómo se queda la situación de la Alianza, que recupera su fuerza histórica.

Cómo llegas a la Alianza Francesa
"Entré adulto. Yo fui también alumno de la Alianza Francesa y luego continué en la Escuela de Idiomas de Santa Cruz aprendiendo francés, pero siempre he tenido vínculos. De hecho, me considero más francófilo que francófono. Aunque tengo un nivel B2 me cuesta mucho porque no es un idioma nativo y, por eso, es importante desde la más tierna infancia intentar asimilar todo ese tipo de aprendizaje. Sin embargo, a nivel de cultura francesa, para que te hagas una idea, cuando hice mi Máster en Barcelona mi TFG tenía que ver con las políticas culturales del gobierno francés. Me muevo en esos ámbitos. Al estudiar filosofía me tiraban más los autores franceses que los anglosajones y siempre he tenido ese vínculo. En cierta manera, me siento un poco afrancesado. También tiene que ver con la manera de ver las cosas".

"Me considero más francófilo que francófono. Aunque tengo un nivel B2 me cuesta mucho porque no es un idioma nativo y, por eso, es importante desde la más tierna infancia intentar asimilar todo ese tipo de aprendizaje"

Balance como presidente de la alianza
"Con el anterior presidente la promesa que hice era que en el momento en que la Alianza Francesa tuviera otra vez un cierto músculo y mejora, yo consideraba que mi trabajo estaba hecho. Prefiero ser conocido por Tomás Afonso ‘El Breve’, que por ‘El Eterno’. En este tipo de cosas es muy difícil encontrar relevos, porque no recibimos ninguna ayuda y, sin embargo, le echamos muchísimas horas y esos problemas también te los llevas a casa igual que los que te llevas del trabajo. Evidentemente, lo haces por gusto. Cuando llego a la presidencia, me encuentro con una situación bastante complicada en lo económico. Y no por una mala gestión, sino porque es muy difícil llevar a cabo la gestión del día a día de una institución como la Alianza Francesa. Hay un personal contratado, unos gastos de alquiler, no dependíamos de subvenciones de ningún tipo y claro, es un peso bastante importante. Te das cuenta que esto no lo puedes cerrar, máxime con la historia que trae. Me lo tomé como un reto y en muy poco tiempo hemos levantado a base de mucho esfuerzo y de mucha ayuda como de la Embajada, del Ayuntamiento de Santa Cruz en ese momento… Es muy complicado. Fíjate como son las cosas que yo he trabajado en Administración llevando subvenciones de asociaciones y colectivos y, hasta ese momento, tenía una visión de las asociaciones que no tenía nada que ver con la actual. Encima, todo eso me ha permitido a mí mejorar a nivel profesional en el sentido que empatizo ahora con esas asociaciones cuando vienen a la oficina de Cultura del Cabildo con un problema de su subvención. Todo ese tipo de cosas al final va generando tensiones y es muy complicado. En casi cuatro años hemos considerado que ha sido un duro trabajo de picar piedra e impagable".

Presentación nuevas elecciones
"Soy de las personas que no tienen apego a los cargos, ni absolutamente a nada. Cumplo mi palabra y dije que en el momento en el que esto se sanease y hubiese una cierta estabilidad y tranquilidad daba un paso al lado. También porque entiendo que en este tipo de organizaciones siempre es bueno que vaya cambiando continuamente el asunto. De hecho, en la nacional se ha hablado de que debemos ir cambiando las juntas directivas, las presidencias, porque es sano. Siempre viene otro con el empuje y llega un momento que, quieras o no, si llevas muchos años en un cargo te aburguesas sin querer. Se convierte en una especie de deriva. Además, es una especie mensaje de transparencia a los socios de la Alianza. Los que estamos, estamos porque queremos y cuando hemos conseguido el objetivo lo dejamos y sigues siendo socio. En mi caso, todavía no está muy claro, porque por una cuestión de acompañamiento estaré una temporadita con ellos en la Junta Directiva como un simple vocal".



¿Te vas satisfecho?
"Satisfecho y tranquilo. Los primeros meses fueron bastante intranquilos por situaciones curiosas. Mucha gente confunde la Alianza con el Consulado francés, que está dos calles más abajo. Tras los atentados en Francia, la gente iba a poner flores a la Alianza Francesa en vez de al Consulado. La gente de Santa Cruz tiene en la cabeza que esto es Francia, una casita muy antigua, que es otro de los retos del nuevo equipo directivo, que es irnos de ahí con todo el dolor del mundo porque necesitamos crecer. Nuestros compañeros de Gran Canaria hablaron con el Cabildo y les dieron un local a pie de calle. En mi caso, tampoco he tocado al Cabildo por una cuestión de ética. Soy trabajador del Cabildo y no le voy a tocar la puerta para buscar una subvención. Eso fue un problema para ayudar a la Alianza. Se dio una circunstancia curiosa: teníamos a un vicenconsejero de Educación que era profesor de francés, a un presidente del Cabildo francófono, Carlos Alonso, y toda una serie de circunstancias que, probablemente, si no hubiera estado yo como trabajador publico u otro presidente, a lo mejor se podía haber aprovechado más esa situación. Afortunadamente, hemos tenido ayuda del Ayuntamiento de Santa Cruz, tanto de la anterior corporación como la actual, y seguimos celebrando el 14 julio, Fiesta Nacional Francesa, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento. Somos la única ciudad de España que celebra la Fiesta Nacional francesa. Eres español, pasaporte y DNI español, español por todos los poros de tu piel, pero ese día eres francés, te pones la mano en el pecho y cantas La Marsellesa como un autentico francés. Es una forma de devolverle a los franceses que han pasado por esta tierra ese trabajo que hicieron aquí. Gracias a ellos no somos colonia inglesa. ¿Qué pasaría ahora con un Brexit a las puertas?

Van a ser cuarto años fructíferos en el sentido del aprendizaje. El que venga de presidente se va a encontrar con una alianza saneada y tranquila. Cuando llegué, el 90% del profesorado tenía contrato de obra y servicio y ahora están todos indefinidos. Había que estabilizar la situación porque si no, no rindes igual. La política es esa y la gente se involucra más. Hay que tener en la medida de lo posible esa empatía con la gente, que está dando tiempo y dinero para el bien común. Eso tiene que ponerse en valor en la sociedad, donde cada vez parece como que si no haces algo por dinero eres raro".

"Eres español, pasaporte y DNI español, español por todos los poros de tu piel, pero ese día eres francés, te pones la mano en el pecho y cantas La Marsellesa como un autentico francés. Es una forma de devolverle a los franceses que han pasado por esta tierra ese trabajo que hicieron aquí. Gracias a ellos no somos colonia inglesa"

¿Cuál es el papel dentro de Canarias de la Alianza Francesa y concretamente en Tenerife?
"La Alianza Francesa de Tenerife tiene carácter provincial. Somos los referentes de la lengua francesa en la Isla, pero sobre todo en unas circunstancias como las actuales donde parece que hay un repunte de los francófonos. Si hay un Brexit, aunque se siga hablando inglés en la UE, el francés va a ganar protagonismo en las instituciones europeas, mas del que tiene, que es mucho. En Bruselas, aunque hables inglés, si no hablas francés mal vas. Es verdad que la competencia entre lenguas es muy feroz. En el siglo XXI el francés va a seguir sirviendo para mucho, sobre todo en las puertas hacia África. Siempre ha sido como ese idioma que está bien hablarlo, pero cuidado, también está la parte de los negocios. Hay que saber francés sí o sí. Por eso reivindicamos el liderazgo del francés. Tenemos una serie de ventajas y características en la isla que pueden servir. ¿Asignaturas pendientes? Tener una pequeña sede en la isla de La Palma y el sur de Tenerife, que quizá está algo desentendido porque estamos en Santa Cruz y es muy difícil encontrar espacio y no puedes llegar allí a competir alegremente con gente que lleva muchos años desarrollando esa labor, como las propia escuelas de idiomas del Sur. Tarde o temprano tendremos una sede en el sur y en el norte de Tenerife y en La Palma. Mientras tengamos para un sueldo digno para un profesor abrimos ese aula. No nos movemos por el beneficio económico. Hay un mercado ahí en el que todavía hay que salir mucho a vender, que es otro de los grandes hándicaps, el cómo lo haces de manera altruista, a partir de las 3 de la tarde. Quieras o no, son días que pierdes de tu tiempo de familia, algún día de asuntos propios que te coges en el trabajo para solventar algún tema de la Alianza… Son muchas horas que le dedicas a esto y necesitarías más tiempo".


OPINA SOBRE ESTA NOTICIA
There are no comments.

Para comentar inicia sesión o regístrate

Iniciar sesión Regístrate
JUEGA CON ATLÁNTICOHOY