Hoy es20/08/2018a las08:08:59

Edificios olvidados que claman ayuda

  • 0

Edificios olvidados que claman ayuda

Santa Cruz de Tenerife
https://media.atlanticohoy.com//Posts/Standard/2018/5/14/11/GCX82QC5DJ4XKUHGD5QPZ0CHXH81JI1L/6Y2FJD4XBBJC38EJ.jpg

Algunos de los inmuebles cerrados o con muy escasa actividad desde hace años en la capital tinerfeña | AH


EDIFICIOS

Edificios olvidados que claman ayuda

REPORTAJE AH| Paseamos por la capital de Tenerife para descubrir el estado de abandono u olvido de alguno de los edificios más emblemáticos de la ciudad

AtlánticoHoy
AtlánticoHoy
AtlánticoHoy
Redacción AtlánticoHoy | Santa Cruz de Tenerife | 2018-07-05 09:33:28

Santa Cruz de Tenerife ha crecido y se ha modernizado notablemente en las dos últimas décadas. Sus nuevas construcciones, reformas y mejoras del servicio de transporte público ha pintado una ciudad cosmpolita, con un claro perfil y dirección a convertirse en una ciudad abierta al turismo y adaptada a los nuevos tiempos de arquitectura y belleza a los ojos de quien la visita.

Sin embargo, en este proceso ha dejado atrás edificios emblemáticos que son parte del ADN santacrucero y que 'exigen' por su historia un recuerdo y un tratamiento diferente, u otros edificios que, a pesar de su localización y de ser parte de esa 'recontrucción' de la ciudad, no han acabado por sentirse útiles y piden a gritos que se les eche una mano para seguir siendo pilares importantes de la capital de Tenerife.

Son los edificios olvidados y abandonados de Santa Cruz de Tenerife. Son los edificios poco visitados por turistas y residentes, que rozan la expresión 'desértica'. Son los edificios históricos de los santacruceros.

Image

Fachada del templo masónico | AH

El templo masónico
Este edificio, ubicado en la calle San Lucas de la capital tinerfeña y catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) desde 2007, está considerado como uno de los templos masónicos más bellos de Europa. Sin embargo, su estado de abandono es notable, sobre todo en lo que respecta a su interior. 

Su arquitecto, Manuel de Cámara y Cruz, comenzó su proyecto en el año 1900 pero su fachada no se ultimó hasta 1923. Sus características han llevado a historiadores como Alberto Darias a calificarlo como el edificio más imponente e importante de obediencia masónica en todo el territorio español, cuya simbología  representa a la concordia y el civismo, entre otros aspectos.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife inició tímidamente un intento de rehabilitación en el año 2014, momento en el que anunció su intención de tenerlo abierto al público antes de que hayan transcurrido cinco años. En aquel momento, la corporación municipal publicó una página web del templo con el objetivo de divulgar el patrimonio masónico y conseguir fondos para su restauración, que calculan en torno a los cuatro millones de euros. Sin embargo, su situación está ahora mismo bloqueada.

El pasado mes de marzo, la anulación del concurso para redactar el proyecto de rehabilitación ha forzado la presentación de un recurso especial de contratación. Todo esto apunta a una mayor espera para este templo, cuya rehabilitación tiene pocas posibilidades ya de hacerse realidad durante este mandato.

Image

Guayasen lamenta el estado en el que se encuentra este inmueble | AH

Sorprendimos a Guayasen observando la fachada de este inmueble. Lamenta el estado en el que se encuentra y recuerda que hace unos dos años realizó una visita guiada a su interior. "Se podría hacer más por estos edificios, sobre todo por éste, pues muchos turistas pasan por aquí y se sacan fotos. Sin embargo, está todo tan ruinoso", expone. 

"De su historia sé que se utilizó como hospital en la Guerra Civil. Pasaron varios grupos por su interior y está todo desvalijado", explica. 

Interior del templo | http://www.templomasonicotenerife.es

Este chicharrero se ha mantenido informado sobre la actualidad del inmueble a lo largo de los años. Así, se muestra conocedor de las intenciones del Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento capitalino con respecto a reformarlo. "Otra cosa es que lo hagan", matiza.  

Afirma que a este templo cada vez hay más personas que "lo conocen, porque es famoso". "Los otros edificios de bien interés cultural no son así de conocidos".  

Añade que Santa Cruz tiene "bastantes casas abandonadas y bonitas, sobre todo en la calle Miraflores y en El Toscal. Hay muy pocos edificios de patrimonio histórico que se conservan, pero deberían ser más", critica.

Image

Fachada frontal del centro comercial | WEB PARQUE BULEVAR

Parque Bulevar
El Centro Comercial Parque Bulevar, inaugurado en 1999, está ubicado en la calle Puerto Escondido de la capital tinerfeña. Según explican en su web, los mejores comercios y tiendas eligen este espacio por su excelencia entre las zonas comerciales y de ocio de la ciudad. Sin embargo, la realidad es que, en la actualidad, sus pasillos y gran parte de sus establecimientos comerciales, distribuidos a lo largo de tres plantas, permanecen prácticamente vacíos la mayor parte del año.

Usuarios como Clara Rodríguez han dejado en las redes sociales reseñas del inmueble que confirman la escasa presencia de visitantes y la gran cantidad de locales cerrados. "Es una pena que un sitio tan bien ubicado esté tan abandonado, pues hay más locales vacíos que ocupados. Es como un centro comercial fantasma". 

Otros opinan que "solo por ser céntrico, tener parquin, un supermercado y amplias terrazas con cafeterías no ofrece vida a esa parte comercial de la ciudad". De hecho, muchos usuarios creen que el atractivo se mantiene un poco gracias al supermercado de su planta baja, que es el que más vida transmite al edificio comercial, sin olvidar el interés que despierta el local de una conocida marca de comida rápida.

Image

Ejemplo de pasillos vacíos y locales cerrados en Parque Bulevar | AH

Según confirmaron a AtlánticoHoy fuentes de algunos de los establecimientos comerciales aún abiertos en el inmueble, quienes han preferido mantener el anonimato, la situación cambiaría si el precio de los locales fuese más barato.

Se quejan, sobre todo, de la cuota de la comunidad que, a su juicio, resulta demasiado elevada y es la causante de que muchos comerciantes decidan marcharse o se echen atrás a la hora de hacerse con un local en el centro comercial.

Image

El edificio Olympo, en el centro de la imagen | AH

Centro Comercial Olympo
El Edificio Olympo es un conocido rascacielos situado en la plaza de Candelaria de la capital tinerfeña. Terminado en 1975, tiene un total de 19 plantas y se eleva a 57 metros de altura, lo que lo convierte en parte fundamental del paisaje urbano de esta zona estratégica de Santa Cruz de Tenerife.

José Miguel Molowny fue el arquitecto encargado del proyecto cuando solo tenía 25 años. Tal y como explicó en la revista digital de arquitectos de Canarias, en el año 1970, un promotor de La Palma, recién regresado de Venezuela, adquirió dos casas de la manzana que da frente a las plazas de España y de La Candelaria, de 2.400 metros cuadrados. En poco tiempo le fueron ofrecidas otras dos y se vio luego propietario de todas aquellas fincas.  Aunque acababa de terminar la carrera el año anterior, Molowny se ofreció a construir ese edificio en ese solar y consiguió llevarlo a cabo. "Mi agradecimiento permanece de por vida", explicó acerca de la confianza inicial depositada en él pese a su juventud y poca experiencia. 

Del resultado siempre se ha mostrado orgulloso. Detalla, por ejemplo, que ni el terremoto de 4,3 que hubo en 1989 movió ninguna placa, a pesar de la elongación de 10 centímetros en la última planta que contemplaban los cálculos. Sin embargo, pese a la perfección de los mismos y del diseño, la construcción quedó paralizada durante un tiempo por problemas económicos del promotor, posponiéndose su terminación hasta 1979.

Image

Las zonas que conectan con el exterior son las que muestran más actividad | AH

Tras haber superado todas las dificultades técnicas iniciales, a este inmueble de singular atractivo, ubicado en un lugar más que estratégico de la zona comercial, el éxito comercial parece haberle abandonado.

Durante la década de los años 80 y buena parte de los 90 sus pasillos comerciales no contaban con muchos locales libres. La mayoría de los comercios que se ubicaron en este centro comercial ofrecían en la época numeroso material electrónico, como cámaras de foto y vídeo, a precios de lo más competitivos, así como mantelería, artesanía, y todo tipo de souvenirs

En la actualidad, el aspecto del interior de la zona comercial difiere mucho del panorama de años atrás, pese a que sigue siendo una zona frecuentemente visitada por turistas y ciudadanos locales, quienes se limitan a curiosear en los comercios directamente conectados con el exterior. En contraste, su interior muestra un panorama desértico.

Image

Ejemplo de los locales de la planta baja del inmueble a media mañana | AH

Las primeras plantas están destinadas principalmente a establecimientos comerciales, locales orientados a la formación, así como oficinas, mientras que los pisos superiores son eminentemente residenciales aunque cuenta nuevamente, con algunos locales dedicados a actividades profesionales fuera de lo estrictamente comercial.

Los establecimientos de restauración atraen la mayor parte del interés de los visitantes, mientras que los escasos locales que sobreviven luchan por mantenerse ante el mínimo de clientes que deciden adentrarse en sus pasillos.

Image

Local de comida internacional del centro comercial | AH

Nitesh, trabajador del restaurante de comida india ubicado en la planta baja y en contacto directo con el exterior del Olympo, resalta la escasez de tiendas del centro comercial.  

"Habría que invertir un poco, modernizarlo, porque es una concesión antigua y, no es que esté mal hecho, pero ya está un poco viejo y es necesario meterle un poco de vida, invertir, y abrir un par de locales más en su interior para que haya más movimiento", expone este trabajador. 

Matiza que donde ellos están ubicados "funciona bien por la zona, porque es más bien de restaurantes, de bares, no para venir a comprar, pues para eso está la calle del Castillo".

"Es como San José o la plaza de la Candelaria, identificadas como la zona de los bares, no una zona de tiendas de ropa, pero no vendrían mal para que hubiera más movimiento", comenta.

Con respecto al turismo, Nitesh destaca la presencia de visitantes foráneos gracias, especialmente, a los cruceros. "Se acercan bastantes turistas. De hecho, la terminal de cruceros es nueva y vienen bastantes desde allí, por lo que debería haber más tiendas para tratar de atraerles", explica. 

Image

Mario es propietario de un negocio en el centro comercial Olympo | AH

Por otro lado, Mario, uno de los propietarios de Topacio, una empresa dedicada a la artesanía, culpa a las grandes superficies comerciales en general e internet en particular de que en este enclave tan estratégico de Santa Cruz esté "todo cerrado". 

"Se debería invertir más en el centro, pero la gente es muy pasiva, no tiene mucha ambición como para meterse en mejorar las condiciones del centro", opina el empresario, quien recuerda que "cualquier negocio necesita invertir y modernizar, y aquí no hay mucha gente que quiera hacerlo. La gente sencillamente vive día a día, pero no tiene ganas de poner esto mejor", lamenta.

A su juicio, los ciudadanos "estamos acostumbrados a echarle la culpa al Ayuntamiento, pero el principal culpable de lo que pasa aquí son los propios comerciantes. Estamos acostumbrados a buscar el enemigo fuera, pero realmente el enemigo está dentro", mantiene.

Sin embargo, Mario reconoce que el consistorio capitalino "sí que podría hacer mas cosas, pero insisto en que los culpables son los propios comerciantes".

"Somos un negocio familiar y, cuando es así, haces un poco de todo. Tenemos un género para el turista o crucerista, que creo que es lo único o lo poco que comercialmente queda en la ciudad. Los locales ya se van a las grandes superficies. Lo único que queda en el centro es el turismo", subraya.

Por ello, han definido que sus artículos "no sean para los locales, sino para el turismo, pues por ellos seguimos estando". "Marcar la diferencia es difícil", explica.

Image

Fachada del que fue el edificio de Maya | AH

Maya
El edificio de los grandes almacenes Maya, un inmueble diseñado por el arquitecto Antonio Del Pozo, se encuentra situado en la calle Candelaria de la capital tinerfeña.  Fue un símbolo del comercio en Canarias desde su apertura en 1984. Sin embargo, la empresa es mucho más antigua, pues fue fundada en los años cincuenta por Tirhdas Bherumal Barwani.

En sus mejores tiempos, en sus diversas  sucursales llegó a vender más de 60.000 artículos de electrónica, perfumería y moda. 

Este edificio en concreto de la capital tinerfeña tenía 5.400 metros cuadrados de superficie de venta, presumiendo de la superficie comercial discográfica más grande de Tenerife, lo que lo convirtió hasta 2015 en parte fundamental del tejido económico de Santa Cruz. 

Tras hacerse público un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó inicialmente a 123 trabajadores, Maya acabó sufriendo un concurso de acreedores que dejó al edificio como propiedad de Caixa Bank.

Cuando cumple su tercer año cerrado, todavía no se conoce de forma certera el uso que se le dará a este edificio, a pesar de que diversas firmas conocidas han mostrado su interés en ocupar en inmueble. Entre los interesados, a finales de 2016 se barajó a los empresarios Amid Achi y Toni Santyani como posibles compradores.

Image

Antigua Facultad de BB.AA.| ULL

Facultad de Bellas Artes 

El antiguo edificio de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna lleva abandonado desde el año 2014, a la espera de que se determine un nuevo uso para este inmueble.

En 2015 el Consejo de Gobierno de la Universidad de La Laguna (ULL) acordó autorizar a la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias que hiciera uso de parte de las instalaciones de la antigua Facultad de Bellas Artes, inutilizadas desde se abriera el nuevo edificio de estos estudios en el campus de Guajara.

Se trataba, en concreto de las tres aulas que son construcciones prefabricadas, el uso de un acceso peatonal por la parte superior de la parcela y los aparcamientos. Esta concesión se realizó de forma gratuita y requería que la Consejería se hiciera cargo del gasto de mantenimiento, impuestos y demás tributos del inmueble, así como de su vigilancia y custodia.

Tras sendos incendios en abril y junio de 2017, la necesidad de dotar este inmueble de uso y mantenimiento se hizo más que evidente. Sin embargo, ya en 2018, el uso concreto del edificio sigue siendo indeterminado. 

Según fuentes de la Universidad de La Laguna consultadas por AtlánticoHoy, la cesión está todavía en proceso de toma de decisiones. Aparentemente, la intención es vincularlo a la docencia que se imparte en la escuela de arte Fernando Estévez y, más concretamente, a la formación en artes escénicas.


Image

Antiguo edificio de Hacienda | AH

Antigua sede de Hacienda y CajaCanarias
Situado en la plaza de Santo Domingo, este imponente edificio lleva años cerrado al público y sin recibir ningún tipo de uso, pese a contar con una ubicación muy céntrica de la capital.

Recientemente, el Gobierno regional se ha visto en la obligación de asegurar la fachada, que tuvo que ser acordonada el pasado mes de marzo por desprendimientos. Aunque estas obras tuvieron un importe de 42.000 euros, la rehabilitación integral del inmueble exige cinco millones, motivo por el cual permanece a la espera.

En 2014, la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Patrimonio y Contratación, quiso subastar este antiguo edificio de Hacienda, propiedad de la Comunidad Autónoma, dentro de la política de racionalización y control del gasto público de la Administración canaria. 


 Image

Palacio de Carta | AH

Palacio de Carta
La casa fue construida entre los años 1721 y 1742 por orden de Matías Rodríguez Carta. Según los historiadores, el emblemático edificio pertenecía a una familia de navieros que mandaron a construir una torre en lo más alto de la casona para poder observar desde su propiedad a los barcos que se acercaban hasta el Puerto de Santa Cruz de Tenerife.

En el siglo XIX el edificio fue sede de la Capitanía General y más tarde acogió también la sede en la Isla del Gobierno Civil. En el año 1952, al ser adquirido por una entidad bancaria, el Banco Español de Crédito, se reforma todo su interior para adecuarlo a su nueva función.



En el año 2007, el Gobierno de Canarias compró el Palacio de Carta a la entidad bancaria. Desde entonces, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha reclamado a la Comunidad Autónoma que se lo cediese a la ciudad para darle uso.

Aunque se localiza físicamente en pleno centro de la ciudad, en la misma Plaza de La Candelaria, hasta 2015 el Gobierno regional no cedió de manera formal este inmueble.

En 2016 se anunció que albergaría, a partir de 2017, el centro de información turística. Por el momento, ha acogido diversos actos culturales.

El Palacio de Carta comienza a formar parte de Santa Cruz de Tenerife con la programación de @HK_TheHouse y con su exposición histórica. pic.twitter.com/kGZdUItsuF

OPINA SOBRE ESTA NOTICIA
0

Para comentar inicia sesión o regístrate

Iniciar sesión Regístrate
TAMBIÉN EN SANTA CRUZ DE TENERIFE
NOTICIAS DE PORTADA
MOTOR EN LÍNEA
ATLÁNTICO VÍDEOS