Hoy es20/07/2019a las02:07:24

El turismo tiende una mano a las pardelas

  • 0
POST_BANNER_01

El turismo tiende una mano a las pardelas

Medio Ambiente
El turismo tiende una mano a las pardelas

Suelta con hotel Sensimar en Los Gigantes | RUMBO ZIDAY


Turismo sostenible

El turismo tiende una mano a las pardelas

Conoce la iniciativa pionera de Excelencia Turística de Tenerife y Rumbo Ziday para rescatar y evitar deslumbrar a estas aves con la luz emitida por hoteles del sur de la Isla

AtlánticoHoy
AtlánticoHoy
AtlánticoHoy
M. Reiriz | Santa Cruz de Tenerife | 2019-03-24 08:17:41

POST_BANNER_02
La necesidad de unir de forma armónica turismo y medioambiente se está convirtiendo cada vez más en una prioridad para estos dos sectores en las Islas fruto, especialmente, del crecimiento que han protagonizado algunos municipios turísticos, con la consecuente repercusión en su derredor. Ejemplo de ello lo conforman las pardelas cenicientas. Estas aves emblemáticas para Canarias, habituales de nuestro paisaje costero, son algunas de las principales afectadas por el desarrollo de los núcleos turísticos más cercanos al mar a causa del incremento de los hoteles y su iluminación nocturna.

Para tratar de revertir este tipo de situaciones y apostar por un turismo sostenible surge una iniciativa pionera a nivel turístico, capitaneada por Excelencia Turística de Tenerife, una organización empresarial sin fines lucrativos que trabaja para impulsar la gestión de la calidad unida a los valores ambientales y sociales vinculados al turismo, junto a la empresa Rumbo Ziday, de gran espíritu conservacionista y centrada en la educación ambiental y el ecoturismo. Gracias a la labor de ambas, miles de pardelas podrán tener una segunda oportunidad en Tenerife.

Image
Una pardela siendo ayudada por los voluntarios | ALBERTO ALONSO

Beatriz Sáenz, técnico de Calidad y Medioambiente de Excelencia Turística de Tenerife, destaca para AtlánticoHoy la importancia de esta campaña para fomentar la implicación de los hoteles con el entorno y el medioambiente para que puedan marcar una diferencia en la conservación de especies como la mencionada 'Calonectris diomedea' o pardela cenicienta, un ave marina protegida en el catálogo nacional y canario, además de por diferentes legislaciones y convenios estatales e internacionales.

Esta iniciativa persigue integrar a la comunidad local y al turista en actividades relacionadas con la conservación y protección medioambiental, y en concreto de la fauna marina del destino turístico; ayudar a conservar y difundir el patrimonio cultural y natural marino, así como promover el desarrollo sostenible del turismo en nuestro destino, que apueste por proteger los recursos naturales, promoviendo el respeto hacia todas las especies que conviven en la isla.

Image

Las pardelas no pueden reinicar con facilidad el vuelo una vez se accidentan por la luz | BENEHARO RGUEZ.

Peligros
Estas aves marinas, bioindicadoras del estado de salud de nuestros mares a nivel local y global, encuentran en su breve paso por tierra firme gran parte de los peligros y amenazas que atentan contra ellas. Entre los más importantes se encuentran las bajas por depredación de especies introducidas como son los gatos y ratas, y la contaminación lumínica de nuestras ciudades y pueblos costeros que provoca que cientos de estas aves, principalmente pollos, acaben desorientadas en sus primeros vuelos, cayendo irremediablemente al suelo sin poder volver a volar, pues su adaptación al medio marino, con largas y estilizadas alas, así como por la forma de sus patas, les dificulta remontar el vuelo desde tierra. 

Para atenderlas en esos momentos de indefensión, así como para prevenir su caída a causa de la elevada luminosidad de nuestras costas y zonas turísticas, es precisamente para lo que surgen iniciativas como la capitaneada por Excelencia Turística de Tenerife en colaboración con Rumbo Ziday, quienes recalcan que la campaña salió adelante gracias al trabajo del voluntariado realizado por diversas asociaciones, entidades y personas que no dudaron en aunar esfuerzos para ayudar a las pardelas. Sin embargo, consideran que falta apoyo por parte de las administraciones públicas a la hora de respaldar este trabajo, pues son necesarios "más recursos para el rescate, así como medios para informar a la ciudadanía". "Hay que divulgar toda la problemática existente con la contaminación lumínica y concienciar a todo el sector turístico, hotelero, etc., en esta materia, además de a los propios municipios para que presten a llevar a cabo medidas de reducción de luz en su entorno", exponen desde Rumbo Ziday.

 Para aportar su granito de arena, en los hoteles del sur de la Isla que forman parte de Excelencia Turística de Tenerife se imparten sesiones formativas, dirigidas al personal sobre la problemática que sufren estas aves marinas en la sociedad actual, la forma de prevenir su caída y cómo actuar en caso de encontrar un ejemplar extraviado. Además, se ha elaborado material de difusión específico para ampliar esta información, que consta de displays, carteles para los trabajadores y folletos en tres idiomas (español, inglés y alemán) para proporcionar información a los clientes. Asimismo, tras finalizar la campaña de recogida de juveniles de la pardela cenicienta, se realizó una liberación de ejemplares frente al hotel participante TUI Sensimar Los Gigantes, que habían sido rescatados durante esta campaña.

Image


"Es un trabajo que llega al corazón, pues este año han caído más pardelas que el año pasado, que ya había sido un récord, lo que evidencia que este tipo de  medidas son muy importantes para revertir la situación", explica Sáenz, quien subraya desencadenantes como que cada vez haya más luz en nuestras costas. Para tratar de reducirla han planteado medidas como procurar que las luminarias en terrazas o jardines enfoquen hacia abajo o limiten, también, su intensidad para que las pardelas no se desorienten por el resplandor. 

Image

Todos los hoteles, entre los que se incluyen Adrián Hoteles (Hotel Jardines de Nivaria, Roca Nivaria Gran Hotel y Hotel Colon Guanahani), TUI Sensimar Los Gigantes, Arona Gran Hotel, Hotel Jardín Tropical, HD Parque Cristóbal Tenerife, Marylanza Suites & Spa, Hotel Gran Tacande y Hotel Jardín Tecina, éste último ubicado en la isla de La Gomera, "se han volcado con este objetivo", explican sus organizadores, quienes recalcan que el sector "ha entendido que es muy importante que todos nos impliquemos". 

Image
Virginia Díaz con un ejemplar de pardela / ALBERTO ALONSO

La campaña en datos
Durante esta campaña, según datos del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Tahonilla, que depende del área de Medioambiente del Cabildo de Tenerife, se recogieron en Tenerife 2.610 pardelas, lo que supone un 60% más que el año anterior. Solo desde Granadilla hasta Santiago del Teide se recogieron el 80% de juveniles, siendo Arona y Adeje los municipios con peores cifras, con 801 y 778 pardelas respectivamente, más de la mitad de los pollos que se recogen en toda la isla.

La campaña comenzó el 12 de octubre de 2018 con el primer ejemplar encontrado y finalizó el 26 de noviembre. Se llegaron a recoger entre 100 y 200 aves diarias. El día de mayor movimiento fue el 6 de noviembre, coincidiendo con la víspera de Luna Nueva, en el que se recibieron 260 juveniles. Con estas cifras, "se hace cada vez más latente la necesidad de que todos colaboremos, no sólo para asistir a las pardelas que caen deslumbradas por las luces de la costa, sino para prevenir que se desorienten y sigan su rumbo natural a alta mar. Disminuir la intensidad del alumbrado de las zonas turísticas es uno de los factores claves durante esta época", afirman.

"Como se ve, todos nos tenemos que sumar, especialmente los municipios turísticos. Por ello, nuestro principal objetivo es llegar a todos los hoteles de la Isla. Pero tampoco queremos centrarnos solo en rescatar a las pardelas una vez han sido deslumbradas y desorientadas por la luz, sino que también queremos aumentar la prevención y reducir la cantidad lumínica de la isla en las zonas turísticas o en las fiestas para prevenir esta situación antes de que suceda. Para ello, vamos a trabajar nuevamente con los hoteles y comercios", explica la bióloga de Rumbo Ziday Virginia Díaz al medio digital canario AtlánticoHoy.


Image
Virginia Díaz, bióloga de Rumbo ZIDAY

Cómo actuar
Dentro de un hotel la acción es más rápida que si un viandante encuentra a uno de estos ejemplares. Gracias a esta campaña el personal de recepción ya sabe lo que debe hacer: lo adecuado es ponerse en contacto con el 1-1-2 e introducir al ave en una caja de cartón perforada para permitir la entrada de oxígeno. Asimismo, se debe mantener al animal en una zona tranquila y no alimentarla ni darle de beber. "Los responsables del Centro de Recuperación de Fauna o Protección Civil sabrán cómo atender al animal en ese momento", explican. 

Si no se lo puede atender, al menos serviría de gran ayuda meter al animal, si se encuentra indefenso, en la caja agujereada y dejarlo en cualquier lugar donde lo puedan recoger los servicios destinados para ello. De lo contrario, el ave se puede perder, mover, ser atacado, etc., dificultando aún más su localización.

Las caídas de estas aves van en aumento. "La gráfica es exponencial. En el año 89, en la campaña del Cabildo de Tenerife, se atendieron a 32 ejemplares, pero en 2018 fueron 2.610 aves", añade Díaz. Por ello, y como indica, el CRFS La Tahonilla, "si los municipios no toman cartas en el asunto y se implican en la reducción de luz en las zonas turísticas, la tendencia seguirá al alza", alertan.







POST_BANNER_03

POST_BANNER_04
OPINA SOBRE ESTA NOTICIA
0

Para comentar inicia sesión o regístrate

Iniciar sesión Regístrate

POST_BANNER_05
TAMBIÉN EN MEDIO AMBIENTE

POST_BANNER_06
NOTICIAS DE PORTADA

POST_BANNER_07
MI CIUDAD
CANARIAS
ACTUALIDAD
SUCESOS
EMPRESAS
ATLÁNTICO BLOG
+ ATLÁNTICOHOY
CANALES
ATLÁNTICO MODA

POST_BANNER_08