Hoy es21/03/2019a las05:03:45

Las termitas, la peor especie invasora de Canarias

  • 0
POST_BANNER_01

Las termitas, la peor especie invasora de Canarias

Sociedad
Las termitas, la peor especie invasora de Canarias

Obreras de Reticulitermes flavipes | CEDIDA


plagas

Las termitas, la peor especie invasora de Canarias

La actual plaga que afecta a Tenerife está considerada entre las tres peores termitas subterráneas del mundo

Ainoha Cruz
Ainoha Cruz
Ainoha Cruz
Ainoha Cruz | Santa Cruz de Tenerife | 2019-03-18 05:00:04

POST_BANNER_02
El primer caso de Reticulitermes flavipes en Tenerife fue registrado en junio de 2017 en una vivienda de Tacoronte. Los técnicos y especialistas llamaban a la tranquilidad y evitaban la alarma social al no haber detectado que la termita se hubiera esparcido por la Isla, instaban eso sí a realizar un estudio que identificara el problema del insecto. En 2018 los biólogos investigadores de la ULL David Hernández Teixidor, Daniel Suárez Ramos y Javier García Pérez y el técnico de la empresa Anticimex, David Mora, realizaron un informe en el que alertaban del peligro del avance de esta termita y destacaban que a la zona inicial se le sumaba también Valle Guerra. En 2019 la alarma por este insecto cubre tres municipios y se expande a la Isla completa. 

El Dr. en Biología e investigador de la ULL, David Hernández Teixidor, ha destacado para el periódico digital de Canarias AtlánticoHoy, que actualmente Tenerife está ante la peor especie invasora que tiene Canarias. "Tenemos muchas especies invasoras y muchas plagas, pero la mayoría de ellas afectan a pocas especies". El investigador especifica que este tipo de termita "podría dañar de forma generalizada a muchas especies de plantas. Y a nivel mundial está considerada de las tres peores termitas subterráneas".

La Reticulitermes flavipes es la termita más común en América del Norte y se alimenta de materiales como la madera estructural de los edificios, árboles vivos y demás elementos de madera. Las colonias varían desde los 20.000 trabajadores hasta los 5 millones. En Tenerife, son varios los individuos de estos insectos que destacan por su adaptación perfecta en la isla, según Hernández Teixidor. 

En estos últimos meses el avance de las termitas ha sido clave debido a que en invierno se da su etapa de reproducción, en la cual el insecto entra en fase alada y buscan un nuevo hogar llegando a avanzar entre 100 y 400 metros. "Al desplazarse a mayor distancia en invierno, los reproductores alados emergen de los termiteros y se reproducen, tras reproducirse buscan un nuevo sitio donde fundar un nuevo termitero", explica el doctor en biología. 

"Después está el problema del desplazamiento por el hombre", sentencia Hernández Teixidor, quien destaca que el transporte de materiales afectados como maderas de obra o árboles es un problema importante a la hora del movimiento de esta termita. En esta misma línea también el experto en termitas David Mora informa a AtlánticoHoy que, "lo mas peligroso es el transporte de material infestado a cualquier otra zona de la isla o península, lo cual se puede producir en cualquier momento por cuanto no existen controles que lo eviten, según mi conocimiento". 

Daño ambiental

Los hogares son los principales perjudicados por las termitas. Al comer las maderas de las casas se puede levantar el suelo o separarlo del suelo. Los cimientos son los los mayormente afectados cuando la casa no está en buenas condiciones. Por otra parte, el mobiliario urbano como postes de teléfono o cualquier otro elemento de madera que se encuentre en el exterior está al alcance de la plaga. 

Los elementos vivos también han sufrido la termita, "de hecho ya afecta a zonas por debajo de El Cardonal, donde daña a cultivos en el sentido de que ya se ha observado que se alimenta de varias especies que usamos en agricultura, como, por ejemplo, las viñas", comenta Hernández Teixidor. El doctor en biología destaca que, en general, las termitas pueden causar daños económicos graves e incluso problemas sociales, "porque causa un impacto en el medio importante e incluso puede llegar a haber pérdidas de trabajo si afecta a zonas de agricultura". 

Erradicación de la plaga

"La eliminación de una colonia suele precisar entre 6 y 9 meses de tratamiento", informa David Mora quien calcula que la erradicación completa de la plaga precisará de 3 años. "Lo que llevará más tiempo es el poder acceder a todos los terrenos afectados para poder iniciar la conexión con las colonias presentes", informa.

Respecto los materiales que usar para la erradicación y que han despertado cierto debate sobre cuáles usar en las zonas afectadas, Mora tiene claro que el hexaflumurón es la materia más efectiva pues se ha demostrado su eficacia en más de cien viviendas de la zona afectada. "El diflubenzurón funciona bien en la península frente a otras especies de termitas pero no en Tacoronte", informa el técnico, quien además destaca que "frente a la termita americana, Reticulitermes flavipes, la bibliografia cientifica desaconseja su uso". "Nuestra experiencia y la de otra empresa en Tenerife confirma esta falta de eficacia para eliminar colonias grandes de esta especie de termita", afirma Mora.



POST_BANNER_03
TAMBIÉN EN SOCIEDAD

POST_BANNER_04
OPINA SOBRE ESTA NOTICIA
0

Para comentar inicia sesión o regístrate

Iniciar sesión Regístrate

POST_BANNER_05
NOTICIAS DE PORTADA

POST_BANNER_06
CANALES

POST_BANNER_07