Hoy es19/06/2019a las12:06:05

La adicción a las pantallas, un problema que se ignora

  • 0
POST_BANNER_01

La adicción a las pantallas, un problema que se ignora

Salud y Bienestar
La adicción a las pantallas, un problema que se ignora

Niños con un ordenador | PIXABAY


nuevas tecnologías

La adicción a las pantallas, un problema que se ignora

Redes sociales, televisión, ordenador y videjuegos son elementos que forman parte del día a día de mucha gente pero que sin saberlo pueden trasformarlo llegando a crear dependencia

Ainoha Cruz
Ainoha Cruz
Ainoha Cruz
Ainoha Cruz | Santa Cruz de Tenerife | 2019-04-20 05:00:02

POST_BANNER_02
Si se insertan las palabras "adicción" y "videojuegos" en el buscador de Twitter la indignación florece. Hace poco una clínica española publicaba un anuncio donde ofrecía un tratamiento para curar la adicción a los videojuegos, entre todos sus tratamientos. Las redes no dejaron escapar la ocasión para defender que es imposible comparar los juegos on y offline con las drogas, el tabaco o el alcohol. Pero lo cierto es que las adicciones a las pantallas en general son una tendencia en auge y aparentemente fuera de control.


Muchos expertos coinciden en que ni los videojuegos ni las pantallas en sí mismas son un problema. De hecho cualquier actividad normal que produzca algún tipo de placer puede generar interferencias en la vida cotidiana de cualquier persona que puede crear una dependencia al estímulo. El profesor de Psicología e investigador de la Universidad de La Laguna Esteban Torres Lana, tiene claro que los seres humanos tienden a las adicciones de elementos que les gustan. Por ello explica que "los juegos tienen todos los elementos de refuerzos placenteros e intermitentes que hacen que lleguemos a ser adictos". "De hecho hay muchas personas que son adictas a distintos tipos de pantallas desde los videojuegos hasta el juego, las redes, etc ", aclara.

Y es que aunque el debate se halla centrado en la adicción a los juegos, el aspecto a abarcar estaría, en realidad, en la adicción a las pantallas. "Yo creo que como es algo tan extenso nos da un poco de corte decir que esto puede llegar a ser adictivo pero tiene todos los componentes de la adicción", opina Torres Lana. El profesor defiende que las personas que pasan diez horas frente a una pantalla tienen un comportamiento adictivo, pues su día a día sufre cambios de relevancia.

"Hay que enseñar en la escuela a niños y niñas a defenderse de la publicidad, a entender bien las películas, a no dejarse influir por famosos que te anuncian cosas"

Pese a todo no se trata de demonizar las nuevas teconologías. "Fíjate que a Sócrates le parecía que la escritura era una tecnología endemoniada, que estropeaba el diálogo", recuerda Torres Lana. No es miedo lo que deban sentir las personas a la hora de enfrentar a las pantallas, defiende el profesor, "no creo que haya que tener miedo, pero en efecto están cambiando nuestra sociedad, como la escritura la cambió o la imprenta. Ahora hay un gran cambio pero no hay que tenerle miedo, solo hay que educar".

Y es que la educación es la única base sobre la que podría asentarse un buen uso de las nuevas tecnologías. "Hay que enseñar en la escuela a niños y niñas a defenderse de la publicidad, a entender bien las películas, a no dejarse influir por famosos que te anuncian cosas", aconseja el profesor, pero sobre todo destaca que hay que mantener la conexión solo unas horas para así compensar las pantallas con la vida social y la deportiva.


Violencia de los videojuegos

La correlación entre los videojuegos y la violencia es una cuestión que también ha levantado mucha polémica. Tras el atentado de Nueva Zelanda donde el autor simulaba que estaba en un videojuego y que trasmitió la masacre en directo, muchas personas se plantean si este tipo de actitud fue causa de los juegos. La ciencia tiene claro que no. Torres Lana lo explica, "el atentando fue terrible por la similitud con los videojuegos, pero esa persona no necesita haber jugado para hacer lo que hizo. Tenía un odio que le viene de otra cosa". 

De hecho la cuestión sobre si los juegos hacen violentas a las personas podría plantearse a la inversa ya que, "sí es cierto que hay relaciones entre jugar a videojuegos violentos y cierta agresividad personal", aclara el profesor de ULL, pero es porque "las personas que son agresivas en su vida normal les gustan los videojuegos agresivos. Y estos multiplican su agresividad", explica.
Y añade que, "Hay videojuegos que no son agresivos, que son preciosos, que se juegan en grupo y que no tienen que ver con matar ni con violencia. No hay ninguna relación entre los videojuegos y la violencia criminal".


POST_BANNER_03

POST_BANNER_04
OPINA SOBRE ESTA NOTICIA
0

Para comentar inicia sesión o regístrate

Iniciar sesión Regístrate

POST_BANNER_05
TAMBIÉN EN SALUD Y BIENESTAR

POST_BANNER_06
NOTICIAS DE PORTADA

POST_BANNER_07
MI CIUDAD
CANARIAS
ACTUALIDAD
SUCESOS
EMPRESAS
ATLÁNTICO BLOG
+ ATLÁNTICOHOY
CANALES
ATLÁNTICO MODA

POST_BANNER_08