AtlánticoHoy

Tool
Paisaje | PIXABAY
Anterior noticia
Siguiente noticia

FÚTBOL

0
0

El Atlético completa la gesta en Anfield

Anfield| PIXABAY

EL MOVIMIENTO DEL FÚTBOL

El Atlético completa la gesta en Anfield

El Atlético completa la gesta en Anfield

Estos días nos estamos dando cuenta de la importancia capital de la que dispone el fútbol. En un mundo cada vez más globalizado y donde existen menos fronteras, el deporte rey.

Redacción
Redacción
Redacción
| Santa Cruz de Tenerife | 2020-03-25 16:15:00
El fútbol lo paraliza todo, su impacto mediático es indiscutible. Y ya no solo importan los hechos que tienen lugar sobre el terreno de juego. Se ha creado un ecosistema basado en la actualidad informativa que paraliza el mundo cuando se disputan partidos; también existen otros elementos para vibrar con los partidos desde casa, juegos en tiempo real como es el caso del popular Comunio, o la expansión de los bonos promocionales que ofrecen las diversas casas de apuestas como es el caso de Oddschecker. El espectáculo está servido fuera del campo. 

Y los aficionados del Atlético de Madrid vivieron hace unos días una noche mágica, uno de esos partidos que quedan grabados en la retina de los fans. Tanto nacionales como internacionales. Nunca la idiosincrasia de un equipo se había transmitido tan bien a través de la acción que se veía sobre el terreno de juego. El Atleti es un club acostumbrado a sufrir, a luchar y sobreponerse a situaciones límite. Hace unos días consiguió eliminar al actual campeón de la Champions League, en su campo, uno de los templos futbolísticos por antonomasia. La ciudad de Liverpool tiene dos emblemas: el primero es su patrimonio musical; el segundo es Anfield, uno de los estadios más hostiles con relación a sus rivales, sinónimo de pasión y de buen juego. El feudo inglés enmudeció con la visita del Atlético, el silencio se apoderó de sus gradas cuando Morata firmó el 2-3 definitivo que condenaba al equipo inglés. La eliminación era un hecho. 

El duelo de vuelta de los octavos de la competición fue un partido tan completo y tan intenso, que vale la pena entrar en detalle y analizar todas las variables que se presentaron sobre el terreno de juego. Lo primero que hay que destacar es el resultado que obtuvo el Atleti en el partido de ida. Después de un esfuerzo titánico en el Wanda Metropolitano, el conjunto colchonero venció 1-0 gracias a un solitario gol de Saúl Ñíguez en el minuto 4 del partido. Las cifras de la posesión ya dejan entrever la tónica del partido: 33% para el conjunto local y 67% para los ingleses. Sin embargo, no todo es posesión, y el Atlético sumó un disparo más a puerta que su rival (8 a 7). 

Todo el mundo tenía claro que el 1-0 de la ida no sería un resultado definitorio, y que todo se decidiría en territorio inglés. Aficionados y futbolistas tenían muy presente lo que le pasó al Barça en el curso pasado, cuando el Liverpool remontó un resultado desfavorable de 3 goles en contra. 

El partido de vuelta dio inicio con una buena jugada de Diego Costa, una de las pocas opciones claras de las que dispuso el equipo colchonero en la primera parte del partido. Con el avance de los minutos el Liverpool fue presionando a su equipo rival y creciendo sobre el césped. El equipo visitante recibió un golpe fuerte al encajar un gol de Wijnaldum en el minuto 43 de partido, hasta ese momento el Atleti supo frenar las embestidas de un Liverpool desbocado. 

Lejos de desmoronarse sobre el césped, el equipo madrileño lo apostó todo al estilo de juego de su entrenador. Y Oblak se convirtió en un muro infranqueable que frustró todas las internadas del conjunto Red. Toda la acción de la segunda parte se desarrolló en terreno rojiblanco. Los minutos fueron pasando y el Liverpool no conseguía sumar el gol que le permitiría evitar la prórroga, con el desgaste físico que ello implica. A pesar de todo, Saúl anotó un gol en el minuto 92 que fue anulado por fuera de juego, y la clasificación tuvo que decidirse en el tiempo extra. 



Lo que nadie esperaba es que el Atleti encajaría un gol tan pronto después de la reanudación. Firmino colocó el 2-0 en el casillero tras un rechace afortunado. El Atleti consiguió mantenerse sereno y nuevamente apostó todo a la épica y al drama. 

Llorente se convirtió en el héroe de la noche después de sumar dos goles antológicos. Adrián, el portero del Liverpool, cuajó una actuación desastrosa en la prórroga y esto dio alas al Atleti. El recuerdo de Loris Karius -y su pésima actuación en la final de la Champions ante el Real Madrid- flotó sobre la mente de los seguidores Red. Una grada que enmudeció definitivamente tras el gol de Morata en el minuto 121. El Atlético de Madrid conseguía una hazaña que parecía materialmente imposible: anotó tres goles en una prórroga en uno de los campos más complicados de todo el panorama mundial. 

Simeone enloqueció en la línea de cal y su carácter se trasladó sobre el césped. Sus hombres fueron una extensión natural de su filosofía futbolística. El Atleti estará en los cuartos de final de la competición cuando se reanude el torneo. Y un aviso a navegantes: el equipo nunca deja de creer.
OPINA SOBRE ESTA NOTICIA
There are no comments.

Para comentar inicia sesión o regístrate

Iniciar sesión Regístrate
JUEGA CON ATLÁNTICOHOY