post

Tool
La Cámara de Comercio advierte de que renunciar al gas natural obligará a quemar más fuel | SPANISHPORTS.ES
Anterior noticia
Lujuria | IMAGEN CEDIDA
Siguiente noticia

ECONOMÍA

0
0

"Hay que ponerle una alfombra roja a quien decide dedicarse a la agricultura"

Ángela Delgado durante la entrevista en el set del medio digital de Canarias AtlánticoHoy | ATLÁNTICOHOY VÍDEOS

RADIOGRAFÍA DEL SECTOR PRIMARIO

"Hay que ponerle una alfombra roja a quien decide dedicarse a la agricultura"

La presidenta de ASAGA, Ángela Delgado, alerta de la grave escasez de agua en el campo, opina sobre la situación del Brexit y sobre lo que esperan del nuevo Gobierno canario.

Alicia H. Ramos
Alicia H. Ramos
Alicia H. Ramos
| Santa Cruz de Tenerife | 2019-09-10 10:00:00
Ángela Delgado es una gran conocedora del sector primario y además le une un vínculo familiar, un sector que ama y se enorgullece del potencial que alberga el archipiélago. Añora aquellos tiempos de bonanzas, de agricultura y ganadería puntera en todos sus extremos.

Lleva toda una vida defendiendo las producciones locales de nuestros campos, con un espíritu luchador y con ganas de que las cosas se hagan bien. 

En estos momentos, Delgado tiene la enorme responsabilidad de proteger a los agricultores ante los grandes desafíos de la actualidad: el temido brexit y la grave escasez de agua. De hecho, en la sede de AtlánticoHoy y antes de entrar a la entrevista, atendió llamadas de agricultores que le rogaban soluciones de agua para sus explotaciones. 

Ángela Delgado tiene amplitud de miras en esta actividad. El denominador común en cada batalla: la búsqueda continua de un campo rentable. Sin embargo, es algo complicado cuando las Administraciones no allanan el camino. 

Asimismo los agricultores tampoco pueden más cuando el mercado les está castigando tanto por la entrada de productos de fuera. 

Nuestra protagonista sueña con tener una agricultura fuerte de exportación, en aquellos periodos que pueda ser, y fuerte en consumo interior, que no tuviésemos que importar tantos productos. "Porque al final lo que estamos importando son plagas", incide.

Con estas cuestiones que tanto preocupan a muchas familias y a todos los consumidores canarios, abrimos nuestro set del periódico digital de Canarias AtlánticoHoy para hablar de nuestro sector más preciado. Y lo hacemos invitando a la presidenta de ASAGA, Ángela Delgado.

n
Cultivo de tomates | ARCHIVO RED

 ¿Las soluciones están ya más claras con respecto a la adquisición de semillas para la siembra de la papa en las Islas, ante la salida dura previsible del Brexit?
Sí, tenemos las previsiones. De hecho, tenemos valorados otros orígenes que no es solo Reino Unido sino Dinamarca también. Lo que hay es que prepararse para cuando ocurra ese momento, si es que realmente ocurre como estaba previsto en medio de la campaña de la siembra de Canarias. Pues eso no provocará un impedimento para traer las semillas teniendo en cuenta que el inicio de la campaña de la papa en las Islas es en octubre y termina a mediados de marzo. Y si nos coge el brexit en medio de esa campaña había que buscar soluciones. Ver que hay disponibilidad en esos orígenes de las semillas y, por lo menos, ver un Plan B. 

¿Esto ya lo tienen avanzado?
Sí, era ver que hay disponibilidad en esos países productores de semillas. Los cauces son los mismos, son países comunitarios con lo cual tenemos las facilidades que teníamos hasta ahora al ser de la UE. 

¿Están tranquilos?
Sí, y con esta última noticia que tenemos que esto se va a alargar hasta el 31 de enero hay cierta tranquilidad. Lo que pasa es que es la crónica de una muerte anunciada.

¿Cuál es la situación en cuanto a las exportaciones a Reino Unido de los productos estrella: como el tomate y el pepino?
Hay mucha incertidumbre porque son clientes que se llevan manteniendo durante muchísimos años. Entonces encontrar un cliente que quiera tu producto, pues es muy complicado y más cuando el origen es Europeo, que sabemos que somos más caros que otras procedencias. De repente, de un mes para otro, tener que cerrar ese origen porque si hay un Brexit duro no olvidemos que Reino Unido sería tercer país. Y al ser tercer país, pues los agricultores que hiciesen sus exportaciones allí no tendrían la subvención, de las que están previstas del POSEI sobre los 15.000 euros por hectárea a la exportación. Por lo tanto te ves un poco en la tesitura de no saber porque los cauces de envíos cambiarán. No es lo mismo enviar dentro de la Comunidad Europea, aunque fitosanitariamente estamos considerados tercer país, pero no es lo mismo. Hay que esperar a ver, no hay acuerdos bilaterales. No hay nada detrás de ese Brexit. Habría que esperar a ver qué pasa. 
 
¿Qué esperan del nuevo Gobierno de Canarias en materia agraria?
Esperamos todo. Esperamos continuar con todas las gestiones que se han estado haciendo. Tenemos también un nuevo Parlamento Europeo constituido y hay que negociar un nuevo POSEI. Hemos hecho las alegaciones a los cambios y ahora hay que intentar evitar una reducción a las Regiones Ultrapérificas por el Brexit. Se ha dicho que si Inglaterra sale la PAC (Política Agraria Común) se disminuye en un 3,9% y lo cierto es que había un trabajo hecho por parte de los sindicatos agrarios, la Administración, el Gobierno español..Es una labor de trabajo que hay que rescatar e intentar que no se nos caiga parte de ese POSEI.

El nuevo acuerdo Mercosur también es otra cuestión, porque las negociaciones con Europa la moneda de cambio siempre somos los agricultores y los ganaderos. Son países que tienen un sector primario muy fuerte, y a cambio de tecnología que también se exporta desde Europa o telecomunicaciones o automóviles, o sector industrial, al final el acuerdo bilateral es traer productos de los campos terceros. Y los perjudicados somos los mismos: la agricultura y la ganadería.

La presidenta de ASAGA, Ángela Delgado, en el set de ATLÁNTICOHOY | ATLÁNTICOHOY

En el 2017 usted alertó que, ante la falta de agua de riego y con el cambio climático, la sequía y el no poder usar agua de desaladoras el sector podría desaparecer ¿Ahora mismo cuál es la situación?
La situación se ha agravado en las Islas por los últimos incendios en las Islas. Vemos que proliferan los fuegos porque suben las temperaturas, lo normal en el verano. Pero la escasez de agua es tan grande que tienes el agua en propiedad o la tienes contratada, e incluso, no es una garantía ante la necesidad de suministro urbano que de un día para otro te la quitan. Es, por eso, por lo que nosotros llevamos mucho tiempo diciendo que hay que trabajar intensamente y, sin pausa, todo el tema de las aguas depuradas y regeneradas. El único futuro que tenemos en la agricultura en Canarias es poder utilizar todas esas aguas regeneradas que producen las Islas, y que debidamente tratadas. Son el oro que podría tener nuestra agricultura y ganadería para seguir adelante. Si no, no es posible seguir adelante porque tenemos el agua más cara de Europa con muchísima diferencia. El agua más cara de la península no creo que llegue a 20 ó 25 el céntimo por metro cúbico. Nosotros pagamos hasta 40 céntimos por una pipa, la mitad de un metro cúbico. Entonces la escasez ahora no es sólo el precio es que no hay agua en determinadas partes de las Islas a ningún precio. Ahora los agricultores me llaman buscando agua. Ha habido cambio de suministro y entonces unos productores u otros se quedan sin agua y al final es una llamada de auxilio para intentar que se les ponga unas horas de agua para poder mantener sus cultivos. Y conozco agricultores que tienen plantados cultivos y tienen que abandonar por falta de agua.

"El único futuro que tenemos en la agricultura en Canarias es poder utilizar todas esas aguas regeneradas que producen las Islas, y que debidamente tratadas. Son el oro que podría tener nuestra agricultura y ganadería para seguir adelante. Si no, no es posible seguir adelante porque tenemos el agua más cara de Europa"

¿Y la solución?
La solución no la hay a corto plazo. Es ir haciendo un trabajo de hormiguita, ir consiguiendo pequeños caudales y a ver si consiguen pasar lo que nos queda de este verano. Y bueno a ver si aparecen algunas lluvias, un poco esporádicas, que pudiesen aliviar la falta de agua en todo. Entonces eso pues a lo mejor podría dar un suspiro. De momento, el agua es la que hay y cada vez va mermando porque los acuíferos van bajando las aguas públicas (hablemos de desaladoras o depuradas). Pero necesitamos que todos los caudales se muevan para intentar paliar esa parte de agua. 
Es muy importante el conocimiento con las Administraciones, con la Consejería de Agricultura porque los temas agua son vitales, aparte de que van a solucionar el tema turístico de los vertidos en el mar, de las alertas porque cierran una playa.. En fin todos este tipo de alertas que no nos viene nada bien para nuestra principal industria que es el turismo, pues la agricultura está dispuesta para ayudar en esa misión. Que hagamos un gasto eficiente del agua, y digamos que de una forma más ecológica, un aprovechamiento que nos ayudaría a todos. 

¿Ha habido desidia? ¿Por qué no ha habido un Plan Hidrológico preventivo a lo que está pasando hoy?
A ver no me considero suficientemente preparada para decir si esto es una cuestión de desidia o no. Las obras hidráulicas no es decirlas y ya está. O sea Tenerife tiene un Plan Hidrológico, hay islas que hasta hace poco no lo tenían todavía definido. Las Administraciones no se pueden acoger a subvenciones europeas si no existen esos planes hidrológicos. Entonces es bastante complejo. Luego como conocemos muy bien todos, el minifundismo es tan brutal que para atravesar una tubería puedes tener dos mil propietarios a los que pedirles permiso o a los que hay que expropiar previamente para el paso de esas obras. Las cosas no son tan sencillas. La planificación de las obras hidráulicas lleva de diez años para arriba. Entonces hay muchos proyectos en marcha. Pero ahora lo que tenemos es que apurar, que esas concesiones se den y las obras se pongan en marcha. Y que las pequeñas conexiones que haya que hacer, de una en apoyo de la otra, pues ahí que las Administraciones se presten a acometer esas pequeñas obras de emergencia, por restitución de tuberías como, por ejemplo, la que viene a Vilaflor desde Tagara, esa no aguanta presión y en cualquier momento nos quedamos con una situación de miseria de agua. Entonces todo esto es importante que haya buena predisposición, que, de momento, la he palpado. Tengo que decir que las reuniones que tuvimos en Fonsalía con los consejeros del Cabildo insular de Agua y Agricultura, pues hay plena predisposición para atacar estos frentes con lo cual es una cuestión de que los nuevos cargos vayan asentándose en sus puestos y vayan tomando decisiones. Entiendo que cualquier equipo que entra necesita tiempo para ponerse al día, pero esto son obras que políticamente a todos les interesa que salga. Y a nosotros que hacemos política agraria nos interesa que sea cual el partido que esté en el poder lo tenga como prioridad.

"El minifundismo es tan brutal que para atravesar una tubería puedes tener dos mil propietarios a los que pedirles permiso o a los que hay que expropiar previamente para el paso de esas obras. Las cosas no son tan sencillas. La planificación de las obras hidráulicas lleva de diez años para arriba."

En estos momentos el consumo local, o adquirir productos de proximidad, es tendencia dentro la economía colaborativa ¿Desde Asaga han planteado estrategia para aprovechar esta oportunidad en el comportamiento del consumidor?
Nosotros somos férreos defensores del consumo local porque somos defensores de nuestras producciones. Lo hemos sido siempre y lo anteponemos a cualquier tipo de consumo. Luchamos con las producciones que vienen a bajo coste de otros países, no porque no tengamos nada en contra de esos terceros países, son hermanos de agricultores y ganaderos, pero sí competimos con diferencias de gastos. 
Nosotros pagamos salarios europeos, condiciones europeas, pagamos un terreno europeo y competimos con empresas europeas, pero competimos además con productos que vienen de terceros países y tienen una economía peores a la nuestra que en el mejor de los casos son salarios que son el 20 por ciento de los nuestros. Y eso que es tan evidentemente de ver es muy difícil llevarlo a las Administraciones para que se pongan tarifas de entrada o impuestos o aranceles a lo que viene de otros países. Porque sería una forma muy social de recaudar impuestos y dejarlos en economía aquí para ponernos al mismo nivel de productividad a todos los orígenes con las mismas condiciones fitosanitarias. Que un ecológico sea lo mismo de lo que vienen de América: pongo el ejemplo de los plátanos que nos inundan de fuera con etiquetas de ecológico y nada tienen que ver con los nuestros. Nada se parece a los ratios de ecológico que se establece en la UE y si nos pusieran en igualdad de condiciones somos absolutamente competitivos. 
El problema es que las empresas agrarias estamos en total desventaja y, sobretodo, competimos con grandes multinacionales, con grandes comerciantes que no les importa traer el producto desde otra parte del planeta si ganan dinero. Ahí no importa nada lo que gastemos de combustible, el medioambiente, sino solo importa el bolsillo de algunos señores. Y nosotros por supuesto apostamos por el producto local, por dejar dinero en el bolsillo de nuestros trabajadores y de nuestra industria agroalimentaria.

"El problema es que las empresas agrarias estamos en total desventaja y, sobretodo, competimos con grandes multinacionales, con grandes comerciantes que no les importa traer el producto desde otra parte del planeta si ganan dinero".
 
 Cuando se habla de generar estímulos para que el hijo del ganadero o agricultor tome el relevo generacional ¿Hablamos de subvenciones o de qué?
Nosotros hablamos desde Asaga de que el campo sea rentable. Si el campo es rentable nuestras nuevas generaciones se va a quedar en el campo.Hay una pequeña porción que decide dedicarse a la agricultura y ganadería, que suele ser herederos de sus padres o abuelos. Realmente con los problemas que tenemos aquí (de agua, de suelo,) a quien decide dedicarse a la agricultura hay que ponerle una alfombra roja y una botella de champagne o un buen vino canario y solucionarle todos los problemas que tenga para adjudicarse la tierra. De aquí hablo de impuestos de sucesiones cero porque si no al final todos los terrenos de Canarias se los va a quedar el Gobierno. Estamos hablando que no tengamos trabas para cultivar, para hacer una pared, para abrir un camino. Al final todo pasa porque sea rentable la agricultura. Hay que tener sentido común, no pedimos otra cosa, sentido común al kilómetro cero, a la ecología y a intentar que nuestros campos estén cuidados y, de esa manera, evitaremos los incendios tan tristemente de moda últimamente. Cuando me han preguntado por el tema de los incendios he dicho que si el campo no sería rentable no estaríamos hablando de lo mismo.

Lleva toda una vida vinculada con el sector primario desde Asaga como vicepresidenta y ahora como presidenta en los últimos años, ¿Con qué retos sueña?
Que mis hijos y mis nietos puedan seguir dedicándose a lo que nos hemos dedicado los anteriores. Tener un campo canario puntero, que siempre lo fue. Hablo de los tomateros, de los plataneros que siguen siendo punteros. Yo que me muevo en ASAGA nacional el plátano de Canarias es un referente, que a veces aquí lo criticamos, a Asprocan, de forma alegremente todo lo que tenemos y no somos capaces de valorar el trabajo tan grande que se ha hecho: que me lo nombran los de las naranjas, me lo nombran los cerealistas y me lo nombran los de frutas y hortalizas. No sabemos el capital que tenemos el tener una marca como plátano de canarias que año tras año intenta sobrevivir contra la banana, procedente de todos los orígenes y de orígenes mucho más baratos que el nuestro. Y que sigue luchando. Echo de menos un sector tomatero como yo lo conocí, fuerte y estructurado. Pues ese si me permites me gustaría que sea el futuro de Canarias: tener una agricultura fuerte, de exportación en aquellos periodos que pueda ser y fuerte en consumo interior que no tuviésemos que importar tantos productos. Porque al final lo que estamos importando son plagas, que vienen siempre para quedarse. Tenemos un clima espectacular y no solo atrae turistas sino también todo tipo de plagas.

"Echo de menos un sector tomatero como yo lo conocí, fuerte y estructurado. Pues ese si me permites me gustaría que sea el futuro de Canarias: tener una agricultura fuerte, de exportación en aquellos periodos que pueda ser y fuerte en consumo interior, que no tuviésemos que importar tantos productos".

n
Explotación platanera | ASPROCAN
OPINA SOBRE ESTA NOTICIA
There are no comments.

Para comentar inicia sesión o regístrate

Iniciar sesión Regístrate