AtlánticoHoy

Tool
Paisaje de Gran Canaria | IMAGEN DE LA RED
Anterior noticia
La madre del menor desaparecido junto a un cartel con su imagen | EFE
Siguiente noticia

SALUD Y BIENESTAR

0
0

Consejos prácticos para tener unas piernas ligeras en verano

Chica en la playa | PIXABAY

Salud y Bienestar

Salud y Bienestar

Consejos prácticos para tener unas piernas ligeras en verano

La retención de líquidos es muy frecuente en verano. No obstante, si se siguen las siguientes recomendaciones, se pueden aliviar notablemente sus síntomas e incluso eliminarlos.

Beatriz Clavijo
Beatriz Clavijo
Beatriz Clavijo
| Santa Cruz de Tenerife | 2020-07-15 14:30:00
La retención de líquidos y el calor son los principales responsables de la pesadez y de la hinchazón de las piernas en verano. El aumento de las temperaturas provoca que la sangre se acumule en las piernas, intensificando la sensación de pesadez o cansancio y agudizando los problemas de circulación.

"El verano y sus altas temperaturas se convierten en la gran pesadilla de las piernas", explica la doctora Gemma Martínez, quien asegura que "el calor incrementa la sensación de pesadez en las piernas, debido a la dilatación de los vasos sanguíneos y al consiguiente empeoramiento del retorno de la sangre hasta el corazón".

"El cansancio generalizado, los calambres y hormigueos, así como la sensación de calor y de picor son algunos de los síntomas que revelan que las piernas están pesadas.

Esta realidad afecta, principalmente, a las mujeres, favoreciendo una mayor aparición de piel de naranja o celulitis. Con el fin de contrarrestar estos síntomas, de aliviarlos e incluso de hacerlos desaparecer en su totalidad, es necesario, seguir una serie de pautas y recomendaciones, siendo las más efectivas las que se muestran a continuación.

1. ALIMENTACIÓN ADECUADA

La alimentación adecuada influye, de manera directa, en nuestra circulación sanguínea, la cual es indispensable a la hora de disfrutar de unas piernas ligeras y de aliviar, por consiguiente, los síntomas de la retención de líquidos.  

Resulta indispensable tener un dieta rica en frutas y verduras, cereales integrales, legumbres, proteínas magras y en grasas saludables, de la misma manera que es necesario evitar, en la medida de lo posible, los alimentos procesados, ricos en azúcares y en grasas saturadas.

Los alimentos con vitamina C, tales como el kiwi, las fresas y la naranja son muy recomendables para embellecer la piernas y evitar la celulitis, además de frutas y verduras ricas en agua como la sandía, la piña y los pepinos. 

La vitamina B6, que se encuentra en las legumbres, el salmón y los frutos secos, así como los alimentos ricos en potasio como el plátano, el aguacate y el tomate, ayudan a reducir la retención de líquidos y a aliviar la celulitis.

2. CORRECTA HIDRATACIÓN

En verano, con el incremento de las temperaturas, resulta indispensable mantener a nuestro organismo lo suficientemente hidratado a lo largo del día. Ello ayudará a aliviar la retención de líquidos y a disminuir la celulitis.

La base de una correcta hidratación reside en beber la suficiente agua durante el día, así como de ingerir alimentos que contengan un gran porcentaje de líquidos como es el caso de las frutas y verduras de verano (sandía, melón, piña, tomate, pepino, etc.).

Asimismo, también se puede mantener el organismo hidratado a través de infusiones, caldos, aguas infusionadas, zumos naturales de frutas y verduras, etc.

3. ACTIVIDAD FÍSICA

La realización de ejercicio físico con regularidad resulta especialmente efectivo a la hora de mantener la circulación de nuestro organismo activa, en especial, la de nuestras piernas.

Durante el verano, es necesaria la realización de actividad física de manera regular, pero siempre protegiéndonos de las altas temperaturas y con la correcta hidratación. Por consiguiente, deportes como la natación, resultan ideales para realizar en verano. 

4. BAÑOS EN EL MAR

Los baños en el mar proporcionan múltiples beneficios para el organismo, entre los que se encuentra la mejora de la circulación sanguínea, de la celulitis y de las piernas cansadas.

Si no nos resulta posible darnos baños en el mar con regularidad, se pueden sustituir por duchas de agua fría, haciendo especial incidencia en las zonas más afectadas por la retención de líquidos, que suelen ser las piernas.  

5. MASAJES

La realización de masajes profesionales o caseros en las piernas de manera ascendente con regularidad, contribuyen a mejorar la circulación y a aliviar, por consiguiente, la retención de líquidos.

Después de realizar un masaje en las piernas, resulta favorecedor colocar las piernas en alto, para seguir beneficiando la circulación.

En conclusión, cabe destacar que, a pesar de que la retención de líquidos resulte molesta y se agrave con las altas temperaturas, si se siguen las recomendaciones expuestas en el presente artículo, se puede disfrutar de unas piernas más ligeras incluso en verano. 

OPINA SOBRE ESTA NOTICIA
There are no comments.

Para comentar inicia sesión o regístrate

Iniciar sesión Regístrate
JUEGA CON ATLÁNTICOHOY