post

Tool
Ceviche de cherne con gofio | El Equilibrista
Anterior noticia
Pedro Martín con los jóvenes del primer grupo | CEDIDA
Siguiente noticia

CON CÚRCUMA

0
0

Escarceo, con razones, en la Dieta Atlántica

Ejemplares de palometa roja de las aguas atánticas | atlanticohoy.com

BLOG CON CÚRCUMA

Escarceo, con razones, en la Dieta Atlántica

Si miramos atrás en la historia, Canarias fue siempre protagonista en la eclosión gastronómica por nuestro papel de laboratorio primario con los productos que venían de América.

Fran Belín
Fran Belín
Fran Belín
| Santa Cruz de Tenerife | 2019-08-27 10:57:00

https://media.atlanticohoy.com/Posts/Standard/2019/8/27/9/48SVP5WM5OR53JN7N1JMDBZRMMFOK97P/KJGGRVVOV0VI2VNY.jpg


BLOG CON CÚRCUMA


¿En qué pudo materializarse el despegue gastronómico - a partes iguales el real y el glamuroso- que se sin duda se desencadenó en las Islas? ¿Un cierto atisbo de destino gastronómico (dentro del trinomio turismo-gastronomía-sector primario? 

Actualmente enfocado por el ‘telescopio’ de la actividad económica y de instituciones privadas y públicas se atisba como un motor de futuro. Lo de “destino gastronómico”, con todas sus letras, se suele plantear con la ‘boca pequeña’. Más bien se consolidan las esperanzas en los sectores vinculados en una diferenciación real de géneros y un retorno a fórmulas de cocina basada en recetarios tradicionales.

Como entelequia sin contornos, aunque un buen grupo de estudiosos quieran conformarla y dotarla de argumentos viables, es la denominada “Dieta Atlántica” que, como la Mediterránea, alguna vez representará una forma más o menos modélica de esgrimir cauces de conceptualizar el hecho de comer bajo la influencia del gran Océano.

Si miramos atrás en la historia, Canarias fue siempre protagonista en la eclosión gastronómica por nuestro papel de laboratorio primario con los productos que venían de América –otra vez el Atlántico-. Posteriormente, por el papel que hemos jugado históricamente en épocas recientes del Turismo: en sus estancias los millones de almas que nos visitan tienen que comer. Qué y cómo ya es otro cantar y en esas estamos.

Para las Islas, afirmando esto de manera simplista, las cosas se presentaron así y hubo que asimilar rápidamente conocimientos y técnicas de otras culturas culinarias (fusión) y ‘reinterpretar’ –un montón de veces sin éxito- la cocina popular. En Galicia, una hornada de entusiastas se pusieron a la labor; no he profundizado en ello pero la cosa se ha enfriado o al menos lo parece.

https://media.atlanticohoy.com/Posts/Standard/2019/8/27/9/48SVP5WM5OR53JN7N1JMDBZRMMFOK97P/F7C1BMDZFVC6A4EF.jpg

Papa antigua de Tenerife | Eduardo Gorostiza


Ante un turismo que se pierde en el horizonte, el restaurador canario hacía gala de platos patrios que no disgustaban al británico, al centroeuropeo, al nórdico,… Pero luego se pensó que era mejor adaptarse y que los foráneos encontraran en su retiro vacacional (dicho sin reproche) sus beans and eggs, embutidos, arenques,… Las tendencias que reclaman comunicadores y entendidos de la gastronomía es que se vuelva a aquella propuesta genuina que proclama, per se, esa influencia atlántica que no es ninguna abstracción.  

Es un campo amplísimo, ciertamente, con un inmenso Atlántico con dos orillas. Entre ambas se fraguaron, con Canarias como punto de escala y de asentamiento, bondades, dietas, materia prima,… que luego se hicieron señas de identidad”.

Para uno de los expertos y propulsores de fortalecer la base de la Dieta Atlántico, el profesor Francisco Almeida, “del simple rescate en las bibliotecas o para seminarios de historia… se puede –se debe- transformar en una marca beneficiosa ante los millones de visitantes que recibimos cada año”.

“La credencial de una forma propia no sólo de poner en valor nuestros productos (más que papas y mojo) sino en su fundamento de proximidad –me agregaba en una entrevista no tan lejana-, se puede particularizar en dos ideas a tener en cuenta: que nuestros géneros son saludables y que son la excelencia”.

En el planteamiento hay sobrada base y solvencia científica con conexiones con Galicia y también elementos históricos que se adaptaron a una naturaleza y a un entorno insular específicos.

Canarias cuentan con uno de los climas más saludable del mundo, por su equilibrio en las temperaturas a lo largo del año, y del día respecto a la noche, así como el aporte energético natural gracias a la tierra volcánica y las horas de sol que reciben las islas al año.

Los mismos productos cultivados en Canarias cuentan con texturas y matices diferentes gracias al aporte que les realiza la tierra y el clima. Sólo por este motivo podríamos hablar de la oportunidad de ofrecer una Dieta Atlántica canaria que aportaría un valor añadido a la marca turística, como así sucede con la Mediterránea, que ha cristalizado como aportación universal a la gastronomía.

Una dieta que también se nutre de las incorporaciones de las cocinas de todo el mundo, "gracias a que somos precursores en la creación de restaurantes de otros continentes, junto a productos originales como el Canary Wine que destacara Shakespeare, o los quesos isleños que logran los primeros premios en los concursos internacionales.

OPINA SOBRE ESTA NOTICIA
There are no comments.

Para comentar inicia sesión o regístrate

Iniciar sesión Regístrate