"Todo este cultivo se está destruyendo porque no se puede vender"

El producto que comercializan los profesionales de la Asociación Española de Floristas es uno de los más castigados con las medidas adoptadas por la actual crisis sanitaria. Entrevistamos a Olga Zarzuela, directora de la AEFI.

¿En qué situación se encuentra el sector de la floristería con la pandemia?

El sector se encuentra en situación muy perjudicada, las floristerías tienen que permanecer cerradas como todos los establecimientos comerciales que no son de productos de primera necesidad y por tanto se encuentran sin ingresos desde el 14 de marzo, teniendo que asumir los costes fijos. Además los que tienen empleados, se encuentran en la desagradable situación de tener que formular ERTES. Asimismo, en floristerías se da otro perjuicio añadido y especifico de este sector que es su producto perecedero. Mientras los demás productos perecederos están aumentando la demanda por ser de primera necesidad, en el caso de las flores y plantas, los comercios se han visto en muchos casos con mucha mercancía comprada para el fin de semana ya que la medida se produjo de una forma tan rápida que no dio tiempo a preverlo. 
Esta es una diferencia específica con el resto de los comercios que también han tenido que cerrar pero que cuando abran sus comercios, tendrán su mercancía apta para la venta.

 "Las floristerías han perdido todo el producto y para abrir de nuevo, tendrán que empezar por hacer un desembolso económico para llenar su establecimiento"

Este perjuicio no es sólo del pequeño comercio, la producción y la distribución del sector, también se encuentra en una situación que va a ser difícil recuperar por las enormes pérdidas que están teniendo. Sin las floristerías abiertas, la flor producida hay que tirarla y no continua en la cadena de distribución, resultando también estas empresas gravemente perjudicadas, no se les obliga a cerrar, pero no pueden trabajar ni vender su producto.

¿Qué ocurre con la venta online?

La venta online se ha permitido en la medida en que se entiende que no hay esos riesgos de afluencia de público y adoptando medidas de seguridad. En floristería, el comercio online está siendo muy residual, sobre todo durante los primeros días en los que las floristerías tenían tanto producto, se ha procurado sobre todo atender a los servicios funerarios. 

¿Cómo afecta la suspensión de las fiestas a los floristas?

El primer varapalo a las ventas lo tuvieron los floristas de la Comunidad Valenciana, con la supresión de las Fallas y la Ofrenda de la Magdalena, con enormes cantidades de flor sin vender. Muchas floristerías habían comprado más mercancía por ser la víspera de San José y día del Padre. Marzo es el mes que repuntan las bodas, ha habido bodas canceladas en ese fin de semana el viernes y el mismo sábado, con parte del trabajo floral ya hecho y toda la flor comprada. Este repunte de bodas se intensifica en los meses siguientes con bodas, comuniones, y evidentemente se van a perder muchas ventas en estas semanas. Además se han estado suprimiendo desde el mes de febrero, eventos, congresos, actos culturales que no se van a poder realizar en mucho tiempo. Como últimas anulaciones hemos tenido las procesiones de Semana Santa, Pascua Florida -en Guía de Isora- y nos estamos temiendo que también las Fiestas de Mayo y una lista interminable de eventos locales. Han sido medidas consecuentes con la situación de riesgo y las necesidades de evitar la expansión del virus, pero que van a provocar enormes perjuicios al sector.

¿Se podría hacer una estimación del producto que se va a perder de la venta?

Estamos hablando de una situación de ventas 0, pero además es que no tenemos aún fecha de inicio de las ventas. Cuando se empiecen a producir habrá un período de recuperación que no va producirse de forma inmediata.

¿Y del cultivo al que no se le va a poder dar salida? 

Todo este cultivo se está destruyendo, porque no se puede vender, con unas pérdidas enormes también para producción y mayoristas de la flor.

¿Los supermercados, mercados, grandes superficies incluso gasolineras pueden vender flores? 

No, la normativa es clara al respecto y las flores y plantas no pueden venderse en establecimientos abiertos al público. El hecho de que estén abiertos al público para la venta de productos de primera necesidad no les autoriza a vender productos que no lo sean. La policía está actuando cuando tiene conocimiento de estos hechos.  

Ante esta situación ¿qué propone la Asociación Española de Floristas?

Nuestra principal preocupación, obviamente es la salud y que se controle la expansión del virus que aún no se ha controlado. En segundo lugar, esperamos que la tramitación de las medidas sea ágil y que la difícil situación que ya vivimos no se agrave con dificultades burocráticas innecesarias. Además, esperamos que la administración tome medidas para otra parte de nuestro sector, que son los productores y distribuidores que están teniendo cuantiosas pérdidas, por no poder vender el producto. En este sentido, esperamos que las comunidades autónomas también contemplen ayudas al comercio de proximidad que ya de por si es un sector con grandes dificultades a las que ahora suma la pérdida de su mercancía.
Finalmente, transmitir un deseo de que pronto podamos volver a la normalidad y los floristas puedan seguir trabajando y transmitiendo emociones con flores, esperamos que pronto nuestras ciudades ahora vacías vuelvan a florecer.