Finaliza 2020

Finaliza el año y, como siempre, hacemos recuento de las cosas buenas que nos ha deparado este anciano 2020 que ya se aleja apoyado en su bastón. Las malas mejor no recordarlas para no volver a hacerlas presentes.

En mi mundo de letras, el año 2020 fue el año en que vio la luz mi novela Brandán, no puedo seguir adelante sin agradecer a tantos amigos que la incluyeran en su lista de regalos navideños. También fue el año en que algunos de mis escritos se dieron a conocer en las antologías: La casa del parque y Avanzando juntos y otros textos míos se publicaron en periódicos y revistas, en fin, que mi trabajo literario sigue adelante sin prisa pero sin pausa.

2020 ha sido un año de cambios en mi vida personal y en mis actividades. Dimití como presidenta de la Asociación cultural canaria de escritores Acte para tener más tiempo libre y poder volcarme en las novelas que tengo empezadas y aparcadas hace mucho, por falta de ese tiempo que tanto ansiaba. A partir de ahora seguiré colaborando con Acte desde el equipo de difusión, una actividad que no requiere tanta dedicación como la presidencia.

Cerré algunas puertas más a etapas pasadas y seguí en pos del "tiempo".

También fue el año en que decidí comenzar a publicar Tamasma Cultural, una revista virtual dedicada a divulgar la cultura de las islas, que danzaba por mi cabeza hacía tiempo. Desde mayo hasta diciembre hemos publicado 11 revistas y se han ido uniendo al equipo de colaboradores más de 30 personas llenas de ilusión y creatividad. Un equipo del que me siento orgullosa y agradecida por poder tenerlos a mi lado.

Tiempo… tiempo… tiempo… algo tan valioso y tan escaso a veces porque nos complicamos la vida inútilmente. Lo más que agradezco a este 2020 que termina es que me diera la oportunidad de saberlo valorar y canalizar en pro de mi felicidad y bienestar. ¡Gracias por ello 2020!

Te deseo todo lo mejor para el 2021 que se avecina, querido hipotético lector. Yo seguiré aquí para seguir informándote de todo lo que acontezca en MI MUNDO DE LETRAS.