Sergio García conquista Augusta con el espíritu de ‘Seve’

El español Sergio García logró romper su maldición en su intento número 74 y finalmente ganó el primer Major de golf de su carrera. A sus 37 años de edad y tras mantenerse constantemente entre los mejores golfistas del mundo ha conseguido relevar a Chema Olazábal como el último jugador español en ganar uno de los grandes y que, curiosamente, también fue en Augusta en 1999, año de estreno de Sergio como amateur en el campo que le ha visto tocar el cielo en la jornada del domingo.

El de Borriol comenzaba el último día co-liderando junto a Justin Rose y entre ambos se jugaron el torneo en una montaña rusa de emociones final. El español arrasó desde el principio y logró colocarse tres golpes arriba con solo cinco hoyos jugados. Sin embargo, el Masters no está hecho para un cuarto día sin emoción.

Tres birdies consecutivos de Rose y un bache de juego de Sergio, con dos bogeys, dieron la vuelta a la tortilla y situaron al golfista inglés, y campeón olímpico, con distancia de dos golpes después de 11 hoyos jugados.

Pero la reacción de García tenía que llegar. Un birdie en el 14 y un espectacular eagle en el 15 le permitió igualar el marcador nuevamente, aunque Rose retomaba ventaja en el 16 para devolver el empate en el 17. En el hoyo decisivo, Sergio tuvo una oportunidad de oro para firmar la victoria en 72 hoyos, pero su putt de no más de dos metros se le escapaba por la derecha.

Sin perder la compostura, el héroe español afrontó el playoffs olvidando el anterior error. La mala salida de Justin Rose y la perfección en la de Sergio dieron alas al golfista nacional, que con un putt de tres metros conseguía el birdie definitivo para hacer historia el día en el que Severiano Ballesteros cumpliría 60 años.