Canarias supera el millón de residentes con al menos la primera vacuna
Vacunación masiva en La Palma / SANIDAD

Los expertos urgen "acciones firmes" para frenar la desinformación sobre las vacunas

Tubigú

Ya son más de 54 millones de dosis administradas en España de la vacuna anticovid y más de 26 millones con pauta completa de inmunización, lo que supera ampliamente el 50 por ciento de la población. De ellas, según la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, en el archipiélago se han administrado más de dos millones y medio de dosis de la vacuna contra la COVID-19. Además, ya cuentan con la pauta vacunal completa contra el coronavirus más del 60 por ciento de la población diana mayor de 12 años de Canarias.

Los datos muestras que el ritmo de vacunación pisa el acelerador. Los jóvenes colapsan las citas y la incertidumbre sobre la necesidad de una tercera dosis de refuerzo frente al virus permanece en el aire.

Mínimo rechazo

La comunicación es esencial en la vacunación, más cuando hay fuerzas oscuras que se esconden tras perfiles falsos en Internet. Pese a ello, España mantiene un elevada respuesta de la población a la hora de vacunarse y su rechazo está siendo mínimo.

El barómeto del CIS del mes de mayo reflejó el aumento de la confianza en las vacunas desde su inicio en enero. El 85,4 % confesó estar dispuesto a vacunarse, mientras que el resto, no dispuesto a inmunizarse, ofrecieron razones como “no se fían de las vacunas” o “por miedo a que tengan riesgos para la salud/efectos secundarios/colaterales”.

Información falsa

Estas cuestiones han llevado a que expertos de 17 organizaciones de todo el mundo publiquen un estudio en la revista "Communications Medicine", del grupo Nature, para contrarrestar la información falsa. Estos expertos buscan incrementar la confianza en la vacunación del Covid-19 en todas las comunidades de España con una serie de recomendaciones adaptadas a diferentes colectivos de la sociedad.

La publicación ha sido encabezada por Jeffrey V. Lazarus, quien explica que "estamos saliendo en los medios explicando la importancia de la vacuna. Hay mucha gente que no entiende que la transmisión es mucha y fácil. No tiene porque morir la gente, pero los contagios atacan a la salud, la economía y la sociedad”.

Recomendaciones

Una de las recomendaciones que hacen los autores de este estudio es concienciar a los Gobiernos de la importancia de informar. La desinformación es rápida y constante, y su control, difícil. Por ello Jeffrey Lazarus pide que “se valoren los bulos” porque “van cambiando y a veces se les da mas importancia de la que tienen. Si colocamos un bulo en primera página, la gente se queda con ello”, explica.

También destaca la relevancia de la figura del presidente del Gobierno, a quien el investigador pide estar más inmerso en la población “viendo la situación en cada Comunidad Autónoma y hablando no solo con su equipo, sino también con la gente”. Pero la baja credibilidad de los políticos en España, según informa el Eurobarómetro anual de la Comisión Europea (21/04/2021), puede resultar un problema.

Luchar contra la desinformación

Combatir activamente la desinformación generalizada y la información errónea sobre las vacunas y la pandemia es el objetivo. “Hay que seguir luchando contra la gente que miente sobre la vacuna, no tienen derecho a mentir”. El experto señala a aquellos que se dedican a transmitir miedo, personas que “creen en cosas ridículas como que la vacuna sirve para controlar a la población”. “Para los que están en duda de vacunarse que no duden. La vacuna está aprobada, se ha demostrado que funciona, es segura, ayuda a la familia y a la sociedad. Es la única manera de volver a la normalidad”, remarca.

Por otro lado, los sanitarios son fundamentales para el correcto desarrollo de la vacunación. Las redes sociales se han llenado de personajes médicos informando y contrarrestando bulos sobre las vacunas. “Hay que aprovechar todo contacto con el mundo sanitario para despejar dudas”, aconseja Lazarus. A ello se debe unir la investigación cualitativa y cuantitativa. Se debe incrementar la disposición a vacunarse y contribuir a programas de comunicación para reforzar los conocimientos sobre las vacunas, especialmente entre las poblaciones marginadas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...