Eva Calonge: "La Línea Covid trae mucho dinero para las empresas canarias, pero existe un gran desconocimiento"

Tubigú

Tras una veintena de intentos de redacción para mantener la norma dentro de los límites de la legalidad y dotar de agilidad el reparto, el pasado 15 de junio se inició el esperado periodo de solicitud de la Línea Covid de ayudas directas a personas autónomas y empresas en Canarias.

Precisamente Canarias, una de las comunicadas más golpeadas por la pandemia, ha sido también la de mayor presupuesto de España, un balón de oxígeno que llega in extremis para muchos potenciales receptores de estas ayudas directas. Serán 1.144 millones de euros destinados a pagos pendientes a proveedores y otros acreedores, además de para satisfacer deudas financieras y no financieras y cubrir las pérdidas acumuladas entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021. 

Las ayudas, en el caso del Archipiélago, tienen la particularidad de estar abiertas a todos los sectores, exceptuando empresas financieras y seguros,  y se estiman en más de 58.000 las potenciales personas y entidades beneficiarias.

Pese a la importancia que para la economía canaria representa esta línea, son muchos los empresarios y autónomos que todavía desconocen los requisitos, el procedimiento, así como las posibles dificultades a las que pueden enfrentarse de cara a su tramitación. Para aclarar todas estas cuestiones,  AtlánticoHoy ha entrevistado a Eva Calonge, consultora especializada en ayudas públicas y subvenciones en Ayming, compañía con más de 30 años de experiencia en la mejora del rendimiento del negocio.

Esta experta canaria, graduada en Administración y Dirección de Empresas con máster en Dirección Financiera y Contable por la Universidad Pompeu Fabra y con más de seis años de experiencia en Innovación, mantiene que, debido a la innegable situación de pérdidas para muchos negocios, las ayudas "deberían haber llegado un poco antes". Sin embargo, reconoce la complejidad de la propia convocatoria e insiste en que, tras su puesta en marcha, todavía "existe mucho desconocimiento", por lo que muchas empresas "no llegarán a solicitarlas o no lo harán de manera adecuada".

 

La consultora canaria, especializada en ayudas públicas y subvenciones de Ayming, Eva Calonge. | CEDIDA

 

-Como experta, ¿cómo valora estas ayudas destinadas a la comunidad canaria?

Partiendo de cómo está la situación económica ahora mismo en las Islas desde la irrupción de la pandemia de covid, existe una fuerte reducción de ingresos en las empresas y  autónomos. En Canarias está siendo bastante mayor de lo que se preveía en un primer momento, por lo que ha acabado siendo una de las comunidades más afectadas, junto con Baleares, por supuesto, por la gran dependencia con el sector turístico, el motor de la economía canaria. El turismo llegó a aportar el 35 % del PIB, así que imagina lo que nos afecta, lo que ha implicado toda la limitación del sector durante ese año y pico, con un arrastre hacia el comercio, la construcción y otros sectores. Todo esto produce una reducción de ingresos y facturación en las empresas e las que puede haber, además, una falta de liquidez. Lo problemático es que también supone un peligro para los puestos de trabajo. Ya no hablamos solo del ERTE, sino también de pérdidas de trabajo.

Canarias es la comunidad autónoma con mayor descenso del número de afiliados a la Seguridad Social. Tuvo la mayor tasa de paro en 2020. Esto perjudica directamente al consumo. Basándonos en estos datos, aparecen los Next Generation, un fondo dotado de 750.000 millones de euros destinado a todos los estados miembros en forma de ayudas y préstamos. En este contexto, se adoptan muchísimas medidas y una de ellas, la primera en Canarias, es la línea directa de ayudas a empresas y autónomos que se han visto afectados por esta crisis. Para poder acceder a esta ayuda, las empresas han tenido que haber sentido realmente ese descenso de ingresos en 2020 y 2021.

La finalidad de esta ayuda es reducir el impacto y acelerar la recuperación con subvenciones a fondo perdido y de concesión directa. ¿Eso qué significa? Que cumpliendo unos requisitos básicos bastante sencillos se otorgará esta ayuda por orden estricto de llegada. Es diferente a otras ayudas que provienen de los fondos europeos y exigen tener, por ejemplo, una especialidad en un tema puntual. En Canarias eliminan al sector financiero, pero incluyen prácticamente a todos los sectores, para que todos los que han perdido más del 30 % de su facturación en 2020, respecto a 2019, puedan acceder a esta ayuda.

 

-¿Es compatible con otras?

Sí. Este tipo de ayuda es totalmente compatible con otras. El objeto es ayudar a las empresas a pagar la deuda no satisfecha, la deuda con proveedores, acreedores, deuda financiera, gastos fijos...

 

Se entiende que el Gobierno haya tardado en redactarlo, pero también entiendo cómo se sienten los empresarios, que ven cada día cómo pierden y pierden dinero, cómo cierran los hoteles, los comercios y que no salen adelante.

 

-Comentaba antes que el turismo será uno de los sectores que aglutinen más solicitudes, ya que Canarias protagonizó un descenso en la entrada de turistas cercano al -70 % en 2020. ¿Será suficiente esta medida para un sector tan castigado? ¿Les llegan muy tarde estas ayudas?

El descenso de turistas se nota muchísimo. Soy de la opinión de que deberían haber llegado un poco antes, pero es complicado porque, al final, el Gobierno tiene que estructurarlo todo con unas bases, características y requisitos. Por ello se entiende que el Gobierno haya tardado en redactarlo, pero también entiendo cómo se sienten los empresarios, que ven cada día cómo pierden y pierden dinero, cómo cierran los hoteles, los comercios y que no salen adelante.

Para esta ayuda que está en todas las comunidades españolas, con casi las mismas características que para Canarias, llegan 1.144 millones prácticamente en forma de subvención, lo que se traduce en muchísimo dinero para las empresas canarias. El problema es que existe mucho desconocimiento. Llevo muchos años en este sector y compruebo que muchas empresas, por falta de conocimiento o de orientación, no llegan a solicitarla o no lo hacen de manera adecuada. Dinero hay, porque más de 1.000 millones de euros es mucho dinero, pero el problema es que mucha gente no llega a esta optar a esta posibilidad porque no la conoce.

 

-Existen dos líneas de subvenciones diferentes. ¿Podría explicarnos en algunas claves en qué consisten?

La ayuda Línea Covid Canarias sirve para satisfacer deudas y pagos a proveedores y otros acreedores, financieros y no financieros, y los costes fijos incurridos no cubiertos entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021. Los requisitos para acceder a la ayuda incluyen tener una reducción de más del 30 % del volumen de operaciones en 2020 respecto a 2019 y  tener un domicilio fiscal en Canarias, o tener un establecimiento permanente.

Hay dos líneas de ayudas. La Línea 1 es para autónomos que apliquen IRPF, con un máximo de 3.000 euros, mientras que la Línea 2 va dirigida a autónomos, empresas y grupos de empresas cuyo volumen de operaciones anual declarado o comprobado por la Administración el IGIC y, en su caso, en el IVA en 2020 haya caído más de un 30 % con respecto a 2019.

Las ayudas varían en función del número de empleados. Para un máximo 10 empleados, el 100 % de la subvención, hasta 500,000 euros, mientras que para aquellas con entre 10 y 50 empleados se contempla el 90 % de subvención, con hasta 1.800.000 euros, y para 50 o más empleados, el 80 % de subvención, hasta 5 millones de euros.

¿Cuáles son los costes subvencionables? Los pagos pendientes a proveedores y/o acreedores no satisfecho., además de las deudas que no hayan satisfechas y los costes fijos incurridos.

Hasta el momento he hablado ya con muchísimas empresas a las que estamos solicitándoles las ayudas y es difícil calcular cuántas van a pedirlas. Hay personas que ya tienen ciertos conocimientos porque han presentado otras ayudas y ya han estado inmersas antes en esa carrera de los fondos, pero me sorprende hablar con empresas que desconocen no solo estas ayudas, sino la existencia de otras para la digitalización u otros fines, porque ayudas hay de muchísimos tipos. La pena es que muchos de estos fondos se tienen que devolver si la dotación no se termina. Por eso hay que animar a las empresas a optar por este tipo de ayudas, no solo de recuperación, sino para ser un país fuerte, que apueste por la innovación, la digitalización. Para que las empresas crezcan, pues son el motor de la economía.

 

 

-¿Cuáles son las principales dificultades que han detectado a la hora de presentarlas? ¿Alguna recomendación que deban tener especialmente en cuenta los solicitantes ?

El problema que veo, si no conoces muy bien todo el entramado de ayudas, es que las bases están escritas en un lenguaje complicado. Utiliza terminología como la que emplean los abogados, un lenguaje de Derecho, por así decirlo. El analizar esas bases, entenderlas y contestar a todas las preguntas que surgen antes de presentar la solicitud resulta bastante complejo. Nosotros estamos trabajando en las solicitudes de muchas empresas y yo que, por ejemplo, estoy acostumbrada a manejar ayudas de todo tipo, ya sean nacionales, regionales o europeas, me surgen dudas. Entiendo que hay ciudadanos que no están acostumbrados a presentarlas y le surjan muchas preguntas ya con la sola lectura de las bases. Para poder solicitarlas, te exigen efectuar diferentes trámites que son difíciles y no te los explican como si partieras de cero, sino como si tuvieras un poco de conocimiento en este mundo. Como recomendación, les diría que hablaran con alguien experto. Veo a empresas que me han remitido las deudas que tienen y sus muchísimas dudas y nosotros, analizándolas, sacamos más cantidad de presupuesto de lo que ellos en principio creían que podían presentar, todo ello por desconocimiento de si esa deuda entraba o no. En otras ocasiones, incluyes elementos que no son correctos, o te exigen documentos que no tienes de dónde sacarlos. Si presentas la solicitud con problemas y te hacen requerimientos, pasas al final de la lista otra vez. Es concesión directa pero, si tienes problemas, siguen pasando a las demás empresas. Por ello, sería conveniente presentar la solicitud con la mayor calidad posible.

 

Recomendaría a los interesados el hablar con un experto. Si presentas la solicitud con problemas y te hacen requerimientos, pasas al final de la lista otra vez.

 

-Con tanta confusión, ¿hasta que punto puede ayudar la Cámara de Comercio a orientar al solicitante?

La Cámara de Comercio es el órgano gestor de la ayuda y te permite consultar dudas específicas. No te la presentan, ni la publicitan. Nosotros, desde Ayming, lo que hacemos es establecer una estrategia de crecimiento en la empresa, pero no solo para esta línea. Buscamos la línea de ayudas, hacemos todo el trabajo, pedimos la información y la documentación y con todo ya solicitamos la ayuda en sí. En resumen: nos encargamos de todo el proceso. Además, hacemos también un estudio y una estrategia sobre cómo mejorar las finanzas utilizando todos estos instrumentos, que no solo son las ayudas, sino también las reducciones de impuestos, etc. Tenemos otros servicios con los que diseñamos una estrategia global que facilite a la empresa el acceso a financiación, deducciones, bonificaciones, etc. Lo hacemos con un equipo multidisciplinar, con ingenieros de todos los sectores y expertos en cada materia.

 

-¿Cuándo se podrán empezar a cobrar estas ayudas? ¿Cree que pueden dar el empujón que necesitan nuestras empresas o muchas aún pueden verse abocadas a un cierre en cualquier momento?

El plazo de solicitud empezó el 15 de junio y acaba el 28 de julio. Intuyo que ya están empezando a estudiar las solicitudes porque son tantas y tantas. Ya pueden ver si tienen dudas de requerimientos, y esperamos, porque de esto no hay certeza y no aparece en las bases, que en pocos meses empiecen a aceptar esos pagos.  Lo que tiene esta ayuda es que, una vez te la dan, te pagan el importe anticipado del 100 %. Eso pocas ayudas lo permiten. Una vez  lo recibes, tienes que justificar qué vas a pagar. En este caso, desde que te digan que sí, no te van a pedir mucha documentación, y van a darte el 100 % de la ayuda. Ya, posteriormente, te requerirán esa información. Yo creo que lo hacen, entre otros motivos, para agilizar esa recuperación. Muchas empresas no consiguen dar ese impulso porque han tenido que pedir muchísimos préstamos ICO, préstamos Covid... Uno no puede dejar de pagar, por ejemplo, la hipoteca de la oficina o los salarios, ni decirle a los trabajadores: tú trabajas y ya te pagaré. Hay ciertos gastos que tienes que seguir cubriendo. ¿Cómo lo han hecho las  empresas? Endeudándose. Y esta deuda es la que el Gobierno intenta reducir.

 

Hay ciertos gastos que tienes que seguir cubriendo. ¿Cómo lo han hecho las empresas? Endeudándose. Y esta deuda es la que el Gobierno intenta reducir.

 

-Como experta en subvenciones y ayudas, usted ha ido señalando algunas de sus virtudes, pero también, digamos, ciertos defectos. ¿Cómo la calificaría teniendo en cuenta todo lo analizado?

Me parece una muy buena ayuda. En Canarias, justamente, tiene unas condiciones buenísimas. No he visto prácticamente ninguna ayuda, en todos los años que llevo trabajando en este sector, con unas intensidades tan fuertes y con unos máximos, una dotación tan alta. Mejorable siempre es todo. Es verdad que quizás han llegado tarde, que los que trabajamos en el sector veamos lagunas o dudas o nosotros la hubiéramos hecho de otra manera, pero creo que es bastante positiva. Llega en un momento en el que es absolutamente necesaria y presenta muy buenas condiciones, sobre todo para la comunidad de Canarias. Tampoco son muchos los requisitos que exigen. Entre ellos está tener el domicilio fiscal en Canarias pero, en nuestro caso, por ejemplo, siendo un territorio con mucha empresa extranjera, sí que subvencionará a empresas que tengan un centro operativo estable en Canarias. Es una ayuda muy abierta.

 

-¿Qué otras cuestiones destacaría que nos pueden ayudar en el aspecto económico?

Pues no solo es importante hablar de esta ayuda. La semana pasada, Bruselas aprobó por fin el Plan de Recuperación español y eso conlleva mucho dinero que llega a España en forma de préstamos y ayudas. Eso significa que no existirá solo esta ayuda directa de recuperación Covid, sino muchísimas otras que vendrán en forma de licitaciones, acuerdos público-privados y, también, para personas individuales, porque no todas las ayudas se van a basar en ayudar solo a empresas y autónomos. El ciudadano se ha visto muy perjudicado. Viene un paquete de ayudas para la Sanidad, un sector que ha tenido mucho peso en todo este año y medio por lo obvio. En resumen, viene muchísimo dinero. Que las empresas y las personas no se desesperen. Y para eso estamos, para informar, tanto tú desde tu lado como yo desde el mío, al mayor número de personas, empresas y autónomos para que España, y en concreto Canarias,  se recuperen lo antes posible y volvamos a recobrar lo que era esta tierra con muchísimo turismo, muchos canarios cuidando cada día sus huertos, y veamos que Canarias vuelve a brillar.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ÚLTIMAS NOTICIAS