Estas son las enfermedades que puede sufrir tu piel relacionadas con el uso de la mascarilla

Las mascarillas se han vuelto nuestros fieles acompañantes. Se han vuelto necesarias pero, en ciertas ocasiones, se han vuelto un objeto incómodo y difícil de llevar.
Las mascarillas y su uso continuado pueden favorecer la aparición de determinadas enfermedades de la piel como la xerosis, el eritema,  la dermatitis seborréica, el acné o la rosácea, y empeorar la sintomatología de patologías preexistentes. 
Con el uso obligatorio de las mascarillas, y sobre todo en los profesionales sanitarios, se ha generado un aumento de la dermatitis atópica, que puede parecer un mal menor, pero que en algunos casos los pacientes sufren o notan agravada su situación. 
1. La xerosis o sequedad. Notas picor, ardor y malestar en tu piel. La piel se vuelve rugosa y tensa. Como tienes la mascarilla puesta, se produce poca ventilación que, junto con la humedad, hace que tu piel pierda agua. Hidrata la piel con productos específicos.
2. El eritema es el enrojecimiento de la piel. Tu piel se ve mas roja debido a que se aumenta la vascularización de esta. Usa productos calmantes. Puedes usar productos específicos para las rojeces. 
3. El acné, también conocido como la "pesadilla de los jóvenes", se ve aumentado por el uso de la mascarilla. La oclusión de la mascarilla que genera mala ventilación junto con el aumento de los microorganismos hace que aparezca el acné. Limpia adecuadamente tu piel, seborregula, evita maquillarte cuando uses la mascarilla e hidrata tu piel con productos fluidos y con acciones antiinflamatorias. 
4. La DS o dermatitis seborréica  genera esas descamaciones que cuando las tocas tienen un aspecto oleoso, como si fuera caspa y que se encuentra en la zona de la nariz que queda cubierta por la mascarilla. Limpia la piel con productos específicos para esta situación y aplica alguna crema para DS. 
Ten en cuenta que también puedes notar daño en aquellos lugares donde está en contacto la mascarilla con tu piel, como la nariz o las orejas. Utiliza protege orejas y aplica alguna crema con función barrera para evitar daño. Ademas, también se pueden generar dermatitis alérgicas por el contacto del material de la mascarilla con tu piel.
Consulta con tu farmacéutico.