Estado de necesidad

El Tenerife inicia 2018 en estado de necesidad. Año nuevo, pero viejas urgencias. El grupo de Martí está obligado a ganar en Albacete (Domingo, 15.00 horas) para superar una crisis que en los últimos tres meses le ha llevado a ganar sólo dos de los 14 partidos oficiales disputados. Especialmente mala es la imagen que ha mostrado como visitante en una competición en la que no gana fuera de casa desde el mes de agosto.

Un Tenerife en crisis y con dudas sobre Martí visita a un Albacete lanzado

“Es cierto que fuera del Heliodoro nos está costando más y que ahora hay dos desplazamientos consecutivos, pero luego tendremos dos partidos en casa”, apunta el técnico blanquiazul, quien no obstante asegura que la plantilla no piensa en el calendario, “sino en ganar en Albacete”. A ocho puntos de los 'playoffs' y a diez del ascenso, no es el momento de hacer cuentas, sino de ir “partido a partido”.
Los números del Albacete no invitan al optimismo en la Isla. Los manchegos no han perdido en los siete partidos jugados en el Belmonte con Enrique Martín en el banquillo local. Y con su nuevo técnico apenas han sufrido dos derrotas en trece encuentros. De ganar al Tenerife, incluso superarían a los blanquiazules en la clasificación. Y eso es una invitación al grupo de Martí a mirar hacia el descenso.
El técnico balear, que dejó a Iñaki y Jorge en la Isla, confía en revertir la situación del Tenerife. Más cuestionado por la grada que por la entidad, Martí contará con Carlos Ruiz, ya recuperado de su lesión. Y no descarta un posible cambio de dibujo. “Hemos trabajado algo porque el rival va a jugar con defensa de cinco”, admitió, aunque insistió en que “nos preocupa más lo que hagamos nosotros”.
El posible once de los visitantes sería el formado por Carlos, Cámara, Aveldaño, Carlos Ruiz, Camille, Vitolo, Villar, Acosta, Aitor Sanz, Juan Carlos y Longo. Montañés es a día de hoy la única baja por lesión.
En cuanto a los antecedentes significar que el Carlos Belmonte no había sido un campo propicio para los intereses del CD Tenerife. De hecho, el equipo blanquiazul perdió en diez de sus 18 visitas a tierras manchegas. De resto, dos empates y seis victorias. La historia, sin embargo, parece estar cambiando. El conjunto blanquiazul, no en vano, ha puntuado en cinco de sus últimas seis visitas.
La última presencia en el feudo albaceteño trae buenos recuerdos, pues los chicharreros ganaron por 1-2 en noviembre de 2015. Por entonces se hablaba sin parar del “efecto Martí”, pues con el balear en el banquillo el representativo había cambiado la cara respecto a la trayectoria marcada con Raúl Agné.
Oliver de la Fuente Ramos será el encargado de arbitrar el encuentro. El colegiado castellano-leonés, que vive su cuarta temporada en la categoría de plata del fútbol español, impartirá justicia en un partido del combinado blanquiazul por octava vez.
En el presente curso ya ha sido dos las ocasiones en las que este trencilla se ha cruzado en el camino del CD Tenerife, la última el 24 de noviembre, en la visita del Rayo Vallecano a la Isla, envite que concluyó con empate a dos tantos. Expulsó, con roja directa (68’), al visitante Santi Comesaña. Amonestó a los locales Carlos Ruiz, Longo, Tyronne, Luis Pérez y Casadesús.