El Tribunal Supremo ordena la libertad de Carme Forcadell

El Tribunal Supremo ha ordenado la libertad de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, tras el depósito de su fianza de 150.000 euros, y un funcionario ha partido ya hacia la prisión de Alcalá Meco para que se haga efectiva su salida.

El instructor de caso por la declaración unilateral de independencia en el Supremo, Pablo Llarena, ha firmado esta mañana (viernes 10 de noviembre) un auto de dos folios que ordena la libertad.

El funcionario hará un requerimiento a Carme Forcadell para que cumpla con el depósito de su pasaporte en el Supremo (su abogado ya lo ha depositado este viernes en el tribunal) y con las comparecencias 'apud acta' en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña o el juzgado de su conveniencia.

Además, deberá permanecer a disposición del Supremo; en caso de no cumplir estas medidas se ordenará su ingreso en prisión, expresa también el auto.

La Defensa
La defensa de Forcadell ha ingresado el cheque de 150.000 euros para depositar la fianza que el Supremo le exigió ayer para dejarla en libertad, en una cuenta bancaria del Banco de Santander radicada en Barcelona. 


Ante el Tribunal, es un particular quien figura como fiador de la fianza, que se ha depositado mediante un cheque bancario de la Caja de Ingenieros, una cooperativa de crédito que tiene sede en Cataluña. 

El juez acordó anoche enviar a prisión a Forcadell, por su liderazgo en el proceso independentista, aunque, una vez que se desmarcó en el último turno de palabra de la vía unilateral para la independencia, le fijó una fianza de 150.000 euros.

El abogado defensor de Forcadell, Andreu Van Den Eynde, ha llegado a la prisión de Alcalá Meco sobre las 11.30 horas desde el Tribunal Supremo, donde ha seguido los trámites para el pago de la fianza.

A las puertas de la prisión de Alcalá Meco se concentran cerca de un centenar de periodistas y fotógrafos a la espera de la salida de la presidenta del Parlament.

Llanera optó ayer por dejar en libertad bajo fianza de 25.000 euros a los otros cuatro miembros soberanistas de la Mesa del Parlament -Lluís Maria Corominas, Lluís Guinó y Ramona Barrufet (del PDeCAT) y Anna Simó (ERC)-, mientras no adoptó ninguna medida cautelar contra Joan Josep Nuet (CSQP), el único de ellos que votó en contra de tramitar la declaración de independencia del pasado 27 de octubre.