Continúan tres frentes activos en el incendio de Moguer (Huelva) que afecta a Doñana

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, se ha mostrado este lunes, dentro de la prudencia, "optimista" con respecto a la evolución del incendio de Moguer (Huelva), después del trabajo realizado durante la noche. 

Fiscal, que se encuentra en el Puesto de Mando Avanzado, ubicado en Mazagón (Huelva), ha señalado que hoy el tiempo es "estable, sin que exista la variabilidad tremenda que hubo ayer y que fue el principal enemigo del incendio".
"Hubo vientos casi huracanados, erráticos, que motivó que en determinados momentos el dispositivo se tuviera que retirar de los frentes porque el peligro era inminente y se nos escapaba de las manos", ha explicado.

De los tres frentes abiertos, hay dos que presentan una evolución favorable y se han logrado perimetrar, uno de ellos el que entraba en Doñana, con lo que "supone una barrera para que se siga adentrando"; el tercero, situado al norte de Matalascañas, es el que, a estas horas, más sigue preocupando. 

Fiscal ha añadido que, por la tarde, el viento "cambió y amainó, muy notablemente", algo que fue "decisivo para que se haya estado trabajando toda la noche, con poco viento, conduciendo todo a que esta mañana seamos mucho más optimistas que ayer, con toda la prudencia del mundo". 

Ha dejado claro que la mano del hombre "está detrás de este incendio como en el 96 % de los incendios forestales", pero habrá que esperar a las conclusiones de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales para saber qué ha ocurrido: "No hay dudas de que el hombre está detrás".
También ha señalado que aún no hay estimación de superficie afectada ni cuantificación de daños materiales, que "no han sido grandes", porque "lo primero es apagar el fuego".

Desalojos
El incendio declarado el pasado sábado por la noche en el paraje 'La Peñuela', en el término municipal de Moguer (Huelva), obligó a desalojar a más de 2.000 personas y cerrar carreteras, y se ha adentrado en el Espacio Natural Doñana.

A causa del avance de las llamas, sólo del cámping Doñana han tenido que ser evacuadas 1.500 personas, a las que hay que sumar alrededor de 600 del resto de infraestructuras desalojadas, como el Parador Nacional de Mazagón, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) del Ministerio de Defensa , u otros hoteles y distintas viviendas.

Un total de 750 personas han tenido que ser realojadas por el operativo de emergencia establecido en el plan antiincendios Infoca. Del resto de afectados, muchos se han ido a viviendas de otros familiares o conocidos, o a las suyas propias, ya que se encontraban en zonas de segunda residencia.

Algunos de los desalojados del hotel Solvasa y de las viviendas de la zona conocida como Bonares, en Mazagón, han podido regresar ya a sus domicilios.