Puigdemont: Nunca hemos elegido la violencia, pero hay que hablar de todo

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont firma heste sábado una columna en el diario francés "Libération" en la que manifiesta su intención de "defender hasta el final" sus derechos, de renunciar a la violencia y de pedir una solución dialogada en la que "se pueda hablar de todo".

Tras atacar de forma dura la respuesta judicial a su declaración de independencia, Puigdemont afirma que seguirá "defendiendo la legitimidad" de sus acciones políticas, "el hecho de que se quiera la independencia de Cataluña".

"Tengo el derecho de pedir justicia para todos nosotros. Una justicia justa. Que ponga luz en todas las zonas oscuras en las que el Estado se protege para cometer abusos inaceptables", agrega.

El presidente destituido ha advertido al Estado de que "así no se puede
continuar" y ha pedido a la UE que "deje de mirar hacia otro lado".

Concentración este domingo
Por otro lado, Puigdemont ha ofrecido un mensaje televisado desde Bruselas que ha difundido TV3 en su página web, en la víspera de la concentración convocada en Barcelona por la Assemblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural para exigir la libertad de los exconsellers encarcelados.

Para Puigdemont, supone "una cita para expresar un clamor unitario, alto y claro" a favor de la "libertad y la democracia", y para pedir que "toda la gente en prisión vaya a casa".

Ha pedido no dejarse "intimidar" por aquellos que quieren "imponer la ley del 155" y "humillar" a las instituciones catalanas, para las que ha pedido "luchar" de forma "pacífica".

Puigdemont ha remarcado que no habrá "barrotes ni exilios" que disuadan a Cataluña de "decidir libremente su futuro a través de las urnas", sin "gobiernos impuestos".