Torrent aplaza la investidura y mantiene a Puigdemont como candidato

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha anunciado este martes que el pleno previsto para las 15.00 horas queda aplazado hasta que el Tribunal Constitucional (TC) resuelva sus alegaciones contra la decisión de vetar una investidura a distancia de Carles Puigdemont, a quien mantiene como candidato.

Sorpresa de última hora en el arranque de un día que había empezado entre confirmaciones por parte de Junts per Catalunya (JxCat), el grupo que lidera Puigdemont, de un "acuerdo" con ERC y la CUP para "tirar adelante el pleno" de investidura, un supuesto pacto que desde las filas republicanas no acababan de confirmar.

Minutos antes de las diez de la mañana, hora prevista para el inicio de la reunión de la Mesa del Parlament, ha comparecido de manera inesperada Torrent en su despacho de audiencias para hacer una declaración institucional, en la que ha dejado claro que no piensa proponer a "ningún otro candidato a la investidura", ante el "fraude de ley" que, a su juicio, ha cometido el Gobierno del Estado.

"Ni la vicepresidenta Soraya (Sáenz de Santamaría) ni el TC decidirán quién debe ser el presidente de la Generalitat", ha recalcado Torrent, que ha querido subrayar que el pleno de investidura no queda "desconvocado" sino "aplazado" hasta que pueda celebrarse una investidura "con valor real y efectiva".

Sorpresa de última hora en el arranque de un día que había empezado entre confirmaciones por parte de Junts per Catalunya (JxCat), el grupo que lidera Puigdemont, de un "acuerdo" con ERC y la CUP para "tirar adelante el pleno" de investidura

Torrent ha sido contundente a la hora de denunciar que el Estado ha mostrado en los últimos días "una de las caras más oscuras desde el punto vista democrático", al cometerse un "fraude de ley" con una "impugnación preventiva sin fundamento jurídico" de la investidura a distancia de Puigdemont, que, pese a todas las especulaciones, no se ha arriesgado a regresar de Bélgica para acudir hoy al Parlament. 

Las medidas cautelares del TC para vetar una investidura a distancia de Puigdemont, "ordenando a la Mesa de un Parlamento democrático cómo debe interpretar su reglamento", pretenden a su juicio "vulnerar el derecho de millones de catalanes que fueron a las urnas" el pasado 21 de diciembre.

"No lo permitiremos, no aceptaremos que se diga que los catalanes votaron mal solo porque no votaron como ellos querían, no aceptaremos injerencias a un Parlamento democrático que tiene el derecho y el deber de investir al president que recoja más apoyos", ha remarcado.

Torrent ha señalado que, "en tanto que la voluntad mayoritaria" del Parlament es mantener como candidato a Puigdemont, no piensa "proponer a ningún otro candidato a la investidura", porque el líder de JxCat "tiene toda la legitimidad" y "todo el derecho".

Tras recordar que ayer Puigdemont le dirigió una carta en la que le pedía "amparo" para poder someterse hoy a la investidura, ha destacado que su compromiso es "garantizar su inmunidad, como la de todos los diputados en el ejercicio de sus derechos políticos en el Parlament".

Por ello, Torrent ha instado a los servicios jurídicos de la cámara para que el Parlament "se persone y formule alegaciones a la resolución del TC".
"Atendiendo a la petición de Puigdemont de garantizar su derecho a tener un debate de investidura con garantías y, a la vez, para dar tiempo a las alegaciones presentadas por el mismo presidente a través de JxCat al TC, el pleno de hoy queda aplazado pero en ningún caso desconvocado", ha explicado. 

El pleno "se mantiene convocado y se celebrará una vez aseguremos un debate de investidura efectivo y con garantías", un aplazamiento que sirve también para "garantizar el derecho de Puigdemont a un debate efectivo y sin injerencias".
El aplazamiento del pleno ha cogido a contrapié a JxCat, desde cuyas filas se insistía en las últimas horas en que hoy se llevaría a cabo la sesión de investidura de Puigdemont, que delegaría su discurso en otro representante de su grupo.

Veto del Tribunal Constitucional
El TC ha vetado cualquier sesión de investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat que no sea la presencial, por lo que ha prohibido que el debate y la votación se celebren por medios telemáticos o mediante la sustitución por otro parlamentario.
En este contexto, Puigdemont ha enviado un escrito a Torrent para pedirle amparo y que "adopte las medidas necesarias para salvaguardar los derechos y prerrogativas del Parlament", con el fin de que hoy él se pueda someter al pleno de investidura. 
El auto detalla que, concretamente, lo que el Tribunal Constitucional impone es: 
  • "Que no podrá celebrarse el debate y la votación de investidura del diputado don Caries Puigdemont i Casamajó como candidato a Presidente de la Generalidad a través de medios telemáticos ni por sustitución por otro parlamentario". 
  • "No podrá procederse a la investidura del candidato sin la pertinente autorización judicial, aunque comparezca personalmente en la Cámara, si está vigente una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión". 
  • "Los miembros de la Cámara sobre los que pese una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión no podrán delegar el voto en otros parlamentarios".
    "Estas medidas son de adopción insoslayable", recuerda el alto tribunal.
Sin embargo, a juicio de los socialistas, aunque se suspendiera el pleno, se pondría igualmente en marcha el reloj del plazo máximo de dos meses para buscar una candidatura alternativa, aunque Illa ha advertido de que "no sería bueno que se agotara ese plazo, porque Cataluña necesita un gobierno estable lo antes posible".

Rajoy dice que Puigdemont no puede ser presidente "de nada" y que derecho y política "responden al sentido común" https://t.co/lrZLCTj371 pic.twitter.com/nDriLJZRo9

Rajoy, satisfecho con TC, dice que Puigdemont "no puede ser presidente de nada"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que la decisión del Tribunal Constitucional sobre la investidura de Carles Puigdemont como president "ha reconfortado" a todos, porque alguien como él, que ha pretendido "liquidar" la unidad nacional, "no puede ser presidente de nada".

Rajoy se ha referido a la decisión del TC del pasado sábado en una entrevista en la COPE en la que ha considerado que esa resolución del Constitucional "es muy clara". Ha subrayado que el Derecho y la política han de responder al sentido común. "Un señor fugado de la Justicia, que ha pretendido unilateralmente liquidar la soberanía nacional y la unidad nacional, es evidente que no puede ser presidente de nada", ha recalcado.

Rajoy ha pedido tranquilidad a los ciudadanos porque ha resaltado que, "por suerte", en España funcionan el Estado de Derecho, la ley, la Constitución y los tribunales.

"Y, desde luego, mientras que yo sea presidente del Gobierno, por muchas cosas que me digan, voy a cumplir con una obligación que es la más importante que tengo, que es -ha precisado- garantizar la unidad nacional". Esa ha insistido en que es, a su juicio, la prioridad básica que ha de tener cualquier presidente del Gobierno