El 2018 será un año "tranquilo" para los partidos: ni elecciones ni congresos

El 2018 será un año "tranquilo" en la vida interna y orgánica de los partidos y los políticos vascos, en el que no habrá ni citas electorales ni congresos internos en ninguna formación.
El año que acaba ha estado marcado por los congresos que han realizado todos los partidos, excepto el PNV que lo hizo en 2016, y que en muchos casos habían sido retrasados por la acumulación de comicios en el ejercicio anterior.

Eso sí, si no hay acuerdos en 2018 parece difícil que se logren en 2019, cuando en mayo se abrirá una carrera electoral con comicios europeos, municipales y forales, generales y autonómicos en poco más de un año.
Entre mayo de 2015 y septiembre de 2016, los partidos afrontaron cuatro campañas electorales: las municipales y forales de mayo de 2015, las generales de diciembre de 2015 y junio de 2016 y las vascas de septiembre de 2016.
Ahora, con unas direcciones que tienen por delante un mandato de al menos tres años y sin convocatorias electorales, salvo adelantos, hasta mayo de 2019, los partidos tienen año y medio para dedicarse al "día a día" político y para buscar acuerdos en cuestiones importantes, como el nuevo encaje político del País Vasco en España, sin estar preocupados por el "coste", ya sea interno o electoral.
Entre mayo de 2015 y septiembre de 2016, los partidos afrontaron cuatro campañas electorales: las municipales y forales de mayo de 2015, las generales de diciembre de 2015 y junio de 2016 y las vascas de septiembre de 2016.

La principal de esas cuestiones será la reforma del autogobierno y el encaje del "derecho a decidir" de los vascos en el ordenamiento jurídico español, aunque no parece fácil un acuerdo en un año dadas las diferencias en torno al citado derecho.
Eso sí, si no hay acuerdos en 2018 parece difícil que se logren en 2019, cuando en mayo se abrirá una carrera electoral con comicios europeos, municipales y forales, generales y autonómicos en poco más de un año.