Las claves para desbloquear el conflicto separatista tras el 21-D

La crisis abierta en Cataluña a raíz del desafío independentista volvió a estancarse tras los históricos comicios celebrados el pasado jueves, después de que Mariano Rajoy rechazara la petición del expresidente del gobierno catalán, Carles Puigdemont, de negociar una salida sin condiciones y el adelantamiento de elecciones tras los parcos resultados del Partido Popular (PP).

Pese a que Ciudadanos, contrario a la separación, fue el partido más votado los comicios, las fuerzas independentistas obtuvieron 70 de los 135 diputados que tiene el Parlamento catalán, una mayoría absoluta que les permitiría gobernar. "30 años de nacionalismo no se solucionan en una jornada electoral". Así opinaba la candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat, Inés Arrimadas, quien reconoce que su victoria en los últimos comicios no ha tenido los efectos inmediatos que le gustaría.


La formación naranja ha cosechado más de un millón de votos que le otrogan 36 escaños, dos más que JuntsxCat, la formación liderada por el expresidente catalán Carles Puigdemont. ERC, por su parte, queda en tercer lugar, con 32 diputados, mientras que el PSC consigue 17 y 8 CatComú-Podem. En la última posición quedaron CUP y PP

En cualquier caso, Arrimadas no da por hecho que los independentistas consigan ponerse de acuerdo para gobernar. "Vamos a verlo. No tienen una situación fácil", afirma. Por el momento,
esperarán a ver qué hacen los independentistas de Junts per Catalunya
(JxCat), ERC y la CUP antes de
decidir sus próximos pasos en Cataluña, porque dudan de que los
candidatos "en prisión o huidos" en Bruselas puedan ejercer sus
funciones, además de recordar que su mayoría no es "holgada".

Por el momento, la negociación y el diálogo parecen ser los únicos pasos básicos para reconducir la situación en unos momentos delicados en el escenario político catalán, donde parece crecer la fractura entre los defensores y detractores de la separación. Así opina también una amplia representación de políticos canarios, quienes mantienen los ojos fijos en Cataluña pues esta situación impactará en la agenda política estatal, complicando, posiblemente, cuestiones importantes para el Archipiélago como la reforma de la financiación autonómica.



El 21 D visto desde Canarias

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, opina que, a pesar de la victoria de Ciudadanos, no existe una mayoría entre los partidos constitucionalistas para hacer frente al desafío independentista, por lo que apela nuevamente al diálogo. "Ahora es el momento de la política, del diálogo y de la autocrítica",  afirmaba.


"El conflicto no se puede generar con posturas encontradas ni repitiendo más de lo mismo", ha señalado Clavijo, quien también espera que la Generalitat pueda recuperar pronto un gobierno elegido por todos los catalanes democráticamente
Por otro lado, el presidente regional matiz que, los que salgan elegidos, "deben hacer un punto y aparte". "El conflicto no se puede generar con posturas encontradas ni repitiendo más de lo mismo", ha señalado Clavijo, quien también espera que la Generalitat pueda recuperar pronto un gobierno elegido por todos los catalanes democráticamente . Asimismo, desea que ese gobierno "haga un punto de inflexión para que nos podamos sentar todos llegar a acuerdos y solucionar un conflicto de convivencia".

“Los catalanes deben poner fin a la confrontación política y recuperar la normalidad parlamentaria; proponer soluciones y sentar las bases para edificar un nuevo marco para el Gobierno de Cataluña”, subraya.

Por su parte, el presidente del Partido Popular en Canarias, Asier Antona afirmaba en
Radio Nacional de España antes de conocer los resultados electorales que
esperaba que el bloque constitucionalista ganase las elecciones para
"ponernos de acuerdo para superar la ruptura social". Sin embargo, tras el recuento, la secretaria general del PP canario, María Australia Navarro, admitió los "malos resultados" de su partido en Cataluña al no haber sido capaces de construir una mayoría alternativa al independentismo.

Tampoco se muestra satisfecho con el desenlace del 21D el secretario general del PSOE canario, Ángel Víctor Torres, aunque mejorasen los resultados anteriores, mientras que la secretaria general de Podemos en Canarias, Noemí Santana, asegura que, tras las elecciones del 21D, el problema de fondo se mantiene.

Por su parte, el portavoz de Agrupación Socialista Gomera (ASG) en el Parlamento de Canarias, Casimiro Curbelo, subraya que, en su opinión,  “el independentismo catalán ha quedado sepultado tras las elecciones autonómicas, que evidencian que el número de votos constitucionalistas suman 150.000 votos más que el de los independentistas”. Por ello, apuesta por el diálogo como herramienta indispensable para resolver, de una vez por todas, el problema catalán, ya que los resultados electorales corroboran que la sociedad catalana sigue fracturada.  

Curbelo considera que “la situación requiere de diálogo para lograr un Gobierno que resuelva los verdaderos problemas de la gente en Cataluña y que no se siga alimentando el independentismo”. “Tras la pérdida de la mayoría absoluta independentista, queda patente que deben someterse a la ley y trabajar con Ciudadanos para resolver el problema del diálogo con el Gobierno de España”, destaca.

En la misma línea, el presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, ha afirmado que los resultados de las elecciones en Cataluña muestran que “solo el diálogo y los acuerdos” desbloquearán el problema político de esta comunidad.

Rodríguez sostuvo que la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) y la aplicación del artículo 155 de la Constitución “no han sido la solución”. Para los nacionalistas de izquierdas, la “salida no es otra que el diálogo, la negociación, el acuerdo y las reformas constitucionales”. Por otro lado, los comicios catalanes fueron, en opinión de Román Rodríguez, una jornada “histórica, caracterizada por la normalidad y con una alta movilización” del electorado.


Aunque el escenario resultante es de “muy difícil reconducción, la salida pasa por el diálogo, la negociación, los acuerdos y la reforma constitucional, como hemos mantenido siempre”

Aunque el escenario resultante es de “muy difícil reconducción, la salida pasa por el diálogo, la negociación, los acuerdos y la reforma constitucional, como hemos mantenido siempre”, incidió. En opinión de los nacionalistas de izquierdas, “estamos ante un panorama nunca antes conocido” en el Estado y en la Unión Europea, lo que “obliga a hablar y, desde la generosidad, ser capaces de acordar” entre todas las fuerzas políticas del Parlamento, las instituciones catalanas y las estatales.

En Nueva Canarias, según el presidente, “creemos que esta situación impactará” en la agenda política estatal. Román Rodríguez dijo que se complica la reforma de la financiación autonómica al mismo tiempo que apeló a la necesidad de “estar atentos” a las consecuencias sobre los presupuestos de 2018 y el calendario electoral.

Rajoy no apurará plazos y constituirá el nuevo Parlament antes del 20 enero

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no apurará el plazo legal y ordenará la constitución del nuevo Parlamento catalán antes del 20 de enero, dos semanas después de Reyes. Tras las elecciones catalanas del 21D y estando en vigor todavía la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, corresponde al Gobierno central firmar el decreto de convocatoria de constitución del Parlament surgido de las elecciones autonómicas del 21 de diciembre.

Según la normativa, la sesión constitutiva del nuevo Parlament debe celebrarse dentro de los 20 días hábiles posteriores a las elecciones, con lo que en esta ocasión la fecha tope sería el 23 de enero. No obstante y según las fuentes consultadas, el Gobierno no quiere apurar plazos y habla de constituir el nuevo Parlament "dos semanas después de Reyes", es decir, antes del 20 de enero.

Por su lado, el presidente del PPC, Xavier García Albiol, ha opinado que, "pasados dos días de la jornada electoral, Ciudadanos tiene la obligación de reivindicar el derecho a gobernar Cataluña como lista más votada". A través de su cuenta de Twitter, el líder popular ha añadido que, "si todos queremos cicatrizar las heridas del 'procés', empecemos por respetar las normas democráticas".

Desde ERC, su portavoz en el Congreso, Joan Tardà, ha escrito un tuit dirigido a Carles Puigdemont en el que le dice que "la ciudadanía le ha restituido a usted como president" y que le esperan "para que comande la Generalitat junto con el vicepresidente Junqueras".

"President Puigdemont, la ciudadanía ha restituido democráticamente al Govern legítimo y a usted como President. Le esperamos para que comande la Generalitat conjuntamente con el vicepresidente Junqueras. No tenga ninguna duda de que es lo que habría hecho Francesc Macià", ha escrito Tardà.

De hecho, Junts per Catalunya tampoco piensa en ningún otro dirigente para president, pese a estar aún en Bruselas huido de la justicia española tras la declaración unilateral de independencia. Según ha dicho a Rac1 la jefa de campaña y candidata número 10 de la candidatura por Barcelona de JxCat, Elsa Artadi, que se ha descartado ella misma como posible presidenciable, existen incógnitas sobre si Puigdemont podría ser investido presidente de la Generalitat en el extranjero y ha dicho que "no nos podemos precipitar ahora. No podemos avanzar cosas que no tenemos resueltas. Contemplamos todos los escenarios".

"Todas nuestras opciones pasan por el president Carles Puigdemont. Derrotar el 155 pasa por restituir la situación de antes de su aplicación", ha señalado Artadi, que ha explicado que ella se ha presentado a estas elecciones "para restituir el presidente de la Generalitat y el Govern legítimo. Ningún otro objetivo".

Por su parte, el exvicepresidene de la Generalitat y cabeza de lista de ERC, Oriol Junqueras, ha dicho que se pone al servicio "de la libertad y la justicia social, de la democracia y de una sociedad que tiene el derecho a ser lo que quiera si así lo quiere una mayoría de sus ciudadanos".

En el primer tuit que emite tras las elecciones del jueves, desde la cárcel de Estremera (Madrid) donde permanece ingresado desde el pasado 2 de noviembre acusado rebelión y otros delitos, Junqueras agradece el apoyo recibido "por vuestro compromiso y calor". "Nos ponemos al servicio de la libertad y de la justicia social, al servicio de la democracia, al servicio de una sociedad que tiene el derecho a ser lo que quiera si así lo quiere la mayoría de sus ciudadanos", ha señalado Junqueras.