Entrevista a Evelio Acevedo, gerente del Thyssen (Parte II)

1. La existencia de un programa de patrocinio en el museo en el cual se financian actividades culturales, ¿favorece la conservación de la colección a través de una labor previa de investigación, catalogación y restauración?

El patrocinio es necesario para la restauración y la conservación. Éste es un ámbito importante de la gestión en la cuenta de resultados, junto a las exposiciones.
2. ¿Qué papel ocupa las políticas de financiación externa, los patrocinios y la participación de los mecenas en la vida cultural del museo?
La crisis económica de España ha reducido muy considerablemente los ingresos por estos conceptos, pero son determinantes en la sostenibilidad del museo. Por eso nuestro plan estratégico se enfoca en ellos prioritariamente.
3. ¿Qué modelos de mecenazgo desarrolla la fundación? ¿Cuáles son las funciones? 
Un súper patrocinador que paga las exposiciones temporales y “Educathyssen”. Ahora se quiere desarrollar un cuerpo de base con los amigos individuales y colectivos. Con una aportación se garantiza un colchón y la labor es trabajar incrementándolo. También seguimos en la búsqueda en el ámbito de la empresa y de los mecenas particulares. Debemos tener en consideración, que el mecenazgo positivo hace posible las exposiciones temporales, contribuyendo a un mayor al sostenimiento del museo. Por otro lado, debemos mencionar que se trabaja en la búsqueda de empresas socias que colaboren con el mantenimiento del museo, a través del con servicio knowhow, tales como Endesa que iluminó el palacio, contribuyendo así al consumo responsable.

4. En España solemos hablar siempre de patrocinios de empresas, lo cual está más vinculado a cuestiones de promoción y de imagen corporativa, ¿existe la labor de patrocinio y mecenazgo a título individual? 

En este museo no.
5. ¿Cuál es el perfil del público que supone un reto para el Museo Thyssen-Bornemisza?
A todos los museos, en general, siempre nos gustaría tener más público adolescente y veinteañero. Pero creo que eso forma parte de la evolución vital. El MTB es un museo que ofrece muchas iniciativas para captar a esos públicos y que se acomoda a sus intereses y a sus códigos y prácticas de comunicación. En cualquier caso, nuestro departamento de educación, “Educathyssen”, los tiene como objetivo y trabaja mucho también los públicos infantiles y las familias. Si de niño el museo es una experiencia que disfrutas, acabas volviendo a él.
6. ¿Se dirigen esfuerzos al establecimiento de acuerdos con instituciones, fundaciones, centros universitarios, con el objeto de vincular de manera estable a posibles benefactores, mecenas, coleccionistas a un proyecto como la Fundación- Colección Thyssen-Bornemisza, haciéndoles partícipes?
Somos muy activos con universidades y asociaciones relacionadas con el arte y la cultura, sobre todo con el objetivo de contribuir a una mejor educación y formación para sus alumnos. Por otra parte, nuestro plan de patrocinio incorpora prácticas para captar benefactores y mecenas.