Enrique Alfonso: "La base de estos vinos es diferente a otros por la geografía"

¿Qué es Altos de Trevejos?
Enrique Alfonso destaca que “es un proyecto de altura, en la faldas del Teide, en Vilaflor, con viñedos a más de 1.300 metros  sobre el nivel del mar, con variedades prefiloxéricas endémicas e icónicas en Canarias y con las que se obtienen vinos de calidad en un mercado cada vez más selectivo como el de Tenerife. Un proyecto que se realiza con muchísimo trabajo, muy apasionante y muy bonito.
Muchas particularidades y peculiaridades merecen una descripción.
La base de estos vinos es diferente a otros por la geografía, la situación, la climatología de la zona,… Pocos viñedos, por no decir casi ninguno en España, superan los 1.300 metros de altura, los más altos de España y de Europa. Esa altura marca la diferencia por el frío que hace por la noche y por la irradiación por el día. No en vano es el segundo lugar del mundo, después del desierto de Atacama en Chile, con mayor número de horas de sol al día y eso traducido al vino es un entorno seco donde no hay enfermedades, ni hongos y propicia un viñedo de lo más ecológico, sano y, por ende, unos vinos más frescos, con mejores parámetros de acidez y vinificaciones muy interesantes.
Altos de Trevejos/ Imagen: CEDIDA
Altos de Trevejos. Imagen: CEDIDA.

El núcleo fuerte –agrega– es esa ubicación del viñedo en la finca de nuestro abuelo, en la que se dio otra vez el impulso necesario al proyecto. La fase final era rematar con la bodega a la entrada del viñedo, en plena entrada de carretera general de acceso a Vilaflor y al Teide; por esa zona pasan buena parte de los millones de turistas de la Isla, con un potencial enorme para el concepto en alza del enoturismo. Mientras no se desarrolla el proyecto, la bodega está radicada en la casa familiar, de 1790, en el casco histórico de San Miguel y catalogada como Bien de Interés Cultural. Tiene otro tipo de encanto y ha puesto de acuerdo a la familia para que todos estuviéramos en la misma línea.
Encanto especial también en el estilo y diseño de etiquetas
Es muy importante la imagen y el diseño. Todo lo que nos gusta lo es por impacto de la fase visual y hemos optado por hacer algo elegante pero que llame la atención, que refleje una marca sencilla pero reconocible en las distintas gamas. Está esa más divertida con nombre de animales como La Jirafa, y un packgaging actual y potente como es el caso de Bambú -en este caso del perro sí existe y vive en la finca-, un buen vino, una imagen divertida y que rompe los esquemas.