“La profesión tiende al vídeo y a la precarización”

Cristóbal García lleva más de 30 años haciendo fotografía de prensa. Es uno de los profesionales habituales del mundo de los medios de comunicación en Tenerife. Trabaja en la Agencia EFE y buena parte de su labor se desarrolla en la documentación gráfica de la vida política. Sobre la profesión de fotoperiodista no apunta a un futuro muy halagüeño. 


- ¿Cómo llegó al mundo de la fotografía?

- De siempre me ha gustado la fotografía. Y conseguí que unos ‘reyes magos’ me trajeran una cámara. Con el tiempo y por medio de una amiga, la actual delegada de la agencia efe en Tenerife,  empecé a colaborar en EFE y pronto vivía de esa viaja afición.

- ¿Es un buen momento para ser fotógrafo?  ¿Actualmente se dan las condiciones óptimas de trabajo?
- Cuando yo empecé a hacer fotos había que comprar un carrete de película para 36 fotografías y se revelaba cuando las había hecho todas.  Podían pasar varios días hasta que vieras el resultado de tus fotos. Hoy en día es muy fácil hacer fotos y verlas al momento.  En cuanto a si hay condiciones laborales son óptimas debo confesar que no.  Un fonendoscopio no hace a un médico, una llave inglesa no hace a un fontanero, una máquina de escribir o un ordenador no hace a un escritor,…  De la misma manera una cámara de fotos no hace a un fotógrafo. Sin embargo, hoy en día todo el mundo se cree fotógrafo con un móvil en la mano.

- ¿Qué aporta un fotógrafo a un medio de comunicación como un periódico?

- La imagen. Que es lo más importante (o casi) de un periódico. 

- ¿Cómo reflexionaría en torno la profesión de fotoperiodista?
- No sé.  El español debe tener como unas 70 u 80 mil palabras. Y sin embargo, define a un fotoperiodista como aquel que trabaja en prensa. Yo creo que un fotoperiodista fue Robert Capa, Cartier-Bresson, Sebastiào Salgado, James Natctwey, o los españoles Javier Bauluz o Gervasio Sánchez.  Pero lo que hago yo…  Nunca lo compararía con el trabajo de ellos.  Soy un fotógrafo de prensa cuyo valor reside, si quieres ponerle valor, en documentar lo que acontece. Como dicen algunos: ser notario de la realidad que nos rodea. 

"Hoy en día la gente ha banalizado la profesión de fotógrafo. Empezando por los editores (cuándo hay) y los redactores jefes y luego por el resto de la ciudadanía, incluidos los y las redactores"

 - La fotografía de calle, ¿es más de instinto o preparación?
- Después de 30 años haciendo fotos todos los días puedes permitirte dejar de lado (casi) la técnica para centrarte en lo que quieres contar.  Aunque comprendo que hay que cierta preparación para hacer fotos en la calle y contar con ellas una historia.  Nuestro trabajo no es conseguir ‘fotos bonitas’ sino contar una historia en imágenes.    

- ¿Podemos hablar de un intrusismo notable en la profesión?
- Por supuesto.  Pero por lo que te decía antes. Hoy en día la gente ha banalizado la profesión de fotógrafo. Empezando por los editores (cuándo hay) y los redactores jefes y luego por el resto de la ciudadanía, incluidos los y las redactores. 

- ¿Es imprescindible estar al día en cuanto al material de trabajo? ¿Es usted de los que lo renueva constantemente?
- Tengo la suerte de trabajar en la Agencia EFE y es ella la que me facilita el material.  Tengo un muy buen y actualizado equipo gráfico. 

- ¿Los fotógrafos también notan las urgencias de la inmediatez en su trabajo diario?
-Por supuesto. La inmediatez del trabajo hoy en día es tremenda. En ocasiones es cuestión de minutos.  Por poner un ejemplo, las fotos del desembarco de Normandía en la segunda guerra mundial se publicaron varios días después.  Hoy en día estarían en las redacciones de los medios de comunicación en cuestión de minutos.   

- ¿Cómo ves la profesión a medio plazo?

- No lo sé. Soy incapaz de hacer un análisis del futuro de la profesión. Todo indica que se tiende al video y a la precarización de la profesión. 
Image

- ¿Cuál es la anécdota que haya vivido que siempre cuento relacionada con su profesión?
- No sabría destacar una.  Todos los días son interesantes para mí y de todos ellos me quedo con algo.  Una veces por mi torpeza al ver la situación, otras por la misma situación en sí pero siempre aprendo algo. 

- ¿Hay alguna imagen en concreto que nunca hubiese deseado tomar?
- Trabajando para la Agencia EFE tengo la suerte de ser yo quien ‘edito’ lo que transmito para Madrid, donde está la Central. Nunca he pasado una fotografía ‘forzado’.    Ahora si me preguntas si me han gustado todas las situaciones en las que he estado, la respuesta es no.  Me siento incómodo cuando fotografío a personas que han perdido a un familiar o a un ser querido. 

- ¿Qué acto y situación le queda por cubrir?
- Todo. Llevo 30 años haciendo fotos de prensa. La primera fue en octubre de 1987.  Y he cubierto casi todo tipo de situaciones.  Visitas de Jefes de Estado y presidentes de Gobierno;  Deportes al máximo nivel (fútbol de primera división; Mundial de Baloncesto; Campeonato Nacional de Atletismo, …); retratos a todo tipo de personalidades; y todos los eventos locales; he viajado por todas las islas canarias cubriendo determinados eventos; he viajado al extranjero a realizar coberturas; …   Y sin embargo, todo me sigue pareciendo novedoso. Por tanto, me queda por cubrir ‘todo’ lo que venga. 

- ¿El fotoperiodismo puede ser una herramienta para cambiar el mundo?

- El de Cartier-Bresson, Robert Capa y demás, tal y como dije antes, SI.  El que yo hago… no.