En la senda del dúo Nino-Alfaro

Nino y Alfaro permanecen en la memoria colectiva como la mejor pareja ofensiva que ha tenido el CD Tenerife en lo que va de siglo. Entre ambos se combinaron para sumar setenta goles ligueros en las dos temporadas que jugaron juntos como blanquiazules. Y adornaron sus cifras con un ascenso a Primera División. Desde entonces se les busca herederos. El dúo Longo-Malbasic ofrece argumentos para ocupar su sitio.

Longo y Malbasic suman diez goles tras un tercio de competición y se acercan a las cifras de la pareja que lideró el último ascenso blanquiazul a la élite

Los delanteros titulares del Tenerife 17-18 –en un equipo que además cuenta con Villar o Casadesús, amén del joven Brian Martín– ya han sumado diez goles en el primer tercio de competición pese a que las lesiones y su tardía incorporación a la plantilla les ha impedido tener continuidad. Así, Malbasic no fue titular hasta la quinta jornada y Longo sólo ha jugado 630 minutos, la mitad de los 1.260 posibles.

La eficacia es una seña de identidad del delantero italiano. No sólo por sumar cinco dianas y una asistencia en 630 minutos, sino por necesitar sólo 13 tiros (ocho de ellos a portería) para alcanzar esa cifra de aciertos. Mientras, Malbasic destaca por su puntería. Pra anotar esos mismos cinco goles el delantero serbio ha requerido 21 disparos, pero 16 de ellos han estado bien dirigidos, exigiendo a los porteros rivales.

Los diez goles de la pareja Longo-Malbasic se quedan a uno de los once que sumaban Nino y Alfaro en la campaña 08-09, cuando el Tenerife cerró el curso con un ascenso a Primera División. Eso sí, en aquel ejercicio, ambos lo jugaban todo: Nino sólo se había perdido dos minutos en lo que se llevaba de Liga, mientas que Alfaro, titular en esas 14 fechas, había disputado 1.198 minutos de los 1.260 posibles.

Un año antes, Nino y Arruabarrena hicieron once goles en las 14 jornadas iniciales, pero el ariete vasco no tuvo continuidad. Y en la temporada 05-06, la pareja Maikel-Cristo Marrero cumplió en el primer tercio de competición, hasta que la destitución de Barrios liquidó aquel proyecto. De resto, en este siglo y en categorías profesionales, ningún dúo blanquiazul tuvo mejor inicio que la pareja Longo-Malbasic.

Hace un lustro, la pareja Aridane-Loro sumaba 17 goles tras 14 jornadas en un curso que concluyó con el ascenso a Segunda División
En Segunda División B sí hay un dato espectacular: hace un lustro, cuando el grupo liderado por Álvaro Cervera logró el ascenso a LaLiga 1|2|3, entre Aridane y Luismi Loro marcaron 17 goles en las 14 primeras jornadas. Desde entonces, pese a tener en nómina a Ayoze Pérez, Ifrán, Nano, Lozano o Amath, ninguna pareja de delanteros tuvo un inicio tan bueno como el dúo Longo-Malbasic.

Y no hay que olvidar que el gol significa puntos para el Tenerife 17-18. El tópico dice que “no recibir tantos garantiza el empate”, pero el grupo de Martí puede darle vuelta a la frase. En los 17 encuentros oficiales disputados este curso, siempre que ha marcado ha logrado puntuar (o pasar a la siguiente ronda en Copa del Rey). Así, suma siete victorias y cinco empates en los doce partidos en los que vio portería.

Y con Longo y Malbasic, el gol está (casi) garantizado.

Image