"Me alegra ser un ejemplo para que las chicas jóvenes se lancen a emprender por sus sueños"

El proyecto Annon Dolen, dedicado a los e-Sports y liderado por Sara Rodríguez Tavío, se hizo con el primer premio del programa WomenIN, una iniciativa para impulsar el desarrollo de proyectos de nueva creación liderados por mujeres o grupos en los que participa una mujer, además de promover el papel de la mujer empresaria y directiva. Este galardón es "mucho más que un premio" para esta joven de 25 años de La Laguna (Tenerife), pues implica la consecución de uno de sus sueños y el símbolo de que las metas se pueden conseguir, logro que espera que inspire a muchas jóvenes más.

"Me alegra poder ser un ejemplo para que las chicas jóvenes se lancen a emprender por sus sueños", asegura esta joven lagunera que nunca dudó de la calidad de su proyecto y sus posibilidades. "Estoy muy orgullosa de él", afirma.

 WomenIN es una iniciativa del Cabildo de Tenerife, a través de la estrategia Tenerife 2030, la Escuela de Organización Industrial (EOI) y la Asociación de Jóvenes Empresarios de Tenerife (AJE). Este programa, desarrollado a través del parque científico y tecnológico INtech Tenerife, destacó entre los 15 proyectos finalistas el de Sara Rodríguez, Annon Dolen, seguido del proyecto Innopsy, de Isabel Ramos Alonso,y Magic Team World de Egle Luis González.

Image

Algunas de las finalistas exponiendo sus proyectos. Sara en la primera imagen de la derecha | TWITTER JÓVENES EMPRESARIOS TENERIFE

Annon Dolen es una empresa destinada a la realización y creación de eventos temáticos y tecnológicos, torneos relacionado con los vídeo-juegos dentro de la e-Sports, conferencias relacionadas con los temas culturales y de interés común, el deporte físico mediante eventos deportivos llevados a la temática del rol en vivo, el softcombat y juegos. "No solo el e-Sport, sino también torneos de robótica, drones, todo lo que tenga que ver con el mundo friky, por así decirlo", matiza.

El primer premio consiste en 4.000 euros canjeables por servicios o contrataciones que requiera el proyecto, así como seis meses de mentorización por parte del grupo de directivas y empresarias de EOI y AJE de Tenerife.

Sara Rodríguez defiende que este premio es "muy importante para las mujeres empresarias en Tenerife porque ahora mismo es muy difícil emprender, todavía más si eres una mujer". De hecho, considera como obstáculos en el mundo empresarial actual precisamente el "ser mujer, ser joven y a la vez emprendedora". "Los tres conceptos a la vez implican un claro esfuerzo a la hora de sacar adelante una empresa, hay que luchar más", considera.

"Tienes que lanzarte a la piscina porque un emprendedor se estallará muchas veces pero, si no lo intenta, no lo va a saber. Hay mucho miedo al fracaso"

Esta joven de 25 años relata que se ha enfrentado a un mundo "un poco masculinizado", pero que "gracias a grandes mujeres se ha abierto un poco más de hueco a las que llegan ahora". Sin embargo, insiste en que la cuestión de la edad suele dificultar mucho el emprendimiento. "Al principio los demás no te suelen tomar muy en serio. Pero gracias a estas iniciativas me han hecho cambiar un poc el chip y decirme, 'oye, yo también puedo' y aquí estoy", afirma.

Desde que se conoció el nombre de los proyectos vencedores su vida laboral ha dado un vuelco. Consciente de la oportunidad que esta iniciativa le brinda, insiste en resaltar la importancia de programas como el de WomenIn. "Debería haber más iniciativas así. Es un espaldarazo increíble. Pero no solo para mujeres, sino concretamente para mujeres jóvenes y chicos jóvenes, porque también están perdidos". "Hay que ofrecerles oportunidades a los jóvenes en general, porque hay personas con talento y con muchísimas ganas", subraya.

Opina que en materia de emprendimiento  "debería haber más ayudas que ayuden a fomentarlo muchísimo más". "Hay que hacer que los jóvenes se enteren de que en este mundo se pueden cumplir los sueños". Aparte, considera fundamental insistir en otros aspectos como la formación y, más concretamente en el ámbito económico, poner a su disposición herramientas,
equipos, locales, entre otras.

Miedo a emprender
Sara Rodríguez destaca el miedo a emprender que percibe entre sus compañeros. "En mi clase hay excelentes diseñadores y programadores, con productos muy buenos, pero tienen miedo a que les roben las ideas o que sean tan malas que los rechacen. Pero pienso que tienes que lanzarte a la piscina, porque un emprendedor se estallará muchas veces pero, si no lo intenta, no lo va a saber. Hay mucho miedo al fracaso".

"No soy una mujer con estudios universitarios ni un máster. No tengo nada de eso, solo mi experiencia y mi pasión"

Pese a esta percepción, Sara considera que las mujeres quieren sacar adelante sus propias ideas. "Las cosas están cambiando pero va muy lento". Como muestra, recuerda que en WomenIn eran nueve finalistas de las 30 que lo intentaron, "lo que quiere decir que las mujeres tienen ganas de cumplir sus ideas y sueños, pero antes no era tan sencillo o no había tantas oportunidades como ahora. Básicamente, antes la mujer estaba en casa con los niños y hacía trabajos que eran muy típicos de la zona femenina pero ya ha cambiado todo".

De hecho, esta idea ha marcado también sus próximos proyectos. Próximamente tiene previsto "organizar eventos en todas las islas y fomentar la igualdad de la mujer en los vídeojuegos, entre otros aspectos".  De hecho, Sara hace hincapié en que "ese aspecto lo tengo muy en cuenta porque soy jugadora, soy mujer y sé lo difícil que es serlo en este sector".

"Creo que hay muchas, muchas mujeres que lo han sentido igual que yo. Hablo a través de mi experiencia. Es algo que queremos cambiar. A las niñas jóvenes las animo a que jueguen porque sé que pueden llegar a ser profesionales con esto", insiste.

Su caso es muy especial y muestra cómo las ganas y la ilusión pueden ayudar a abrir puertas que, en principio, parecen muy complicadas. "No soy una mujer con estudios universitarios ni un máster. No tengo nada de eso, sino mi experiencia y mi pasión".

Este camino comenzó cuando Sara tenía 16 años. Era "la típica chica a la que le gustaba hacer muchísimas cosas de esos ámbitos" y su ilusión era que hubiera comunicación entre jóvenes con los mimos gustos. Para ello, intentó montar una asociación que no salió adelante porque "los demás no tenían esa misma pasión".

"Lamentablemente, hay mucha gente que se aprovecha siempre de esas personas que estamos un poco más dispuestas a hacer cosas sin ánimo de lucro". Además, opina que en este caso "aún no tenía ni la mentalidad que tengo ahora ni la experiencia actual". Por todo ello "lo dejé aparcado, abandoné esa idea, ese sueño, trabajé todo lo que tenía que trabajar, en hostelería y cocina, etc y, aunque parecía que me alejaba de mis metas, tener mis propias experiencias me ha llevado a seguir mis sueños".

Considera como obstáculos en el mundo empresarial actual precisamente el "ser mujer, ser joven y a la vez emprendedora. "Los tres conceptos a la vez implican un claro esfuerzo a la hora de sacar adelante una empresa, hay que luchar más"

Se siente afortunada por haber tenido "esta oportunidad: que me den cursos gratuitos en un sitio que para mí es increíble, y yo ni siquiera me lo imaginaba, y encima tener el primer premio. Para mí fue brutal ¡El primer premio! No me lo imaginaba".

Aunque siempre confió plenamente en las posibilidades y calidad de su proyecto, "esperaba ganar uno y salir feliz, pero me sorprendió encima que fuera le primero". "He visto proyectos que me encantan yestoy enamorada de algunos de ellos. Unos no han salido y otros sí"

 Antes de entrar en el programa de womenIn había empezado de forma autodidacta con videos de youtube, sin embargo pues, gracias a ellos he podido enfocar hacia dónde quería enfocar mi proyecto. Ya tenía bastantes cosas adelantadas pero ellos me han ayudado muchísimo. Este primer premio va a implicar cambios importantes en su empresa en varios aspectos, y uno de ellos es en sus colaboradores. "Ahora tengo muchísimos más. Se me han abierto muchísimas más puertas con respecto al proyecto, que ha encantado a muchas personas y eso, para mí, es un logro".

Programa WomenIN

 La iniciativa contó con 30 proyectos iniciales, de los que se seleccionaron 15 finalistas, que fueron mentorizados por los expertos de EOI en Garachico, Candelaria y La Laguna. Durante estos tres días se ofrecieron charlas públicas sobre cómo diseñar un modelo de negocio, realizar un prototipo de forma rápida, dar el paso de emprendedora a empresaria, convencer a través de la comunicación y movimientos ágiles y actitud creativa para emprender.

Los proyectos impulsados gracias a WomenIN abarcan áreas tan dispares como la decoración, la fotografía, la fisioterapia, la alimentación, la energía, el diseño, la hostelería, el turismo, la enseñanza de idiomas y el comercio, entre otras. Esta amplitud de sectores evidencia el interés que ha despertado esta iniciativa entre las emprendedoras tinerfeñas, que han visto en este proyecto una oportunidad para llevar a cabo sus ideas de negocio en un marco de asesoramiento técnico y profesional que las guiará en el comienzo de su andadura profesional.

El programa WomenIN se encuadra dentro de la segunda fase del programa de emprendimiento del parque científico y tecnológico INtech Tenerife StartIN como parte de la estrategia del área de Tenerife 2030 para fomentar el emprendimiento y los nuevos proyectos empresariales con base tecnológica.