El beneficio social del programa 'Barrios por el Empleo' triplica la inversión

El beneficio para la sociedad del programa de empleo estrella del Cabildo de Tenerife, Barrios por el Empleo, supera el triple de la inversión, según un estudio que evalúa tanto el retorno para los participantes como para sus familias, las administraciones y las empresas involucradas.

'Barrios por el Empleo: Juntos más fuertes' es un programa centrado en mejorar la empleabilidad de las personas en riesgo de exclusión social y con más dificultades de inserción laboral, coordinado por la Fundación Insular para la Formación, el Empleo y el Desarrollo Empresarial (Fifede) y ejecutado por Cáritas, Cruz Roja, Fundación Proyecto Don Bosco y la Universidad de La Laguna. 

El programa, que cumple su cuarta edición y cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros, ha conseguido un grado de inserción de más del 50%, medido como el número de participantes que ha conseguido contratos de más de tres meses, y de ellos el 60% consigue pasar de un contrato temporal a uno fijo.

Para conocer su impacto social, no solo en términos de personas insertadas laboralmente, el Cabildo ha encargado un estudio realizado por Grupo Innovaris que ha concluido que de cada euro que se invierte, retornan a la sociedad 3,24.

"Es un cálculo conservador", según el coordinador del estudio, Sergio Suárez, quien ha detallado que la mayor parte de ese retorno revierte en las administraciones públicas, que ahorran en gastos sociales, subsidios y proyectos de inserción para las personas insertadas, a la vez que obtienen más ingresos para la Seguridad Social.

De hecho, de los 3,24 euros de retorno total del programa por cada euro invertido las administraciones obtienen el 87,51 por ciento, según este estudio.

Las personas participantes en Barrios por el Empleo obtienen aproximadamente el 12,44 por ciento de ese retorno, un cálculo que se realiza no solo en función de parámetros como la renta salarial, sino cuantificando hasta catorce indicadores, entre ellos los beneficios en bienestar emocional y físico, adquisición de capacidad y adaptabilidad para el empleo, facilidad para conciliar trabajo y familia o mejora de las relaciones familiares.

Beneficios del programa
El estudio refleja también los beneficios obtenidos por las familias de los participantes, que se calculan en función de parámetros como el arraigo en el entorno, la mejora académica de los hijos o el empoderamiento de la mujer, y calcula que obtienen un 0,02 por ciento del retorno total.

Ese mismo porcentaje obtienen del programa las empresas participantes, cuyo beneficio fundamental consiste en la recuperación de la confianza en los proyectos de inserción laboral.

El índice de retorno social de 3,24 supone que los 2,5 millones de euros de inversión en el programa Barrios por el Empleo, la sociedad obtiene casi 8,4 millones de retorno. Es decir, las administraciones obtienen gracias a este programa 7,3 millones de euros y los participantes algo más de un millón de euros, según las estimaciones del estudio. 

Los cálculos no pueden ser exactos porque aunque algunos retornos son cuantificables pero otros son intangibles y no tienen un mercado, por lo que se ha aplicado una metodología para darles una valoración económica.

Para ello se han analizado informes y estadísticas del programa y de fuentes externas de organismos oficiales y entidades, y se han realizado 209 encuestas a los participantes.

El cambio de actitud ante la búsqueda de empleo de los participantes, que pasa de una perspectiva de derrotismo a otra de confianza en la salida de su situación, es un ejemplo de los parámetros que este estudio traduce en retorno social a la inversión (SROI, por sus siglas en inglés), explicó Sergio Suárez.

Para conseguir valores lo más objetivos posible, se utilizan indicadores como el número de participantes que ya no necesita apoyo psicológico, las horas de trabajo del personal formador, las personas que dejan de cobrar ayudas sociales o los expedientes académicos de los hijos.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, consideró este jueves muy importante que un proyecto de inserción laboral tan innovador como Barrios por el Empleo se valore no solo por su eficacia en número de inserciones conseguidas, muy superior a los programas convencionales, sino también por su impacto en toda la sociedad.

La eficiencia del programa se traduce también en el ahorro de gasto social para las administraciones, en ingresos para la seguridad social, pero también en rescatar a las personas con menos empleabilidad y dotarlas de nuevas herramientas, indicó.

Estos datos mejoran la calidad del propio proyecto y permiten que siga siendo innovador, y sirven para ir adaptándolo a las necesidades, por lo que está previsto repetir este estudio cada dos años, adelantó.