Tradición y devoción, que une a todos

Miles de personas participaron y disfrutaron un año más de su devoción a la Virgen de Los Reyes, en la isla de El Hierro, siguiendo la tradición de la Bajada que tiene su origen el 29 de enero de 1741.

Desde la madrugada del sábado herreños y foráneos han participado en la bajada para cumplir el voto de los herreños, consistente en trasladar a la Virgen desde La Dehesa a la villa de Valverde.
Aunque el voto de los herreños tiene su origen el 29 de enero de 1741, la primera de las ediciones de la bajada se sitúa en 1745.
Pero fue en 1614, la primera ocasión en que los pastores acuden a La Villa para solicitar llevar a la Virgen de Los Reyes y dedicarle allí un novenario rogativo para paliar la pertinaz sequía que asolaba El Hierro.
La petición fue denegada pero los pastores accedieron y recogieron la imagen que la trasladan hasta la iglesia y sin llegar a traspasar la puerta de entrada del templo, comienza a llover abundantemente por toda la isla.

Los bailarines
Este sábado se ha rememorado este trayecto durante el cual los diferentes bailarines de los distintos pueblos de la isla, en compañía de sus santos patronos han recorrido las cumbres herreñas para trasladar a la imagen a la Cruz de Los Reyes, y de allí continuar su recorrido hasta la capital herreña.
El Centro Coordinador Operativo Insular del Cabildo de El Hierro (CECOPIN) ha atendido a 105 incidentes sanitarios de los que se ha encargado Cruz Roja, uno de ellos derivado al Hospital de Valverde.