El uso de mascarillas es altamente recomendable entre la población, pero no obligatorio

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, cree que el uso de mascarillas entre la población general es "muy deseable" y altamente recomendable, pero no es partidario de que se establezca como una obligación, puesto que hay colectivos que tienen dificultades para usarlas.

Así lo ha dicho este miércoles en rueda de prensa en la que ha destacado que las mascarillas son una medida importante que puede reducir la transmisión de la enfermedad a nivel global y cuyo uso no se discute en ambientes como el sanitario, pero en cuanto a la población general, Simón ha dicho que existe un debate importante "que no está cerrado".

El Ministerio de Sanidad establece la obligatoriedad de usar esta medida de protección en los transportes públicos, ha recordado, pero ha advertido de que "no todo el mundo puede usar mascarillas" y se ha referido a las personas con problemas respiratorios, los deportistas, e incluso los niños que, a pesar de poder llevarlas, "no es fácil que las usen correctamente".

Por eso, el doctor Simón concluye que es complicado establecer una norma sobre el uso obligatorio de mascarillas con todas estas excepciones "que son difíciles de probar".

"Sanidad hace una recomendación, una alta recomendación, una recomendación fuerte. Sí que es muy deseable que la gente la lleve pero hacerla obligatoria no es algo que se pueda plantear demasiado a la ligera, hay que tener cuidado", ha indicado.

No obstante, para este experto es importante adquirir el hábito de usar mascarillas y entenderlo como una forma de recordarnos a todos que no estamos en una situación normal como la de antes, sino en una nueva normalidad. "La mascarilla puede ayudar a que esto se recuerde durante las próximas semanas o meses".

En cuanto al uso de guantes, ha advertido de que es "mucho más importante la higiene de manos", ya que ha explicado que esta protección aporta "en algunos momentos" y para "situaciones concretas", pero también "puede generar problemas importantes".

Según este experto, su uso es aconsejable "cuando tenemos la certeza de que "no vamos a tocarnos". "En la vida diaria es complicado que una persona no toque una superficie potencialmente infectada, que cada vez son menos, y que luego se toque la cara, los ojos".

"Tengan mucho cuidado con el uso de guantes, hay que ser muy consciente de lo que se está haciendo cuando se llevan guantes porque lo que hacen es poner una segunda piel y, si la dejamos puesta, no cambia el llevarlos o no", ha enfatizado.

Ha insistido en extremar las medidas de higiene, como el uso de geles hidroalcohólicos en supermercados o el lavado de manos frecuente cuando estemos en un espacio en el que podamos usar agua y jabón".