El STEC-IC pide la conformación de un nuevo equipo de gobierno cohesionado

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Canarias (STEC-IC) ha emitido un comunicado en que explican que la reciente dimisión del Director General de Ordenación Educativa había venido a poner de manifiesto los enfrentamientos y la profunda crisis interna que estaba padeciendo la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, que requiere de un equipo de gobierno cohesionado y centrado para gestionar la actual situación de crisis sanitaria y el correspondiente proceso de desescalada. 

Resaltan que, pese a reclamarse reiteradamente y haberse anunciado también en múltiples ocasiones, "la Administración ahora saliente no ha ofrecido a los centros y a la comunidad educativa en general unas instrucciones claras y uniformes que, salvaguardando la autonomía de los centros educativos, guíen de forma segura y clara sobre el desarrollo de lo que resta del actual curso y, lo que casi es ya más importante, sobre cómo se desarrollará el comienzo del próximo curso 2020-2021".

Además, añaden en la nota de prensa, que el pasado viernes la Consejería saliente "remitió a todos los centros educativos de Canarias una serie de inconexos documentos con vagas recomendaciones en los que se proponía la vuelta a las aulas de determinado alumnado para ¡hoy lunes 25 de mayo! En los mismos y aludiendo a inexistentes consensos con los diferentes sectores de la Comunidad Educativa, se añadía además, inopinadamente, al alumnado de 6º de Educación Primaria dentro de aquellos llamados a incorporarse voluntariamente a los centros a partir de hoy mismo".

Por otro lado, desde el STEC-IC señalan que la Consejería de Educación, amparándose "erróneamente" en la autonomía de los centros educativos, ha intentado descargar la toma de importantes y delicadas decisiones, así como toda la gestión de la desescalada en los equipos directivos de los centros educativos "convertidos de un plumazo en expertos en Prevención de Riesgos Laborales, cuestión que muchos equipos directivos han rechazado rotundamente".

Los centros educativos, continúa relatando el comunicado, más allá de respetar sus particularidades y autonomía, "deben contar con un protocolo claro y sin ambigüedades que guíe el tránsito hacia la 'nueva normalidad educativa' y, muy especialmente, la paulatina reanudación de la actividad educativa presencial con todas las garantías de seguridad necesarias". 

Para el STEC-IC, la Consejería de Educación ha estado sumida en los últimos meses en la "parálisis y en la inoperancia", abordando que hay que solventarlo con la máxima urgencia y con el "rigor que la gravedad de la situación requiere".

Ante todo ello y conociendo la dimisión de la Consejera de Educación, María José Guerra Palmero, desde el STEC-IC instan directamente del presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, "a conformar inmediatamente un nuevo equipo de gobierno competente y cohesionado en Educación a fin de poner fin a la actual situación de descontrol y desgobierno así como a la absoluta desconexión de la dirección de la Consejería de Educación con los centros y el conjunto de la Comunidad Educativa".

Para finalizar el comunicado, el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Canarias explica que siempre hna procurado actuar de forma responsable intentando “arrimar el hombro” con todas las administraciones educativas en beneficio de de la Escuela Canaria y de sus trabajadores/as "pero para ello, en estos momentos, es necesario trazar un rumbo adecuado contando con todos los sectores del ámbito educativo y buscando acuerdos y consenso reales".