El reto de los nueve puntos

El Tenerife tiene nuevo reto: ganar tres partidos ligueros seguidos. No lo logra desde hace casi cuatro años. Y no ha sido por falta de oportunidades. Lo ha intentado en doce ocasiones –una de ellas, en la promoción de ascenso a Primera División– y el viernes ante el Oviedo tiene una nueva opción de lograr ese 'pleno al nueve'. Esta vez será con el Heliodoro como aliado y con el premio añadido de alimentar el sueño de los 'playoffs' de ascenso.

Joseba Etxeberria puede lograrlo en sus primeros cinco partidos dirigiendo al conjunto insular
El 20 de abril de 2014, un remate desde fuera del área de Quique Rivero a diez minutos del final certificaba el triunfo (3-2) del Tenerife ante el Numancia y permitía al grupo que dirigía Álvaro Cervera sumar su tercer triunfo liguero consecutivo. Desde entonces han pasado casi cuatro años y el equipo blanquiazul no ha vuelto a encadenar tres victorias en LaLiga 1|2|3. Y ha tenido una docena de ocasiones de acabar con este particular gafe.

Diez de esos intentos acabaron en empate. Los diez primeros. Y es que el reto que el Tenerife pretende superar el viernes contra el Oviedo tuvo durante años una curiosa particularidad: una vez obtenidas dos victorias ligueras seguidas y planteado el desafío de “lograr nueve puntos de nueve posibles”, el propósito acababa con una igualada en el tercer encuentro. Y lo que es peor: siete de esos choques tuvieron como escenario el Heliodoro.

La primera opción de lograr un 'pleno al nueve' llegó en la campaña 14-15, aún con Cervera en el banquillo. Tras ganar al Barcelona B en el Heliodoro y al Zaragoza en La Romareda, el Tenerife recibió al Alavés con la opción de colocarse en la undécima plaza y alejarse del descenso tras un mal inicio de curso. No hubo forma. Un gol de Ifrán igualó el tanto inicial de Ion Vélez, pero el cuadro vitoriano resistió el arreón final de los locales.

Al curso siguiente, el Tenerife tuvo hasta cuatro oportunidades de encadenar tres victorias. La primera opción, aún con Agné como técnico, se dilapidó en Almería ante un rival en zona de descenso. Los blanquiazules se adelantaron en el marcador, pero tuvieron que conformarse con arañar un empate en el último minuto con un milagroso tanto de Aurtenetxe (2-2). Luego, con Martí en el banquillo, tampoco se pudo rematar la faena y firmar un 'pleno al nueve'.

Durante la presente temporada ya tuvieron opción de conseguir este 'reto'. Sin embargo, tras ganar al Zaragoza y al Barcelona B, perdieron en su visita a Valladolid
El técnico balear tuvo hasta diez oportunidades de lograr tres victorias ligueras seguidas. Las tres primeras, en el curso 15-16 y al amparo del Heliodoro. De hecho, se estrenó como entrenador con dos triunfos ante Alavés (casa) y Albacete (fuera), pero no pudo encadenar una tercera victoria al igualar en la Isla con el Córdoba (1-1). Esa campaña, Numancia (0-0) y Almería (0-0) también impidieron que Martí acabara con este peculiar gafe.

El curso pasado, el Tenerife 16-17 tuvo cinco opciones de firmar tres victorias seguidas en LaLiga 1|2|3 y la racha se quebró siempre con un empate. Ante Mallorca (0-0), Huesca (1-1) y Mirandés (1-1) fue en el Heliodoro; y frente a Sevilla Atlético (0-0) y Rayo (1-1), como visitante. En la cita con los oscenses, el equipo blanquiazul se quedó a cinco minutos de lograr el 'pleno al nueve', pues Urko Vera empató a apenas cinco minutos del final.

Image

Además, durante los 'playoffs' por el ascenso, el Tenerife encadenó dos triunfos, en este caso en el Heliodoro contra Cádiz (1-0) y Getafe (1-0), para luego cosechar una derrota (3-1) en la devolución de visita al Getafe. Y ya este curso, tras debutar con dos victorias ante Zaragoza (1-0) y Barça B (0-3), no se pudo lograr el tercer éxito seguido al caer (2-0) en Valladolid. Ante el Oviedo llega la decimotercera ocasión de superar el reto. O para los supersticiosos, la 12+1.

Y en una competición donde el tópico apunta que “ganas tres partidos seguidos y te pones arriba” o “pierdes tres partidos seguidos y te metes abajo”, encadenar tres triunfos tiene una importancia vital.