enfermedades raras

El Programa de Intervención Psicológica en Enfermedades Raras llegó a 1.500 personas en 2020

Tubigú

El Programa de Atención, Formación  e Intervención Psicológica en Enfermedades Raras y/o crónicas, que desarrolla el Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife mediante un convenio con el Cabildo de Tenerife (a través del IASS), benefició el pasado año a más de 1.500 personas en toda la isla, una cifra alta, teniendo en cuenta las limitaciones por la  pandemia, informa en un comunicado el COP.

Con esta adaptación a las circunstancias, y sin olvidar el fin de este programa, se logró realizar un total de 94 intervenciones psicológicas y 656 sesiones con pacientes y familiares, así como los talleres formativos con las asociaciones ­-el otro eje de actuación­-, por vía telemática.

En general, el proyecto persigue el afrontamiento y la adaptación a la enfermedad rara y/o crónica y una mejor calidad de vida de los y las usuarias, para lo cual cuenta actualmente con un equipo de diez profesionales: dos coordinadoras del proyecto, 4 psicólogas de intervención clínica y 4  psicólogas para la intervención formativa.

Objetivos generales del Programa

El programa contempla como objetivos generales prestar apoyo psicológico en el proceso de cambio que supone padecer una enfermedad rara/crónica e intentar minimizar su impacto emocional, para reducir el riesgo de consecuencias psicopatológicas.  Asimismo, promueve que la persona afectada y su familia se hagan responsables de su propio bienestar.

Y más en concreto persigue aliviar el sufrimiento, tanto emocional como físico; mejorar la forma de actuar de las personas a corto plazo, reducir los efectos psicológicos negativos a largo plazo, transmitir el concepto de Mindfulness, transmitir el concepto de emociones y cómo nos influyen, y el manejo del estrés y la ansiedad, junto a las ya citadas habilidades comunicativas.

En su valoración del Programa en 2020, la decana del COP tinerfeño, Carmen Linares, subraya la importancia de este recurso y sus logros, en tanto que  "se evidencia una notable mejoría en la mayoría de las personas que acuden a las sesiones, así como un cambio en su dinámica vital y una percepción menor de estrés, lo que les ayuda en sus quehaceres diarios, en la comprensión y manejo de la enfermedad".

Asimismo, se hace eco del nivel de satisfacción de quienes acceden a los talleres, en tanto que  confirman que adquieren herramientas que les son útiles para su vida diaria y también para mejorar sus habilidades comunicativas. Los resultados apreciados ponen en relieve la necesidad de continuidad de estos proyectos, por ser imprescindibles para el acompañamiento de los usuarios y sus cuidadores.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...