El precio de la vivienda baja un 2,4 % en Canarias desde el estado de alarma

El precio de la vivienda nueva y usada acumula un descenso del 2,4 % en Baleares y Canarias desde que se declaró en marzo el estado de alarma hasta el término de junio, según los datos publicados este lunes por la agencia de tasación Tinsa.

En el caso del conjunto de España, los precios descendieron en ese mismo período un 1,1 %, con un mejor comportamiento en el caso de las capitales y grandes ciudades, donde el retroceso fue del 0,2 %.

En cambio, en la costa mediterránea la vivienda se depreció un 3,8 % con respecto al momento previo al estado de alarma y en las áreas metropolitanas cayó un 1,3 %.

Si la comparación se establece con junio de 2019, los precios acumulan un alza interanual del 5,4 % en Baleares y Canarias y del 2,4 % en las grandes ciudades y capitales.

#SECTORINMOBILIARIO | 🏠 El estudio de LACOOOP evidencia que el #confinamiento por #coronavirus ha llevado a que muchos canarios quieran mudarse o adquirir una vivienda que se ajuste a su casa ideal, en caso de que se repita.#Covid_19 #Canariashttps://t.co/MSAGfd8LCY

El director del servicio de Estudios de Tinsa, Rafael Gil, explica en una nota que tras más de dos meses "sin cambios significativos" en el mercado debido al estado de alarma, el índice basado en las tasaciones de vivienda nueva y usada muestra en junio "el primer ajuste generalizado de valores, con descenso respecto a marzo en todos los grupos geográficos".

La mayor variación de precios se dio en los mercados más dependientes de la demanda extranjera, como la costa mediterránea (3,8 % de caída desde marzo) y el grupo insular formado por Baleares y Canarias (2,4 % menos desde marzo).

La evolución en las áreas metropolitanas se mantuvo en el entorno de la media nacional, con un descenso del 1,3 % desde el mes en que se inició el estado de alarma.

En los municipios del interior agrupados en "Resto de municipios", el ajuste ha sido también moderado, con un descenso del 0,6 % desde marzo.

En cuanto a la variación desde mínimos y máximos, el precio medio de las viviendas en España es un 16,6 % superior al mínimo registrado en febrero de 2015, con revalorizaciones más intensas en las islas (33,1 % más que su mínimo en la crisis) y en las capitales y grandes ciudades, un 25,9 % más desde el menor precio medio registrado en este grupo en la última década.