El posible efecto al juego online por el coronavirus

AdminsitradoresFincasSC

El coronavirus (Covid-19) ha provocado la mayor crisis sanitaria en el último siglo. La pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad Covid-19, ha paralizado el deporte mundial. La mayoría de las principales competiciones deportivas en todo el mundo se han suspendido o cancelado en las últimas semanas, salvo en algunos países de África y Sudamérica.

Todos los deportes se han visto afectados, lo que supone pérdidas millonarias y problemas de calendario en este año 2020 marcado por dos acontecimientos de gran envergadura, los Juegos Olímpicos de Tokio y la Eurocopa de fútbol. Con la parálisis mundial del deporte y la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno, las casas de apuestas también se verán afectadas. Los operadores de casas de apuestas, como los que podemos encontrar en Casino Professor, se enfrentan a un reto enorme y sin precedentes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) definió el coronavirus causante del Covid-19 como una pandemia global. Un coronavirus que ha provocado que en España se decrete el estado de alarma durante 15 años, que obliga el cierre de la mayoría de los negocios, menos los supermercados como se puede comprobar aquí. Entre ellos se encuentran las casas de juego y apuestas.

Un cierre que provocará pérdidas considerables para el juego presencial. Alejandro Landaluce, director general del Consejo Empresarial del Juego (Cejuego), señala que esta situación supone una ruina importante para las casas de juego y apuestas, aunque en este capítulo inicial de la crisis sanitaria y económica del coronavirus es imposible de cuantificar. Por este motivo, la patronal más importante del juego privado en España está valorando un plan estratégico común de todas las casas de apuestas para afrontar esta situación.

Las apuestas movieron 6.963 millones de euros en 2018, según los últimos datos oficiales publicados por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) en ordenacionjuego.es. Una cifra que representa el 50% del sector del juego en España. Aunque es muy pronto para afectará el coronavirus en el sector del juego, ya que hay muchos factores que aún son volubles (duración de la crisis sanitaria, ayudas del Gobierno al sector, soluciones de las autoridades deportivas, etc.), todo hace indicar que esa cantidad bajará considerablemente en este 2020, debido a que en estos momentos sólo se puede apostar de forma online y el número de eventos deportivos en todo el mundo es especialmente reducido. De momento, la Eurocopa de fútbol, que se iba a disputar en unos meses, se ha aplazado hasta 2021 a causa del Covid-19, por lo que ya supone un grave contratiempo para las casas de apuestas.

Más allá del cierre temporal de las casas de apuestas, la pandemia global del coronavirus también tendrá importantes consecuencias para el juego online. Así lo asegura la Asociación Española de Juego Digital (Jdigital), que prevé "una tendencia negativa en el segundo trimestre de 2020”.

A pesar de que la oferta existente de los operadores es muy amplia y global en la actualidad, el futuro cercano de las casas de apuestas dependerá del número de competiciones deportivas que se aplacen en esta crisis sanitaria y del tiempo que dure esta suspensión. Con las cinco grandes ligas de fútbol paradas (Inglaterra, Italia, Alemania, España y Francia), así como la NBA, la Liga Endesa, la Euroliga o los torneos de tenis, la esperanza de los operadores radica en las competiciones oficiales que resisten.

Las cancelaciones a causa del coronavirus de las competiciones profesionales más populares del mundo, como es el caso de LaLiga, ha afectado directamente a nivel de oferta de las casas de apuestas. Estas competiciones son las que más atraen a los usuarios, por lo que generan más movimientos en el ámbito digital. A pesar de ello, los operadores cuentan con una oferta amplia, con competiciones de todo el mundo. Sin ir más lejos, la Superliga de Turquía, máxima categoría del fútbol profesional en Turquía, fue una de las principales atracciones de las casas de apuestas del pasado fin de semana. Turquía, país que habitualmente pasa desapercibido en el mundo de las apuestas deportivas, es el único país de Europa que no ha seguido las recomendaciones de los expertos internacionales y continúa disputando sus encuentros a puerta cerrada, tanto de fútbol como de baloncesto, según el calendario previsto.

La amenaza del coronavirus no afectará de la misma forma al sector del juego. Mientras que las casas de apuestas serán las principales damnificadas, los casinos online pueden verse beneficiados por el confinamiento. Sin ir más lejos, Los Angeles Times señala que el Covid-19 ha hecho que los apostadores se muden a los casinos online tras el cierre temporal de los establecimientos de juego físicos. De esta forma, los operadores de juego online pueden registrar un aumento considerable en el volumen de sus ingresos durante el tiempo que dure esta crisis sanitaria que afecta a todo el mundo. Al fin y al cabo, los aficionados a los juegos de azar tienen la posibilidad de disfrutar de sus modalidades de juego favoritas mientras permanecen en sus casas.

hospiten1350oct2020

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...