El Phishing: Lo que no te cuentan

Tuvigú

En este vídeo hablaremos de una práctica ilegal que cada vez se denuncia más y en el que la tecnología juega un papel fundamental: El phishing.

Antes de nada, hay que avisar de que no existe un sistema operativo que esté a salvo del phishing ya que este se basa en la ingeniería social. Es decir, en obtener la información a través del engaño a los usuarios y no penetrando en las capas de seguridad de una cuenta. Y es que este tipo de estafas se basan en las debilidades humanas para conseguir su objetivo.

Entre los diferentes tipos de phishing los hay que se realizan a través del correo electrónico. Los estafadores envían correos masivos haciéndose pasar por una empresa o entidad a fin de conseguir que el usuario introduzca sus datos personales como una contraseña o un número de cuenta.

Por otra parte, los enlaces adjuntos en los correos también pueden tener su parte de implicación. Los estafadores suelen copiar mensajes legítimos de entidades para luego colocar enlaces maliciosos y tomar el control del sistema.

Pero también hay phishings que son más especializados, en el que el estafador investiga previamente a la víctima, creando un contenido especializado y haciéndole confiar. Este tipo de amenaza afecta sobre todo a las empresas o a altos empresarios.

Otra vía para cometer phishing, sorprendentemente, es el wifi gratuito, mediante el cual los estafadores acceden de forma fraudulenta a las cuentas personales de los usuarios que se conectan. Los turistas suelen ser las grandes víctimas de este fraude al conectarse a redes gratuitas sin verificarlas.

Pero ¿Cómo podemos evitar caer en el phishing? Pues son los detalles los que nos pueden ayudar a no caer en la estafa.

En primer lugar, abre solo los correos de un remitente conocido. No pulse en los enlaces de correos sospechosos o enlaces que llevan a una dirección desconocida. Si no está seguro del enlace que figura en un correo lo mejor será acceder a la web manualmente y no mediante link. Por otra parte, asegúrese de que la url del sitio web está verificada como sitio seguro antes de insertar algún dato.

Para evitar caer en un fraude de phishing la atención en la legitimidad del remitente en correos, redes sociales e incluso páginas webs es fundamental, pues en muchas ocasiones son los pequeños detalles los que alertan a los usuarios antes de que sea demasiado tarde.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

CajaSiete Banner Noviembre